Un muerto y 61 heridos dejó la explosión de moto bomba en Pradera, Valle

Un muerto y 61 heridos dejó la explosión de moto bomba en Pradera, Valle

Enero 16, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co

La víctima fatal fue identificada como Jorge Eliécer Mora Ospina. La explosión se registró antes de las 9:00 a.m. de este jueves.

Un muerto y 61 lesionados dejó la explosión de una motocicleta bomba, registrada en la mañana de este jueves en el casco urbano de Pradera, en el Valle del Cauca, de acuerdo al reporte oficial del Hospital San Roque de ese municipio.La víctima fatal fue identificada como Jorge Eliécer Mora Ospina, un hombre de 66 años que vivía en el barrio Bello Horizonte y quien acostumbraba a hacer mandados en el pueblo. De acuerdo con el parte médico, Jorge Eliécer habría perdido sus dos piernas en la explosión. La explosión se registró antes de las 9:00 a.m., luego de que dos desconocidos dejaran una motocicleta cargada con cerca de 40 kilos de pentolita en la Calle 6 con Carrera 11, al frente del ala izquierda de la Alcaldía, donde se encuentra el despacho del mandatario municipal, Adolfo Escobar, quien salió ileso del atentado. Sin embargo, 61 personas resultaron lesionadas. De ellas tres fueron menores de edad, uno de los cuales es una bebé de seis meses que estuvo en observación, al igual que un niño de 7 años que fue remitido a un centro asistencial por aturdimiento y una adolescente de 16 años que tuvo una crisis nerviosa, mientras estaba en una cita médica en una IPS cercana al lugar del estallido. También resultaron heridos un soldado que se encontraba de civil y cuatro policías, dos patrulleros y dos auxiliares, uno de los cuales fue trasladado a una clínica de Palmira por una fractura. Uno de los auxiliares, identificado como César Stiven Perea, de 20 años, recibió una esquirla en el ojo izquierdo y afectaciones acústicas. Perea se encontraba en el momento de la explosión en una patrulla de la Policía que se dirigía a prestar el servicio de acompañamiento a la remisión de uno de los bancos del municipio. Los uniformados que estaban en la patrulla fueron los afectados. Seis de los heridos fueron trasladados a centros asistenciales de Palmira y tres más a Cali, según informó Yaneth Pulido Tenorio, coordinadora médica del Hospital San Roque de Pradera. El Hospital Universitario del Valle reportó que al centro asistencial ingresaron tres personas: Juan Mateo Valencia, de 68 años, quien se encuentra estable con esquirlas por trauma en los miembros inferiores y fue afectado cuando se movilizaba en una bicicleta; Víctor Manuel Ríos, de 84 años, quien tiene heridas múltiples por la explosión y Rubiela Ortiz, de 64 años, ingresada por trauma en el oído ocasionado por una esquirla. Esta última paciente fue trasladada en un bus de servicio público, pues "las ambulancias priorizaron a los heridos más graves". Entre los lesionados también están Marta Muñoz, Yolanda Dorado, José Reinel Arias, Luis Medina, Ana Cristina Bravo, Diana Sofía Jaramillo, Víctor Manuel Ríos, Sandra González, José Olaya, Duván Quintero, Wilson Quiroz, Angie Jaramillo, Olga Campaña y Sandra García y José López Pineda, camarógrafo de la ocifina de prensa de la Alcaldía de Pradera. La explosión causó graves afectaciones en la tienda La Proveedora, así como un local de cabinas de internet y la discoteca El Barril de la Sexta, contiguas a la Administración Municipal. El alcalde de Pradera, Adolfo Escobar, lamentó el hecho y afirmó que "los pradereños somos gente trabajadora y este impasse no nos va a quedar grande".Agregó que "Pradera venía por un buen momento, habíamos disminuido los homicidios, pues en el 2013 registramos 24 casos frente a 95 del año anterior. Sin embargo, confío en que las autoridades van a seguir trabajando para mejorar la convivencia". Escobar agregó que, a pesar de que Pradera cuenta con varias cámaras de vigilancia, una de las cuales está instalada en la zona del atentado, no se tiene registro de los hechos pues los elementos se encontraban en un proceso de mantenimiento. "Nosotros estamos readecuando la Estación de Policía, y esa es la razón por la cual la Estación se encuentra provisionalmente en las instalaciones de la Alcaldía. En ese proceso de readecuación, estamos haciendo mantenimiento al sistema de monitoreo a través de cámara de video y desafortunadamente, no tenemos registros de los hechos", afirmó el Alcalde de Pradera. El coronel Wilson Cabra, comandante de la Fuerza de Tarea Apolo del Ejército, aseguró que detrás del atentado está la Columna Gabriel Galvis de las Farc, que opera en la zona. Por su parte, el coronel Mariano Botero Coy, comandante de la Policía Valle, afirmó que "estos atentados no van dirigidos contra la Policía y el Ejército sino contra la población civil". Miedo en el pueblo El ataque terrorista en Pradera, que tuvo lugar en pleno centro de la Población, volvió a encender el miedo en los pradereños, luego del atentado del 31 de octubre de 2012, en el que la explosión de un artefacto explosivo dejó dos personas muertas y 35 heridos, entre ellos, 14 niños. Según narran quienes presenciaron la detonación del explosivo, el estruendo fue tal, que quienes se encontraban a 20 metros de distancia, tuvieron afectaciones auditivas. Pero la mayor afectación, sin duda, fue la del miedo. "Otra vez nos atacan, y de ese modo, en pleno centro del pueblo y en la mañana. Ya no se puede estar tranquilo, en cualquier parte lo pueden matar a uno que no tiene nada que ver con nada malo", dijo Janeth Vásquez, una mujer de 56 años que tuvo que ser llevada al Hospital San Roque de Pradera por el aturdimiento que le causó el ataque. Pero además del aturdimiento, el atentado renovó la memoria: los recuerdos del otro atentado el pasado 31 de octubre, en plena celebración del día de las brujas, mientras los niños corrían y gritaban con sus disfraces. "Nos sentimos desprotegidos. Nuestros niños están desprotegidos, y no sabemos cuándo vaya a pasa otra cosa de estas", dijo un anciano que se encntraba en el parque principal de Pradera cuando estalló la motobomba. Un anciano, que ha vivido toda su vida en Pradera, que ha sido testigo de toda su guerra y que, a la llegada del Ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, se le atravesó sobre la marcha y le dijo. "Ministro, haga algo, estamos desprotegidos". Otro ataque en el CaucaEntre tanto, en la localidad de San Joaquín, en el Cauca, se registró un hostigamiento de la guerrilla en el que fueron lanzados tatucos contra la estación de Policía. Habitantes del pueblo afirmaron que tuvieron que esconderse ante las fuertes explosiones, que afectaron algunas viviendas. Además, las autoridades desplegaron un dispositivo para desactivar algunos artefactos explosivos que quedaron cerca de la población civil.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad