Violencia y secuestro azotan hasta a los diplomáticos en Venezuela

default: Violencia y secuestro azotan hasta a los diplomáticos en Venezuela

Once funcionarios de embajadas de diferentes países han sido víctimas de delitos, desde robos hasta secuestros.

Violencia y secuestro azotan hasta a los diplomáticos en Venezuela

Abril 12, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Juan Francisco Alonso | Corresponsal en Venezuela
Violencia y secuestro azotan hasta a los diplomáticos en Venezuela

Alerta. El ministro venezolano del Interior, Tareck el Aissami, con Guillermo Cholele en Caracas. El Aissami confirmó que identificaron la banda que secuestró al diplomático.

Once funcionarios de embajadas de diferentes países han sido víctimas de delitos, desde robos hasta secuestros.

Con una tasa oficial de 48 homicidios por cada 100 mil habitantes, que el año pasado se tradujo en más de 18 mil muertos, Venezuela figura en la actualidad entre los países más violentos e inseguros del mundo.La violencia ha tocado hasta los diplomáticos. En total once funcionarios de embajadas de diferentes países han sido víctimas de delitos, que van desde robos hasta secuestros. Los casos más recientes ocurrieron el lunes pasado cuando fue secuestrado durante 24 horas un funcionario del Consulado de Costa Rica y el 18 de marzo con el asesinato a la hija del cónsul honorario de Chile en Maracaibo. Además, ayer imputaron cargos contra tres capturados por asaltar a la casa del embajador de México en días pasados.Debido a la preocupación de las cancillerías de varios países esta semana el ministro del Interior de Venezuela, Tareck el Aissami, anunció que se conformará un cuerpo de custodia para los diplomáticos acreditados en el país.Entretanto, las embajadas y consulados han debido tomar medidas. “Las necesidades de escoltas y compañías de protección de cuerpos diplomáticos se ha incrementado mucho en los últimos seis, siete años, especialmente por la incidencia del secuestro”, reveló Valdemar López, presidente de la Asociación Venezolana de Ejecutivos de Seguridad (AVES), quien precisó que el blindaje de vehículos también es uno de los servicios más solicitados por los diplomáticos.Corrupción policialKaren Berendique, hija del cónsul en Maraicabo, murió a manos de agentes del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc).La joven tenía 19 años de edad y falleció como consecuencia de la ráfaga de disparos que recibió mientras se desplazaba junto a su hermano mayor en una camioneta rumbo a una fiesta. Los policías dispararon contra el vehículo porque los jóvenes no atendieron su voz de alto. De acuerdo con los familiares de la fallecida, los funcionarios no estaban bien identificados y temían que se tratarán de delincuentes que intentaban robarlos o secuestrarlos. Hasta el momento doce agentes se encuentran detenidos preventivamente y son señalados de la comisión de los delitos de homicidio, uso indebido de armas de fuego y quebrantamiento de pactos y convenios internacionales.El caso de la hija del cónsul volvió a poner en el tapete el tema de las malas prácticas policiales y, en particular, a las cometidas por el Cicpc, organismo que funge de asesor de la Fiscalía a la hora de investigar los delitos que ocurren en el país.En junio pasado tres personas que permanecían recluidas en una de las comisarías que la policía científica tiene en Caracas perdieron la vida. En un principio las autoridades de esa institución aseguraron que murieron debido a problemas respiratorios, versión que a los días se demostró falsa y salió a relucir que los encargados de la custodia torturaron a todos y cada uno de los fallecidos.Esto revela que en Venezuela hay una situación grave de Derechos Humanos que el Ejecutivo trata de desconocer. Lo ocurrido con la hija del cónsul no es un hecho aislado, sino una práctica reiterada de los cuerpos policiales”, denunció Marino Alvarado, coordinador de la organización Programa Venezolano de Educación-Acción en Derechos Humanos (Provea).El activista recordó que el Cicpc encabeza el ranking de los cuerpos más señalados de cometer abusos. “De las 173 denuncias de ajusticiamientos que recibimos el año pasado 37 (21,39%) fueron achacadas a ese organismo, lo cual es gravísimo es el llamado a investigar los crímenes cometidos por policías”, agregó.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad