Violencia sexual, un flagelo que toca a los niños caleños

Violencia sexual, un flagelo que toca a los niños caleños

Abril 11, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País/ Colprensa
Violencia sexual, un flagelo que toca a los niños caleños

En cualquier URI pueden denunciarse abusos contra menores de edad. En la Estación de El Lido, el número es 5135368.

En más del 70% de los casos de abusos sexual presentados en Cali, las víctimas son menores de edad.

Luego de que se conociera el caso de una presunta violación a cinco niños de 1, 4, 10, 6 y 12 años de edad en Timbiquí, Cauca, quienes tuvieron que ser atendidos en Popayán debido a que fueron infectados con sífilis, el Icbf hizo un llamado a las autoridades para que se luche por disminuir los niveles de violencia sexual contra los niños en todo el país. 

El caso, que fue rechazado vehementemente por la directora Nacional del Icbf, Cristina Plazas Michelsen, está en manos de un equipo de investigadores del CTI de Popayán que se desplazó hasta  Timbiquí para esclarecer los hechos relacionados con el supuesto abuso sexual.  

Según la Fiscalía, las tres niñas de 1, 4 y 10 años de edad, así como los dos niños de 6 y 12, son integrantes de una misma familia y fueron remitidos el pasado 8 de abril desde un centro asistencial de primer nivel, en Timbiquí, a un centro asistencial de nivel 3 en Popayán para ser tratados por la enfermedad de transmisión sexual.

A pesar de que las presuntas violaciones tuvieron lugar en el departamento del Cauca, las autoridades caleñas llamaron la atención sobre las cifras de violencia sexual contra menores en la ciudad, pues a la par que se conoció el caso de Timbiquí, en Cali fue capturado un hombre que habría abusado de una niña durante diez años. 

Según informó la Policía, el detenido, de 63 años, estaba siendo buscado por las autoridades por la presunta violación de una menor entre los años 1998 y 2008, desde que la niña tenía 4 años de edad.

De acuerdo con cifras de Medicina Legal, Cali es la ciudad en la que se presentan mayores denuncias por violencia sexual, incluyendo contra menores, luego de Medellín. Durante el 2014 se contaron un total de 1390 víctimas de violencia sexual en Cali, de las cuales, cerca del 70% correspondieron a casos de menores de edad.

La mayor parte de los casos, de acuerdo con la comandante de la Policía de Infancia y Adolescencia, capitana Marcela Narváez, se presentan en la zona oriente y ladera de la ciudad y, en general, indicó la uniformada, los agresores son personas cercanas a la familia de las víctimas. 

“Los mayores problemas de violencia sexual contra los menores de edad se presentan en los barrios de extracciones sociales bajas y medias, y en inquilinatos. Asimismo, hemos podido constatar que casi siempre los agresores resultan ser tíos, padrastros o personas cercanas al núcleo familiar”, indicó Narváez. 

Precisamente, uno de los casos más conocidos de abuso sexual contra menores en lo que va de este año en la ciudad,  se presentó en un inquilinato del barrio El Calvario, en donde una niña de la  embera katío de cuatro años de edad, fue abusada por uno de los miembros de la comunidad indígena.

A pesar de que las cifras de violencia sexual contra menores siguen siendo altas en la ciudad, las autoridades han registrado bajas en los últimos tres años. Según cifras de Medicina Legal, entre 2013 y 2012 se registró un descenso de casos del 21 %, descenso que se mantuvo en 2014. 

La capitana Marcela Narváez, recomendó a los padres de los menores, para evitar este tipo de situaciones, procurar no dejarlos al cuidado de personas que no sean de su entera confianza y prestarles atención cada vez que hablen sobre actos sexuales.  

Por su parte, la defensora de Familia del Centro de Atención Integral a Víctimas de Abuso Sexual (Caivas) de Aguablanca, Silvana Uribe, aclaró que   en el momento en que se tiene conocimiento sobre un caso de abuso sexual a menores, los padres o responsables del niño deben acudir en primera instancia a la Fiscalía para impartir la denuncia ante las autoridades sobre el hecho.

Evítelo en su hogar Los niños que no están bajo constante vigilancia  de sus padres suelen ser los más propensos a sufrir abusos sexuales. Entre las recomendaciones que da la Policía  para evitar el abuso a los niños, está el hablarles de la necesidad de hacer respetar sus partes íntimas de cualquier persona.
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad