Un policía muerto y dos heridos deja ataque de las Farc en el Cauca

Septiembre 17, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País Popayán
Un policía muerto y dos heridos deja ataque de las Farc en el Cauca

El patrullero Jhon Jairo Muñoz Gómez murió en un ataque con explosivos que lanzaron las Farc contra la estación de Policía de Argelia, Cauca.

Subversivos lanzaron explosivos contra la estación de Policía del corregimiento de El Mango, en el municipio de Argelia, sur del departamento.

El patrullero Jhon Jairo Muñoz Gómez murió en la tarde del domingo en el corregimiento de El Mango, municipio de Argelia, luego de que las Farc lanzaron explosivos contra la estación de Policía.Así lo informó el comandante de la Policía del Cauca, coronel Ricardo Augusto Alarcón, quien señaló que otros dos uniformados resultaron heridos de gravedad y fueron trasladados a Popayán.El uniformado, de 24 años, murió de un disparo de fusil en el pecho, hacia las 4:15 p.m. de este domingo. El patrullero Muñoz tenía una hija de cuatro meses, ingresó a la Policía en el 2006 y el pasado 4 de agosto fue asignado a la estación de Policía de El Mango. Por su labor, según un comunicado de la institución, tuvo once felicitaciones."No nos habíamos repuesto del asesinato del subteniente Jonathan Alexánder Uribe, comandante de la institución en Argelia, cuando los terroristas incursionaron a las 8:00 p.m. del domingo en El Mango disparando con armas automáticas y lanzando cilindros contra el personal que defendía su comando", afirmó el oficial.Uribe, de 27 años, murió el pasado viernes en el hospital de Argelia, tras un ataque perpetrado por las Farc, con dos cilindros cargados de explosivos, contra las instalaciones de la estación de Policía de ese municipio.Según la Policía, los artefactos explosivos fueron dejados por los guerrilleros del Frente 60 de las Farc en una casa contigua a la estación. A raíz de la explosión, varias casas cercanas al lugar del ataque resultaron averiadas en puertas y ventanas, mientras que dos personas presentaron lesiones.Por su parte, el comandante de la Brigada 29 del Ejército, coronel Henry Piraquive, dijo que todo obedece a la importancia estratégica que el lugar tiene para movilizar cocaína procesada hacia el Pacífico. “El cierre que le hemos hecho a ese corredor por parte nuestra, sumado a la presencia de la Policía, obliga a los subversivos a cometer toda clase de actos demenciales para que salga la Fuerza Pública de la zona, pero eso no ocurrirà jamás”. 400 desplazamientosEste fin de semana ese no fue el único hecho violento en el suroccidente caucano. Un soldado de la Brigada 29 resultó herido de consideración en el paraje El Estanquillo (jurisdicción del Valle del Patía). Al uniformado le dispararon cuando intentaba bajar una bandera de las Farc que ondeaba en la ventana de una casa.Pese a ello, el Ejército le propinó un golpe a la columna móvil Jacobo Arenas, en el municipio de Morales, ya al noroccidente. Allí, fueron decomisadas tres mil municiones para armas largas y cortas, tiendas de campaña y equipos de comunicación que estaban en una caleta, según dijo el Comandante de la Brigada 29. De acuerdo con las autoridades, ese golpe redondea la operación que realizaron hace una semana cuando con apoyo de la Fuerza Aérea Colombiana, FAC, capturaron seis cabecillas de la Jacobo Arenas en esa misma zona lograron que otros tres de sus líderes se entregaran.A raíz de esos enfrentamientos, unos 400 campesinos han abandonado sus tierras; Muchos de ellos, expulsados por los propios subversivos de veredas como El Socorro, El Diviso y El Playón. Algunos desplazados se encuentran refugiados en la zona urbana de Morales.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad