Un informante reveló el sitio en el que se escondía alias Porrón

Febrero 07, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Un informante reveló el sitio en el que se escondía alias Porrón

Óscar Darío Restrepo, alias Porrón, mientras es llevado por agentes del Gaula a la sede de la Policía de El Lido, sur de Cali. ‘Porrón’ lució sereno en todo momento e incluso llegó a sonreír ante los medios.

Las autoridades lo sindican de ser el jefe de una facción de ‘los Rastrojos’, de amenazar al ‘Tino’ Asprilla, de homicidios y extorsiones. Su captura se dio en una finca en Jamundí.

Acompañado de dos de sus escoltas, con su hija y su compañera sentimental fue sorprendido Óscar Darío Restrepo, alias Porrón, señalado por las autoridades de ser el mayor extorsionista del Valle y uno de los más temidos jefes de los ‘Rastrojos’.Durante los últimos meses, luego de la captura de dos de sus hombres de mayor confianza, alias Pipe y ‘Mini’, grupos de inteligencia de la Policía le habían tendido un cerco que terminó con su caída en una finca en zona rural de Jamundí. De acuerdo con las autoridades,‘Porrón’ llevaba dos semanas escondido en la finca en compañía de alias Orejas y alias el Gomelo, sus escoltas personales.El pasado 4 de febrero un informante se acercó a un investigador del Gaula y le reveló que alias Porrón, por quien ofrecían una recompensa de $200 millones, se escondía en una finca de la vereda Gato de Monte, en el corregimiento de Potrerito, en Jamundí. Contó que se desplazaba en un vehículo rojo y una motocicleta de alto cilindraje.Entonces, los investigadores verificaron la existencia de dicho lugar y un fiscal de la Unidad contra el Crimen Organizado solicitó la orden de allanamiento de la finca.Cuando los miembros del Gaula de la Policía llegaron al lugar, a las 6:00 a.m. de ayer, y descubrieron un circuito cerrado de televisión y sensores de movimiento. A alias Porrón lo sorprendieron durmiendo en una de las dos casas de la finca. Sus escoltas, a quienes les decomisaron marihuana y un revólver, estaban en la casa contigua.Asimismo, Óscar Darío Restrepo se identificó con cédula a nombre de otra persona, una tarjeta profesional de ingeniero ambiental, un carnet de ganadero, una tarjeta de avianca plus y un carnet de café salud. También hallaron un permiso para porte de armas de fuego a nombre de otra persona. El arma no se encontró.La finca en la que se llevó a cabo la captura había sido alquilada por ‘Porrón’ y, según la Policía, estaba ubicada de manera estratégica en uno de los lugares más apartados y de difícil acceso del corregimiento de Potrerito. Luego de su captura, los uniformados del Gaula llevaron a ‘Porrón’ hacia la sede de esa institución en El Lido, en donde se mostró tranquilo e incluso esbozando una leve sonrisa.Hacia las 8:00 p.m. del viernes pasado, ante un juez de Control de Garantías la Fiscalía le imputó los delitos de concierto para delinquir agravado, homicidio agravado, desaparición forzada, secuestro extorsivo, extorsión, porte ilegal de armas, tráfico de estupefacientes y falsedad en documento público. Hasta el cierre de esta edición la audiencia continuaba.¿Quién es ‘Porrón’?En los últimos meses, alias Porrón, de 41 años de edad, había recibido una fuerte atención mediática por ser el presunto responsable de las amenazas al exjugador de fútbol Faustino ‘Tino’ Asprilla. De acuerdo con fuentes policiales, alias Porrón era el líder de una facción de ‘los Rastrojos’ en Tuluá y ya en 2012 hacía parte del cartel de los miembros de bandas criminales más buscados en todo el país. Según investigaciones de la Fiscalía, ‘Porrón’ empezó a hacerse notorio en varios municipios del centro y norte del Valle del Cauca, luego de una división de ‘los Rastrojos’ que derivó en dos facciones, una comandada por el propio ‘Porrón’ y la otra dirigida por alias Picante, detenido en septiembre de 2013 en Dagua, Valle.Las disputas entre las dos facciones en el norte del Valle fueron la principal causa de que en 2012 Tuluá registrara una cifra cercana a los 200 homicidios, varios de ellos, casos de desmembramiento. Sin embargo, luego de la captura en 2013 de alias Picante, ‘Porrón’ pudo hacerse al territorio antes controlado por su enemigo, e inició una campaña de extorsiones en Tuluá, Andalucía y Armenia, en Quindío. Cada extorsión tenía su marca: un papel enviado a comerciantes, ganaderos, empresarios, con un número de pin, la suma de dinero exigida, una calavera y su firma: ‘Porrón’.Varias de las personas víctimas de extorsión tuvieron que abandonar su residencia para evitar pagar y escapar de las represalias por el no pago. El expresidente de Cortuluá, Óscar Ignacio Martán, y el intérprete de música popular, Juan Gabriel González, más conocido como el ‘Charrito Negro’, tuvieron que abandonar Tuluá en 2014 debido a las constantes amenazas de alias Porrón. Uno de los casos que más temor causó en Tuluá fue el homicidio del hijo del reconocido comerciante Víctor Olarte, ocurrido en marzo de 2014. Al parecer, la muerte del joven se debió a que el comerciante se negó a pagar $100 millones a los extorsionistas que decían cobrar el dinero a nombre de ‘Porrón’.Sin embargo, fuentes del Gaula afirman que el delincuente no solo se dedicaba a extorsionar a grandes comerciantes o empresarios, sino que también cobraba vacunas a pequeños negociantes e incluso a los vendedores de la galería de Tuluá. Con esta captura, afirmaron las autoridades, quedó golpeada la organización de ‘Porrón’ teniendo en cuenta que el pasado 26 de enero fue capturado alias Pipe en una finca del municipio de El Cerrito. Ese hombre sería el segundo al mando de la agrupación delictiva de ‘Porrón’ y su captura se dio cuando departía en una fiesta junto a dos de sus escoltas.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad