Víctimas reclaman al Estado justicia por desaparecidos del holocausto del Palacio

Noviembre 06, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co
Víctimas reclaman al Estado justicia por desaparecidos del holocausto del Palacio

La Toma del Palacio de Justicia, en Bogotá, fue una operación del M-19 denominada Antonio Nariño, un asalto perpetrado el miércoles 6 de noviembre de 1985 por un comando de esta guerrilla.

Durante un acto público donde el Estado pide perdón por las víctimas de lo ocurrido hace 30 años, las familias exigen que éste no sea solo un acto protocolario y se conozca la verdad.

Los familiares de las víctimas y desaparecidos del holocausto del Palacio de Justicia ocurrido el 6 y 7 de noviembre de 1985, se dirigieron este viernes al país para reclamar verdad sobre los hechos y un reconocimiento de responsabilidad por parte del expresidente Belisario Betancur y de los militares que llevaron a cabo la retoma. 

Del acto público, en el que el presidente Juan Manuel Santos pidió perdón por los desaparecidos, hacen parte los integrantes del gabinete, familiares de las víctimas, organizaciones de derechos humanos, funcionarios de la Rama Judicial y representantes de la comunidad internacional.

Esta ceremonia cumple con una sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, que reconoció la responsabilidad del Estado por los desaparecidos y las víctimas del holocausto.

"Existió un modus operandi tendiente a la desaparición forzada de personas consideradas como sospechosas de participar en la toma del Palacio de Justicia o colaborar con el M-19", aseguró la Corte Interamericana de Derechos Humanos, Cidh.

Durante la conmemoración se hizo un recuento de la toma por parte del grupo guerrillero M-19, al igual que las acciones adelantadas por el Ejército para retomar de nuevo el control de los tribunales de justicia.

Los familiares de las víctimas dijeron que lo único que esperan es que quienes participaron en los hechos del Palacio de Justicia hablen con la verdad. 

Don Héctor Jaime Beltrán, padre de uno de los trabajadores de la cafetería del Palacio, aseguró que acepta el acto de perdón que se ordenó en cumplimiento de la sentencia que la Corte Interamericana de Derechos Humanos profirió en contra de Colombia por su responsabilidad en estos hechos, pero dijo que todavía no hay lugar a perdonar. “No es razonable perdonar al que no ha pedido perdón. El perdón solo será posible cuando los culpables reconozcan su responsabilidad”, dijo. Por su parte, Alejandra Rodríguez, hija de Carlos Augusto Rodríguez, administrador de la Cafetería del Palacio, quien salió vivo del edificio, aseguró que a un año de la sentencia de la CorteIDH no se ha avanzado lo suficiente para hallar la verdad de los hechos. “No es fácil avanzar con la tortura psicológica todos los días. Queremos la verdad completa y no a cuenta gotas”, dijo frente al presidente Juan Manuel Santos, rememorando a los familiares de víctimas de desaparecidos que fallecieron sin encontrar los restos de sus seres queridos. En su dura intervención, aplaudida por los asistentes con efusividad, Rodríguez exigió al Estado que responda: “¿Dónde están los desaparecidos del Palacio de Justicia? Este acto solo tendrá valor en la medida que no sea un acto protocolario”.A su turno, Maureen Urán, hija del exmagistrado auxiliar del Consejo de Estado, Carlos Horacio Urán, ejecutado extrajudicialmente, recordó a su padre y aseguró que la justicia fue vilmente atropellada hace 30 años, dando inicio a una época de violencia en el país. 

Así mismo, los familiares exigieron explicaciones sobre las recientes exhumaciones donde se comprobó la identidad de tres de las personas que según las investigaciones salieron del Palacio de Justicia aquel 6 de noviembre de 1985, pero jamás regresaron a sus hogares.

Se trata de Cristina Pilar Guarín, Luz Mary Portela y Lucy Amparo Oviedo, cuyos restos fueron entregados el pasado mes de octubre a sus familiares.

El 6 de noviembre de 1985 la guerrilla Movimiento 19 de Abril o M-19 asaltó la sede del Palacio de Justicia, en el centro de Bogotá, y demandó hacer un juicio público al entonces presidente Belisario Betancur (1982-1986).

El gobierno ordenó entonces la retoma del Palacio y a lo largo de casi dos días de enfrentamientos armados 100 personas, entre ellas los rebeldes y 11 de los 24 magistrados de la Corte Suprema.

[[nid:479504;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2015/11/palacio-justicia-home.jpg;full;{Muchos colombianos nacidos en las últimas tres décadas no terminan de entender la fecha trágica que hoy conmemora Colombia. El País se las explica 'con plastilina'.}]]

 

 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad