Una extorsión sería el móvil del atentado con bomba en Quibdó

Una extorsión sería el móvil del atentado con bomba en Quibdó

Febrero 27, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Colprensa y Redacción de El País
Una extorsión sería el  móvil del atentado con bomba en Quibdó

Según las autoridades, las Farc están detrás de un ataque con explosivos a un supermercado en Quibdó.

Una mujer reconoció que dejó el paquete a cambio de $50.000. Cuatro personas murieron.

La joven detenida por haber abandonado el paquete bomba en un supermercado de Quibdó, Chocó, le dijo a la Policía que le pagaron $50.000. La explosión en el supermercado Mercames, ocurrida en la noche del martes, dejó cuatro personas muertas y 14 heridas. El ataque, que despertó el rechazo de diferentes organismos y personalidades, al parecer fue cometido para presionar el pago de una extorsión, indicaron las autoridades.La Policía agregó que la mujer, de 24 años, es madre de tres menores de edad y es cabeza de hogar. Para su captura se analizaron los videos de seguridad del local afectado.El presidente de la República, Juan Manuel Santos, en su cuenta de Twitter felicitó al director de la Policía, general Rodolfo Palomino, por la captura de esta mujer. Y pidió: “Hay que ir detrás de autores intelectuales”.“Nuestra solidaridad con Quibdó y las familias de las víctimas de atentado terrorista de anoche”, expresó el mandatario.Por su parte, el Defensor del Pueblo, Jorge Armando Otálora, se pronunció respecto al ataque que fue perpetrado por desconocidos en el centro de Quibdó y rechazó este tipo de acciones que ponen en riesgo a la población civil. Además, precisó que las versiones conocidas por él hablan de una extorsión al dueño del supermercado.“Las primeras versiones que hemos recibido señalan que se trataría de un caso de extorsión, pero de ninguna manera se justifican hechos como los que hoy enlutan a Quibdó”, manifestó el Defensor. De igual forma, el funcionario le ordenó al Defensor Regional, Luis Enrique Abadía, participar en el Consejo Extraordinario de Seguridad convocado durante la mañana de ayer. La Defensoría Regional reportó que a los heridos los trasladaron al Hospital San Francisco de Asís, a la Clínica Vida y a la IPS Confir.Entre los muertos estaban Alexánder Palacios, Carlos Valencia y Óscar Martínez Mosquera, quienes trabajaban en el lugar. La hija del dueño del supermercado, identificada como Sandra Giraldo, también falleció.De acuerdo con el coronel Rafael Vanegas, comandante de la policía en Chocó, los atacantes “colocaron un artefacto explosivo en un supermercado en el centro de la ciudad de Quibdó, causaron la muerte de cuatro personas -tres hombres y una mujer- y 10 heridos, de los cuales nueve ya fueron dados de alta en los centros médicos”. Las hipótesisEl director de la Policía Nacional, General Rodolfo Palomino, quien acompañó a las familias de las personas que fallecieron, ofreció una recompensa de $50 millones a quien brinde información sobre los responsables de este atentado.Palomino informó la decisión al salir de un consejo de seguridad extraordinario que se realizó en la en la capital chocoana. El oficial recordó que sobre el atentando, las autoridades manejan dos hipótesis. La primera, relaciona al frente 34 de las Farc por la modalidad y el explosivo utilizados en el atentado (un paquete abandonado con explosivo amonal).Y la segunda vincula a la banda criminal los ‘Urabeños’, quien es reconocido por dirigir las extorsiones a comerciantes en esta zona del país.La llegada de los ‘Urabeños’ a la capital chocoana, según analistas, empezó en septiembre del año pasado.Frente Ariel Ávila, analista de la Fundación Paz y Reconciliación, asegura que tanto el Frente 34 como los ‘Urabeños’ tienen la modalidad de extorsionar a los comerciantes en el Chocó.“El Frente 34 de las Farc se ha dedicado a las extorsiones muy activamente desde hace dos años y en su modus operandi está colocar petardos para presionar pagos”, explicó Ávila.El analista agregó que si llega a comprobarse que las Farc hayan actuado de esa forma “desproporcionada y reprochable” al afectar a civiles, debe entenderse que esto no “afecta las conversaciones en La Habana”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad