Un perro, pista clave en captura de alias el Flaco, cabecilla de los Urabeños

Julio 19, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co | Colprensa
Un perro, pista clave en captura de alias el Flaco, cabecilla de los Urabeños

Alias el Flaco, segundo cabecilla de la banda criminal 'los Urabeños', fue detenido en el hotel Resort Palma Real, situado en el municipio de La Ceiba, en Honduras.

El nuevo golpe al narcotráfico se produjo por colaboración de autoridades colombianas y hondureñas. Alias el Flaco, el segundo al mando de Los Urabeños rotaba entre tres casas arrendadas en el país centroamericano. Investigan si el detenido habría salido de Colombia en un avión robado en Bogotá.

Las rutinas diarias y la localización de un perro que Alexander Montoya Úsuga, alias El Flaco, tenía como mascota, fueron elementos fundamentales para que la Policía colombiana y autoridades de Honduras capturaran esta semana, en marco de la operación internacional ‘Atlántida’, al hombre considerado segundo cabecilla de la banda criminal de ‘Los Urabeños’.Antes de su captura en el hotel Resort Palma Real, situado en el municipio de La Ceiba, en Honduras, los movimientos de ‘El Flaco’ fueron cuidadosamente monitoreados por miembros del Gaula de la Policía colombiana y las autoridades del país centroamericano. Los agentes lograron captarlo no solo en el resort que había alquilado, sino en un parque en donde solía hacer ejercicio en horas de la madrugada, acompañado de su mascota y su escolta.De acuerdo con el director de la Policía, general José Roberto León Riaño, 'El Flaco' salía a trotar, “previa verificación de la seguridad del sector, que hacían tres escoltas con los que andaba, con la particularidad de que siempre se hacía acompañar de un perrito que tenía como mascota. Ese fue un elemento sustancial en su ubicación”.“Montoya Úsuga había alquilado tres casas en el municipio hondureño, donde dormía en diferentes noches, para evadir el cerco policial, y ya había pagado el arriendo de los tres inmuebles, por más de 45 mil dólares”, agregó el alto oficial.El director de la Policía también explicó que la labor de investigación de la institución fue cruzada con la información suministrada por una fuente humana, que permitió finalmente la ubicación del criminal en Honduras. Confirmó que ese informante recibirá una recompensa de hasta $1.200 millones.Algunos estimativos señalan que, solo en lo corrido de 2012, Montoya Úsuga envió más de 30 toneladas de clorhidrato de cocaína a ‘Los Zetas’, hoy asentados en Coahuila, Nuevo León, San Luis Potosí y Soledad de Graciano, entre otras regiones mexicanas.El detenido tiene una trayectoria de más de 20 años de pertenecer a bandas criminales y se desmovilizó en 2004 del Bloque Calima de las AUC. En esa época estuvo a órdenes de Éver Velosa, alias ‘HH’; después fue subalterno de Daniel Rendón Herrera, alias ‘Don Mario’.Contra ‘El Flaco’ pesa una condena de 40 años por homicidio en persona protegida y concierto para delinquir, así como nueve órdenes de captura vigentes en Cali y Villavicencio, y dos circulares rojas de Interpol.Iba para MéxicoComo resultado de las pesquisas realizadas después de la captura de Montoya Úsuga, la Dirección Antisecuestro y Antiextorsión de la Policía estableció que, si bien había rentado ese lugar en Honduras por varias semanas, su propósito era ir hacia México para radicarse allí con una identidad falsa.La investigación iniciada hace algunos meses permitió determinar que mientras Dairo Antonio y Juan de Dios Úsuga David actuaban como cabecillas principales de la banda criminal (el segundo de ellos, neutralizado en una operación policial en Acandí, Chocó), ‘El Flaco’ se hizo cargo de la apertura de nuevas rutas para el tráfico de estupefacientes, principalmente por Centroamérica.En principio se estableció en Apartadó y extendió los tentáculos de la banda criminal a por lo menos cuatro departamentos del país. Coordinaba todas las actividades del narcotráfico y de ajuste de cuentas en municipios como Tolú y Coveñas, en Sucre; Lorica y San Bernardo del Viento, en Córdoba; Villavicencio, en el Meta, y en localidades del Valle del Cauca.Luego prefirió cambiar de rumbo y buscar aliados en el exterior, que le permitieran evadir la presión de la Policía y abrir nuevos frente de negocios ilegales. Así entabló amistad con narcotraficantes hondureños, que lo pusieron en contacto con el cartel mexicano de ‘Los Zetas’, con quienes consolidó una alianza para enviar estupefacientes a Norteamérica. Teniendo como socio a Henry de Jesús López, alias ‘Mi Sangre’, ‘El Flaco’ decidió ordenar el hurto y renta de aviones, algunos de ellos acondicionados con caletas.Las aeronaves eran despachadas desde Bogotá y Medellín, generalmente hacia Honduras, donde la droga era almacenada y enviada posteriormente a México, en donde Heriberto Lazcano Lazcano, alias El Lazca, y su organización mafiosa, distribuyeran cargamentos entre Estados Unidos y Europa.Relación con pérdida de aviones en BogotáEl general León Riaño reveló que hay indicios preliminares para establecer que Montoya Úsuga puede tener relación con la desaparición de una aeronave del aeropuerto Eldorado, de Bogotá (el pasado 18 de marzo), “porque hay una coincidencia de la llegada de él a Honduras y el avión que fue presuntamente hurtado. Hay indicios que pueden indicar, de primera mano, que hay una relación entre los aviones presuntamente hurtados y su actividad criminal del narcotráfico” .Según el oficial, esos indicios tienen que ver, primero, con una coincidencia de fechas; segundo, con el sistema de su identidad; tercero, con el arribo del presunto avión hurtado a Honduras y la presencia de Montoya Úsuga en ese país, y cuarto, que uno de sus modus operandi era hurtar aviones, acondicionarlos y enviarlos con cocaína en las rutas de narcotráfico hacia Estados Unidos y Europa.Una hipótesis que están confirmando las autoridades es que el avión robado en Bogotá después fue a Carepa (Urabá antioqueño), recogió a Montoya Úsuga y lo sacó con destino a Honduras.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad