Un ebanista, la víctima que iban a arrojar al río Tuluá

Septiembre 12, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País, Tuluá.

La víctima tenía 30 años y trabajaba en una fábrica de muebles.

Como Bernardo de Jesús Ramírez Colorado, un trabajador de una fábrica de muebles y de 30 años, fue identificado el cuerpo que un menor iba a lanzar al río Tuluá el pasado lunes en horas de la noche. Una de las hermanas de Ramírez Colorado aseguró que la víctima se encontraba desaparecida desde ese mismo día cuando salió para el trabajo y no volvió a la casa a almorzar. Sin embargo, los familiares de este hombre, cuyo cuerpo fue hallado con múltiples heridas de arma blanca, al parecer machete, y dentro de una carreta de reciclaje, se mostraron herméticos y no quisieron ahondar en más detalles. Extraoficialmente se supo que las personas que habrían contratado al menor para deshacerse del cadáver le habrían pagado la suma 50.000 pesos. Es de recordar que el joven, de 15 años, fue aprehendido por la Policía a la altura de la carrera 28 con calle 20, en inmediaciones del Puente de las Brujas, cuando se movilizaba por ese sector con la carreta, donde llevaba el cadáver del ebanista Bernardo de Jesús Colorado, quien vivía en el barrio Maracaibo de Tuluá.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad