Venganzas, el principal móvil de crímenes de mujeres

Venganzas, el principal móvil de crímenes de mujeres

Marzo 27, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País Cali, Buenaventura y Tuluá

En lo que va corrido de este año, 17 mujeres han sido asesinadas en Cali. Comunas 14 y 12, las de más casos.

Marta Lucía Cabrera, de 48 años, salió ayer en la mañana con su hijo para acompañarlo a la universidad y luego dirigirse a su lugar de trabajo, un apartahotel ubicado en el norte de Cali. Madre e hijo se movilizaban en una motocicleta negra marca Auteco que el joven de 19 años conducía. A las 7:05 a.m. se detuvieron en un semáforo, a la altura de la Avenida Vásquez Cobo con Calle 26, y mientras esperaban el cambio a luz verde, un hombre se acercó a Marta y le propinó varios disparos en la cabeza. La mujer murió de inmediato. Durante el ataque, su hijo resultó herido por el impacto de una bala en el hombro. El sicario, que se movilizaba como parrillero en una motocicleta, fue capturado por las autoridades, mientras que el hombre que manejaba el vehículo logró huir. El detenido, de 19 años, tenía en su poder el arma homicida: un revólver calibre 38 con capacidad para seis proyectiles, que fueron disparados en su totalidad.El hijo de la víctima se recupera en el hospital Rafael Uribe Uribe. Los móviles de este asesinato aún no han sido esclarecidos por las autoridades.Preocupan cifrasDe acuerdo con el balance del Observatorio Social de Cali, Marta Lucía Cabrera es la mujer número 17 que ha sido asesinada este año en la ciudad.El año pasado asesinaron a 114 mujeres. Asimismo, la semana pasada Medicina Legal reveló un informe que ubicó al Valle del Cauca como el departamento más violento para las mujeres en el país, con 256 casos. En la capital del Valle se presentó el 44% de los casos.Entre tanto, de las mujeres asesinadas este año en Cali, once murieron por heridas con arma de fuego, cuatro por arma blanca y tres por otros tipos de arma. En cuanto a los móviles, cinco de estos homicidios -incluido el de Marta Lucía- están sin establecer, seis fueron por venganzas personales, tres por intentar robarles, dos por bala perdida y uno por líos pasionales.De acuerdo con Gloria Hurtado, psicóloga clínica, el alto uso de armas de fuego se debe a una necesidad psicológica de los victimarios de no “ensuciarse las manos”, como sucedería en el caso de emplear una navaja, que requiere el contacto directo con la víctima. “El homicida piensa que la persona merece morir. Si no se ensucia con su sangre es como si no lo hubiera hecho y además le representa el no ser culpable de determinada acción”.Respecto al rango de edades de las víctimas, según el Observatorio Social de Cali, seis de ellas estaban entre los 18 y 25 años, seis entre los 26 y 35 años, tres eran menores de edad y dos eran mujeres mayores de 35 años.La Comuna 14 fue la que reportó más muertes violentas de mujeres durante el año pasado, con doce casos. En el 2012 la comuna con mayor número de homicidios es la 12, con tres casos, seguida de la 15 y 17, con dos cada una.El hecho más reciente en el que las víctimas fueron mujeres se presentó el miércoles 14 de marzo, cuando dos hermanas que habían llegado a Cali desde España, para visitar a sus familiares y celebrar el cumpleaños de su madre, fueron baleadas por dos hombres que se movilizaban en bicicletas.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad