Víctimas piden cese bilateral al fuego en Navidad

Víctimas piden cese bilateral al fuego en Navidad

Diciembre 16, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Resumen de agencias
Víctimas piden cese bilateral al fuego en Navidad

En la foto: las víctimas, los delegados del Gobierno y las Farc en La Habana.

Además se propuso un modelo de justicia transformadora donde se conozcan las verdades sobre causas y responsables del conflicto armado.

Después de contar sus historias de dolor y sus posiciones con respecto al proceso de paz, el último grupo de víctimas en asistir a la mesa de negociaciones donde se busca la terminación del conflicto armado le pidió al Gobierno Nacional que acepte una tregua bilateral por la temporada navideña.Así mismo, propusieron “avanzar en un modelo de justicia transformadora que supere la dimensión retaliadora, con el fin de que haya una verdad histórica sobre las causas y responsables del conflicto armado”.Según las víctimas, “solo esto permitirá encontrar caminos que darán paso a la reconciliación y a las garantías de no repetición”.Durante la reunión con los negociadores de Gobierno y Farc, las víctimas sembraron un árbol que simboliza el surgimiento y crecimiento de la paz y la reconciliación, que debería empezar con este proceso de diálogos.“Esperamos que este árbol signifique el respeto a la vida y el renacimiento de la esperanza para Colombia” afirmó el empresario caleño Mauricio Armitage, quien en dos ocasiones ha sido víctima de secuestro, una a manos de las Farc y otro de actores armados desconocidos.Víctimas, únicas heroínasLas víctimas del conflicto armado colombiano -que según la ONU son los únicos “héroes y heroínas” de una contienda con atrocidades de todos los bandos- terminaron ayer de entregar sus emotivos testimonios ante los negociadores de paz en Cuba y aseguraron que la negociación “es la única salida”. “Pensamos que el proceso de paz es realmente valioso, que es la única salida que tenemos a la guerra que hemos vivido”, dijo Camilo Villa, hijo de un abogado asesinado en 1992 por AUC. La quinta y última delegación de doce víctimas relató durante cinco horas sus dramáticas vivencias ante los equipos negociadores del gobierno y de las Farc, con el fin de que sus demandas sean incluidas en un eventual acuerdo que ponga fin a un conflicto de medio siglo, que ha dejado 220.000 muertos y 5,3 millones de desplazados.“Un punto fundamental que exigen las víctimas es un reconocimiento y el solo hecho de escucharles con mucho respeto ha sido una muestra de reconocimiento”, dijo a la AFP el jefe de la oficina de la ONU en Bogotá, Fabrizio Hochschild, quien coordinó el viaje de las delegaciones de víctimas a la isla.La exsenadora Piedad Córdoba participó junto a otras once víctimas para completar 60 afectados por el conflicto que relataron sus vivencias ante ambas delegaciones, encabezadas por Humberto de la Calle (gobierno) e Iván Márquez (guerrilla). Su presencia en el grupo fue defendida por compañeros de viaje. Córdoba narró el secuestro que vivió a manos de paramilitares en 1999, mientras que alcaldesa María Susana Portela, de Florencia, Caquetá, relató el ataque de las Farc en que recibió siete tiros en 2002, lo que la obligó a 10 cirugías y andar en silla de ruedas dos años.Por su parte, el cabo Juan Manuel Hernández, que perdió un ojo en un atentado de la guerrilla en 2002, sostuvo que hablaba “en nombre de todos los militares y policías muertos”. Esta sesión a puerta cerrada contó con la presencia de diplomáticos de los países “garantes” y “acompañantes” del proceso de paz: Noruega y Cuba, Chile y Venezuela, respectivamente.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad