Veredicto contra italiano en Colombia debería disuadir a pedófilos

Julio 21, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | EFE

La condena se conocerá en las próximas semanas y podría suponer entre 9 y 18 años de prisión para Pravisani por los delitos de estímulo a la prostitución, pornografía infantil y acto sexual con menor de 14 años.

La fundación española Tierra de Hombres considera que el veredicto de culpabilidad de la Justicia de Colombia contra un presunto pederasta italiano "debería tener un efecto disuasorio" sobre los turistas pedófilos que "operan con impunidad" en ese país.En un comunicado divulgado hoy, la fundación se hace eco del veredicto anunciado el pasado día 15 en la ciudad colombiana de Cartagena de Indias (norte) , donde el ciudadano italiano Paolo Pravisani fue declarado culpable de delitos sexuales con niños.La condena se conocerá en las próximas semanas y podría suponer entre 9 y 18 años de prisión para Pravisani por los delitos de estímulo a la prostitución, pornografía infantil y acto sexual con menor de 14 años.La Fundación dice que tras la condena a once ciudadanos colombianos involucrados en la prostitución de menores, éste es "un éxito" en su lucha "contra esta lacra que afecta a cientos de menores".Tierra de hombres ofrece apoyo legal a las víctimas en Cartagena de Indias bajo el proyecto de Lucha contra la Explotación Sexual en Niños, Niñas y Adolescentes (ESCNNA) , que desde 2008 cuenta con la colaboración del gobierno regional de Valencia.El comunicado recoge unas declaraciones del presidente de la Federación Internacional de Tierra de Hombres, Raffaele Salinari, según el cual la de Cartaghena de Indias es "una sentencia histórica, que rompe la conspiración de silencio y complicidad que durante años estaba sofocando a las víctimas de explotación sexual y protegiendo a los autores"."Mantendremos nuestro compromiso con las víctimas del turismo sexual hasta que los crímenes sexuales sean considerados crímenes contra la humanidad", añade Salinari.Cartagena es la ciudad con mayor turismo sexualLa Fundación dice en su comunicado que el turismo sexual "está ampliamente extendido" en Cartagena de Indias, una ciudad donde "la pobreza extrema y el conflicto armado entre el Gobierno y los rebeldes, son algunas de las razones por las que los menores acaban dentro de la explotación sexual para sobrevivir".En el aeropuerto de la ciudad, "algunos conductores de taxi ofrecen chicos y chicas jóvenes de todas las edades y colores de piel. Bares del centro de la ciudad facilitan niñas menores, de 13 y 14 años, con documentos de identidad falsos", dice Tierra de Hombres.Según la Fundación, "los clientes, principalmente personas mayores norteamericanas y europeas, llevan a las chicas a alguno de los hoteles baratos de la zona, abiertos día y noche. Es posible llevar menores a todo tipo de hoteles, desde el más lujoso al más barato, incluso aunque el acceso al hotel está supuestamente prohibido a menores".Y añade que "Los conserjes y los vigilantes nocturnos (de dichos establecimientos) pueden ser fácilmente sobornados".El caso comenzó en febrero de 2009, cuando el italiano Paolo Pravisani apareció en ropa interior en su vivienda junto a un joven de 14 años, quien estaba desnudo y convulsionando.El menor murió ese mismo día en una clínica cartagenera, al parecer por una sobredosis de drogas, principalmente cocaína.Durante el proceso judicial se comprobó que el italiano contrataba niños y los llevaba a su vivienda, en el populoso bario de Crespo, donde abusaba sexualmente de ellos.El presunto pedófilo también se fotografiaba en las fiestas, sin ropa y mientras practicaba sexo.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad