Una casa es robada cada semana en la comuna 22 en el sur de Cali

Junio 01, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Una casa es robada cada semana en la comuna 22 en el sur de Cali

Los habitantes de la comuna 22 pidieron el aumento de un cuadrante más para la zona y la propuesta será estudiada por la Alcaldía, informaron en la JAL.

El martes se realizó un consejo de seguridad para adoptar medidas contra la problemática. Preocupación.

Entre el 1 de enero y el 31 de mayo de este año se han registrado un total de 22 denuncias por hurtos a residencias en  los barrios que componen la comuna 22, en el sur de Cali. Lea también: Estas son las medidas para contrarrestar los hurtos en la Comuna 22 de Cali

 En promedio, según esa cifra, en esa zona  de la ciudad se ha presentado al menos un hurto a alguna casa cada semana. Porque a pesar de que la cifra de denuncias es de 22, el número de casos conocidos es de 43, casi el doble, según informaciones de la Junta de Acción Comunal.

 “Estamos en una situación realmente compleja porque se trata de un número muy alto de robos. Por eso decidimos hacer un llamado a la Policía y a la Secretaría de Gobierno para que tomen cartas en el asunto”, dijo Martha Villegas, presidenta de la Junta de Acción Comunal de la Parcelación La María.

 Los hurtos, de acuerdo con cifras de la Policía, van desde sumas en efectivo de hasta $30 millones, a joyas, electrodomésticos, aparatos electrónicos y mascotas.

 “En abril tuvimos un caso de una señora a la que además  de  que le hurtaron sus joyas, el robaron su perro, un Yorkie. La Policía creyó inicialmente que iban a pedir rescate por él, pero ella ha dicho que no la han llamado”, afirmó Villegas.

 La líder sostuvo además que desde hace dos meses se puso en conocimiento de la Policía sobre la situación, que respondió con un plan de choque que incluyó el aumento del pie de fuerza en 62 uniformados, para un total de 142, así como presencia de Sijín y Sipol para investigar las bandas que hay detrás de los delitos. 

Sin embargo, ante la persistencia de los hurtos, la Policía junto a la Secretaría de Gobierno y representes de las JAL  de la comuna realizaron ayer un consejo de seguridad para determinar una serie de medidas  que permitan reducir la problemática. 

Según informó el comandante de la Policía de Cali, general Nelson Ramírez, entre las medidas que se tomarán se cuenta se encuentra la optimización de las cámaras de vigilancia de la comuna con el objetivo de que para junio estén funcionando el cien por ciento.

 Actualmente esta comuna tiene 62 dispositivos instalados, pero algunos están fuera de servicio por rupturas en la fibra óptica, lo que no permite la conexión con el Centro de Despacho Automático, CAD, donde se atiende la línea 123 de la Policía. 

Asimismo, se planea aumentar el número de motos y de policías para esa comuna, con el objetivo de que los recorridos por cada uno de los seis cuadrantes que la componen sean más cortos y así el nivel de vigilancia sea mayor.

 El alcalde de Cali, Maurice Armitage, anunció que se estudiará la instalación de un nuevo CAI para el 2017 que se sume al de Ciudad Jardín y a la Estación La María.

Las zonas más afectadas por los robos en la Comuna 22 son las parcelaciones Alferez Real, La María y Cañasgordas.

Esa intervención, aclararon las autoridades, hace parte de una serie de planes que se están desarrollando en varias zonas de la ciudad en donde se han registrado aumentos considerables de la delincuencia como el barrio El Peñón, Granada, San Fernando y otros puntos de la ciudad.

El alcalde Maurice Armitage afirmó en el consejo de seguridad realizado ayer   que a todas las comunas de la capital del Valle se les incrementará en un 50 % el presupuesto con el objetivo de  adelantar más proyectos de deportes, infraestructura y seguridad que sean presentados por las Juntas de Acción Comunal.

Cuatro  bandas identificadas De acuerdo con la Policía,  ya se han identificado cuatro bandas que estarían detrás de los hurtos a residencias en la comuna 22.  Los indicios apuntan a que entre los responsables de los hurtos  estarían personas conocidas de las víctimas, trabajadores o extrabajadores, pues los hechos muestran que se tenía conocimiento de los lugares en los cuales estaban el dinero y los objetos valiosos.  Los ladrones estarían usando  casas en extinción de dominio para esconderse y planear los hurtos.
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad