"Verdad y perdón, fundamentos para lograr la paz": nobel de paz 2003

Mayo 29, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Colprensa / El País

En Sudáfrica se acordó la creación de una comisión de la verdad y se decretó una amnistía para quienes confesaran sus crímenes ante dicha comisión.

Frederik De Klerk, expresidente de Sudáfrica y ganador del Nobel de Paz en 2003, estuvo en Bogotá compartiendo sus experiencias en el postconflicto sudafricano tras la guerra racial interna que azotó a ese país durante varios años y dijo que para lograr la paz son necesarios la verdad y el perdón. De acuerdo con el expresidente De Klerk, la abolición del Apartheid y la firma de la paz con grupos extremistas como el Congreso Nacional Africano (ANC por sus siglas en inglés) trajo grandes beneficios al país tanto en términos diplomáticos como económicos. “Antes, los países de la ONU nos tenían vetados comercialmente, ahora nuestra economía ha crecido paulatinamente”, afirmó. Durante la negociación en ese país, se acordó la creación de una comisión de la verdad y se decretó una amnistía para quienes confesaran sus crímenes ante dicha comisión. “Lo que hicimos fue permitir que solo se beneficiaran de esta amnistía aquellas personas que habían cometido delitos con motivación política”, afirmó De Klerk. Aunque reconoció que varias personas, incluido él mismo, no quedaron muy satisfechas con el concepto de que un asesino a sangre fría fuera perdonado, también afirmó que “fue una concesión que, como presidente, tuve que hacer para asegurar una paz duradera”. Agregó que, personalmente, hubiera preferido que se implementara un sistema como el que se aplicó en Namibia, donde cualquiera clasificaba para la amnistía, salvo cuando había cometido un asesinato premeditado o una violación carnal. Sin embargo la decisión popular determinó qué sistema se usaría. Entre otras cosas, la amnistía permitió que la población negra que siempre ha sido mayoritaria en ese país pudiera participar en elecciones, con lo que fueron elegidos para el parlamento varios integrantes del ANC quienes actualmente conforman también la mayoría política. Con esto también se logró que Nelson Mandela, quien había estado preso durante 27 años y fue liberado por De Klerk, llegara a la presidencia de Sudáfrica. De acuerdo con De Klerk, “hoy en día muchos de los militantes del ANC son luchadores por la paz, están en el Parlamento, ocupan cargos ministeriales y hacen parte del gabinete de gobierno”. Proceso de paz colombiano Ya hablando de la aplicabilidad de la justicia transicional para el caso colombiano, De Klerk aseguró que la retribución y la reconciliación, son dos conceptos mutuamente excluyentes. “Uno no puede pedir una retribución total y exigir castigo para todos los crímenes, cuando busca la paz”, afirmó. Para él, es de suma importancia que “la paz vaya de la mano con el perdón y la necesidad de empezar con la hoja en blanco para construir un mejor país”. También se refirió a quienes se oponen al proceso de paz diciendo que “en un sistema democrático, lo que importa es lo que decidan la mayoría de la población. Según él, aún existen minorías blancas en su país que sigue llamándolo traidor, porque permitió la reintegración racial y dejó que quedaran crímenes sin castigar". “Jamás logré convencerlos, a pesar de que, naturalmente, aquellas personas que no pudieron justificar sus crímenes ante la comisión fueron capturados, judicializados y están en la cárcel, siempre fueron fuertes opositores a la nueva organización social”, afirmó. Al final del proceso, cuando hubo dudas sobre si yo tenía apoyo democrático suficiente en las reformas que estaba implementando, se hizo un referendo entre la población blanca que nos dio luz verde con el 70% de aprobación. Según él, “en casos donde haya una oposición minoritaria, ésta tiene que aceptar lo que decida la mayoría, porque de eso trata la democracia”. Terminó aconsejando que en casos como el colombiano, “no se puede permitir que la oposición impida hacer lo que es necesario para la paz”. En este sentido, concluyó diciendo “creo que Colombia va por un buen camino y espero que este proceso llegue a feliz término”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad