Uno de los máximos capos mexicanos habría muerto en enfrentamiento

Julio 29, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Agencia EFE

Ignacio 'Nacho' Coronel, uno de los máximos capos del cártel del Sinaloa, murió en un enfrentamiento con el Ejército mexicano en el estado de Jalisco, oeste de México, informaron este jueves fuentes periodísticas.

Ignacio 'Nacho' Coronel, uno de los máximos capos del cártel del Sinaloa, murió en un enfrentamiento con el Ejército mexicano en el estado de Jalisco, oeste de México, informaron este jueves fuentes periodísticas.Una fuente oficial dijo a Efe que la Secretaría de la Defensa (Sedena) daría una conferencia de prensa para dar detalles del caso Nacho Coronel, sin ofrecer mayor información.La estadounidense Oficina Federal de Investigaciones (FBI) ofreció recientemente una recompensa de cinco millones de dólares por información que condujera a la captura de Coronel y ha afirmado que se trata de un delincuente "armado y peligroso".El FBI indicó que Ignacio Coronel es líder de una de las organizaciones más poderosas del tráfico de drogas de México.Añade que aunque su base de operaciones es en México su "alcance de influencia y operaciones alcanza a Estados Unidos, varios países europeos, centroamericanos y suramericanos".Versiones de medios locales afirman que Nacho Coronel cayó en un operativo del Ejercito en el municipio de Zapopan, en la zona conurbada de Guadalajara, capital de Jalisco.Según estas fuentes, en el operativo se detuvieron a otras 10 personas durante la revisión de tres casas.Algunas fuentes afirman que el capo fue solamente detenido, pero la mayoría de los medios locales aseguran que murió en el enfrentamiento que comenzó después del mediodía.Según el FBI, Nacho Coronel nació en 1954 en Veracruz. La violencia no cesaLas fuerzas de seguridad mexicanas localizaron este jueves quince cadáveres en un poblado a 100 kilómetros al sur de la ciudad de Matamoros, en la frontera entre México y EE.UU., informó una fuente oficial.Los cuerpos de trece hombres y dos mujeres presentaban signos de tortura e impactos de arma de fuego.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad