“Univalle no puede ser tierra de nadie”: rector Édgar Varela

“Univalle no puede ser tierra de nadie”: rector Édgar Varela

Junio 07, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co
“Univalle no puede ser tierra de nadie”: rector Édgar Varela

Completamente incinerada, así quedó la taquilla de la estación Univalle del MÍO en las protestas de la semana pasada.

El rector dijo que en una búsqueda hecha por sus funcionarios, encontraron caletas de droga y hasta sembrados de marihuana.

Sembrados de marihuana, caletas de droga y cambuches artesanales fueron encontrados dentro del campus  principal de la Universidad del Valle, este fin de semana, en desarrollo de una pesquisa adelantada por funcionarios de la propia universidad. 

Así lo informó el rector Édgar Varela, quien indicó que este operativo se hizo aprovechando los dos días de cierre de la institución (viernes y sábado), decretados por las directivas  luego de que el jueves se presentaran disturbios que dejaron dañada la estación del MÍO que queda al frente de la sede Meléndez. 

“Teníamos información de que los grupos que hicieron esto querían repetirlo el viernes y articularlo a las protestas que se están dando a nivel nacional. El cierre  fue una medida de cautela”, precisó.

El rector dijo que se hizo una búsqueda de explosivos en el campus, así como “una intervención en el tema del microtráfico, que está presente en la universidad desde hace décadas y al cual no se le ha enfrentado adecuadamente”.

Añadió que es falso que esto se haya hecho con acompañamiento de Policía y Sijín y dijo que este martes presentó un informe detallado sobre el particular al Consejo Académico, porque “la universidad no puede ser tierra de nadie, no puede ser un espacio para que en el Sur se expanda el microtráfico y no se puede mantener la idea de que aquí  siempre habrá tropeles y disturbios”.

El rector dijo que si hubiera intervenido la Policía se trataría de un allanamiento, cosa que no ocurrió. 

Varela dijo que se propondrá recuperar la soberanía de la comunidad universitaria sobre su campus frente a grupos criminales externos que actúan sobre el mismo.

Dijo que habrá una política de control de accesos. “Quienes han ingresado saben que allí no se pide carné y que ahora entrar salir requerirá identificar los visitantes y carnetizarlos, además se indagará para dónde van las personas”.

También se dijo que se mejorará la iluminación, pues “muchos de estos lugares donde se han establecido estos grupos los vamos a volver espacios lúdicos con actividades deportivas, habilitaremos lugares de estudio para que no sean tierra de nadie, como tradicionalmente han sido, para que estudiantes y docentes estén tranquilos y no se sometan, como a veces ocurre, a robos, cosa que lamentablemente ha venido ocurriendo. En esto hay una voluntad muy grande la comunidad universitaria”.

Frente al operativo, algunos estudiantes se quejaron porque se destruyó una huerta de un colectivo de alumnos, “sin verificar si estos están registrados en Bienestar Universitario”.

José Melcíades Sánchez, coordinador nacional de Derechos Humanos del Sintraunicol, dijo que si bien la universidad necesita una orden, se debió informar la acción previamente.

“Los disturbios de la semana pasada no se le pueden achacar a los estudiantes, porque eran 15 vándalos con la cara tapada y esta comunidad es de 25.000 personas”, acotó el directivo sindical.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad