“Vamos a aplicarles el remedio a todos”: indígenas del Cauca

Julio 16, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Antonio José Caballero, especial para El País.

Un líder de la Guardia habló de las medidas que tomarán para defender sus territorios.

Usted que sigue siendo líder de la guardia indígena, ¿cómo ve a la comunidad en este momento, ya no aguantan más?Creo que a la gente se le rebosó la tasa, hace un año lo de la chiva bomba fue la gota que derramó la copa. Ha sido un año horrible aquí en Toribío, hace cinco días encontramos las piernas destrozadas de una compañera, que ahora está muy grave en Cali. En Jambaló también hirieron de un tiro al inspector de la comunidad, entonces son muchas cosas que la gente ya no aguanta. Acá el problema no es de una política de seguridad, el problema es que los habitantes están cansados. Hace quince años yo viví sabroso en Toribío, recuerdo que bailábamos, pero ahora ya no. La mayoría de la gente no sabe si reconstruir o no sus casas, porque en unos meses otro ataque se las puede tumbar.¿Cómo es la situación de los niños?Los niños mantienen asustados por los bombardeos tan verracos que ocurren. Yo siempre digo que aquí hay ‘súper niños’ porque les toca vivir unas situaciones muy duras, ir a la escuela sabiendo que están ametrallados o a veces tienen que dejar de estudiar. Esta vida es muy aburridora. Uno aquí no entiende de política ni de seguridad, solamente espera a qué hora un tiro le cambia la vida. Yo conocí a unos muchachos que estaban jugando parqués cuando de repente una bomba les cayó encima, uno de ellos creó que alcanzó a recuperar la vista, pero todo fue muy tenaz. Hay otros niños que han perdido la vida o sus ojos por los ataques. ¿Qué decisiones ha tomado la comunidad?Una de las decisiones es que ya no se van a aguantar más. La guerrilla nos cogió de marranos, a tirarnos siempre. Por eso la comunidad decidió ir hasta donde esté un miliciano, hasta donde tiren un ‘tatuco’ (explosivo artesanal) allá iremos a recogerlo y si tenemos que coger a los guerrilleros, pues también. Como se dice en la ley ordinaria, aquí vamos a judicializarlos a todos, a aplicarles el remedio, eso es lo que han decidido los gobernadores: ‘juetiar’ como sea.¿Y también van a destruir los ‘lanza tatucos’?Sí, el día que vino el Presidente (11 de julio) cogimos varios. Nosotros no quisimos atenderlo a él, sino que nos fuimos para la torre a buscar los ‘tatucos’ porque aquí el Gobierno habla de la seguridad democrática pero mientras Santos hablaba los guerrilleros seguían disparando a menos de media hora de distancia de donde él estaba. Entonces nosotros decidimos ir a decomisar esos explosivos y a destruir las trincheras, pues por eso es que han caído muchos ‘tatucos’ en las casas, no hay justificación para dejarlas. ¿Y con el Ejército y la Policía ya se levantaron?Ya les levantamos todas las trincheras. Ellos quedaron como los pollitos cuando les matan la gallina, quedaron regados por todo lado. Ya nosotros les dijimos que tienen que salir de nuestro territorio, la guardia se posicionó y seguimos en ese ejercicio. ¿Y están buscando a los comandantes guerrilleros de esa zona para hablarles? Sí, hay comisiones en busca de ellos. Queremos decirles: “Hermano, se acabó esto, ya no aguantamos más”. Es que sabemos que ni el Ejército va a poder con la guerrilla ni la guerrilla se va a tomar el poder. Pero si ellos se quieren matar que vayan y suban al páramo y se maten entre ellos, pero que no sigan jugando al gato y al ratón porque aquí ni siquiera combaten sino que juegan a la escaramuza, el uno le tira y el otro también y en eso se la pasan. Si estuvieran en guerra se darían hasta tumbarse, pero no es así. Si son tan verracos, que el Ejército se meta donde están las Farc y los guerrilleros cojan a la Fuerza Pública. ¿Por qué la guerrilla puede ubicar un retén en plena carretera? En El Palo (corregimiento que comunica a Caloto con Toribío) hay un retén a la salida, uno sube diez metros en carro y se los encuentra, ahí uno ve como es la situación de paradójica. Eso es lo que vivimos por acá, por eso la gente se cansó y ya decidimos que vamos a coger a todos esos comandantes, les decimos o se van o sino les aplicamos la regla. También a todo el que tire un ‘tatuco’, lo vamos a coger. Ese es el lado bueno de los líderes de la comunidad.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad