Víctimas que irán a La Habana, una complicada elección

Víctimas que irán a La Habana, una complicada elección

Agosto 07, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

Tras el foro, queda la difícil tarea de escoger la lista de los 60 representantes.

Reunir a diferentes víctimas del conflicto del país por primera vez y lograr que, pese a las dificultades que se presentaron, pudieran escucharse, conocerse y llegar a acuerdos, son unas de las grandes enseñanzas que dejó el Foro Nacional Sobre Víctimas en Cali, que concluyó el martes pasado.Sin embargo, queda un camino complicado para la ONU y la Universidad Nacional al escoger la lista de las 60 personas que viajarán a La Habana. Fabrizio Hochschild, representante de la ONU en Colombia, afirmó que ahora habrá una responsabilidad mayor al momento de elegir a los representantes de las víctimas que irán a Cuba, pues tanto el Gobierno como las Farc ya acordaron que escucharán a todos los afectados por el conflicto, sin importar cuál sea su origen.“Esto quiere decir que, si bien son unos diálogos con las Farc, hay personas que son víctimas del Estado que también quieren tener presencia en la mesa. Los foros regionales y el nacional permitieron visibilizar a diferentes damnificados por el conflicto y estoy seguro que los elegidos harán parte de un grupo plural y representativo”, explicó Hochschild.Los encargados de esta selección solo han dicho que el próximo 16 de agosto se tiene programado el primero de cinco viajes que se tendrían a La Habana, con los representantes de las víctimas. Para Alejo Vargas, director del Centro de Pensamiento y de Seguimiento al Conflicto de la Universidad Nacional, ahora hay una carrera contra el reloj para escoger 60 personas. “Los encargados de analizar las propuestas están muy aplicados en esa tarea y por eso es que no nos adelantamos a dar nombres, no es un juego y el proceso hay que respetarlo. La lista contendrá los nombres de las personas que seguramente le podrán dar rostro y voz a cada una de las víctimas". Tanto los voceros de la ONU como la Universidad Nacional pidieron a todas la víctimas comprender que es un proceso y que el hecho de que vaya una delegación a Cuba no quiere decir que todos los problemas se van a resolver. Para analistas, representantes de organizaciones y las mismas víctimas, es claro que el foro se dio en medio de un proceso que está buscando firmar la paz en el país y por ello era importante entender y comprender las dinámicas que se pudieran dar en ese contexto. El presidente del Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz (Indepaz), Camilo González Posso, destacó que la lección del foro fue que por primera vez se le dio espacio de encuentro a las víctimas y es ahí donde se logró entender que hay gran cantidad de organizaciones y grupos de afectados por el conflicto en todo el país que están a la expectativa de lo que pueda ser un proceso de paz, de verdad, de reparación.“Ahora hay que plantearse la discusión de lo que se viene. Independientemente de las personas que viajen a Cuba, hay que esperar si los que están sentados en la mesa van a empezar a asumir responsabilidades o si estarán dispuestos a crear una comisión de la verdad, como lo están exigiendo las víctimas. Ese punto aún lo veo muy crudo”, indicó Posso. A su vez, Lilia Solano, del Frente Amplio por la Paz con Justicia, coincidió con Posso, pero además de eso cree que aunque será una labor difícil la de esperar que el Gobierno y las Farc asuman responsabilidades, hay que estar pendiente porque de aceptar habrá que medir si la verdad que digan es esa y que asimismo se definan los mecanismos para implementar las propuestas. Entre tanto, las víctimas esperan estar bien representadas y que sus casos sean escuchados. Dora Cardona, víctimas de las Farc, expresó que fue bueno que al final del foro se presentaran unos acuerdos con todas las víctimas, “pero pese a esto es importante que los que viajen sean, en un 50 %, afectados directos de las Farc, para garantizar que los victimarios no diluyan los casos".“Esa representación deberá tratar de que las Farc reconozcan los hechos, no los desvíen e inicien a dar luces de dónde pueden estar los secuestrados, los desaparecidos, los cuerpos no entregados, otras víctimas no conocidas”, dijo Cardona, de 65 años de edad y quien tiene un hijo desaparecido hace 16 años.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad