Uno de los militares fallecidos en avión de la FAC era tulueño

Uno de los militares fallecidos en avión de la FAC era tulueño

Septiembre 13, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País - Tuluá

En las próximas horas serán trasladados a Tuluá los restos mortales del técnico en aviación, Álvaro José Gómez Viveros de 30 años, oriundo de esta ciudad, quien murió en el accidente de una aeronave de la Fuerza Aérea Colombiana registrado la semana pasada en el departamento del Meta.

En las próximas horas serán trasladados a Tuluá los restos mortales del técnico en aviación, Álvaro José Gómez Viveros de 30 años, oriundo de esta ciudad, quien murió en el accidente de una aeronave de la Fuerza Aérea Colombiana registrado la semana pasada en el departamento del Meta.Carlos Augusto Viveros, presidente de la Cruz Roja en Tuluá, dijo que su nieto llevaba diez años en esa institución y que la última vez que estuvo visitando a sus familiares en esta ciudad fue hace 20 días cuando llegó de un viaje de los Estados Unidos.“Mi nieto era una persona muy dedicada a su profesión y a sus estudios”, dijo entre sollozos el señor Viveros.Este suboficial de la FAC era tecnólogo en sistemas de radiotelecomunicaciones y en febrero próximo recibiría el título como ingeniero.Como se recordará, el avión, que había desaparecido el pasado martes por la noche, fue ubicado el domingo en un lugar de la cordillera Oriental, a más de 3.000 metros de altura.La tripulación de la aeronave estaba integrada por el teniente coronel, Arturo Ernesto Colmenares; el mayor Juan Camilo García; los subtenientes William Edilberto Caviedes y Cristóbal Navarro y los técnicos, Luis Fernando Rojas y el tulueño, Álvaro José Gómez Viveros.El aparato accidentado era un bimotor del Tipo King 350 de fabricación estadounidense, dedicado a labores inteligencia y se encontraba desaparecido minutos después de despegar de la terminal militar de Bogotá el pasado martes.El cadáver del suboficial tulueño será sepultado este martes en el cementerio Campo de Paz Los Olivos.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad