Un ciudadano chino era quien desbloqueaba celulares que robaba banda en Cali

Un ciudadano chino era quien desbloqueaba celulares que robaba banda en Cali

Julio 27, 2017 - 11:45 p.m. Por:
Redacción El País 
Celulares robados

El extranjero tiene 23 años y actualmente es propietario de un restaurante de comida china en Palmira.

Cortesía para El País

Un ciudadano chino con amplio conocimiento en el desbloqueo de teléfonos inteligentes, especialmente los iPhone, era pieza clave de la banda ‘Los Recolectores’, organización que se dedicaba al hurto y posterior comercialización de teléfonos en Cali, Medellín y Bogotá.
Unidades del CTI de la Fiscalía y la Sijín de la Policía realizaron trece allanamientos en la madrugada del miércoles en Cali y Popayán, en los que fueron detenidas doce personas.

Un local comercial en el centro de Cali era el lugar de compra y venta de los celulares robados en la calle y buses del MÍO. Las autoridades recuperaron 193 equipos móviles.

“El ciudadano chino, residente en el país desde hace varios años y radicado en Palmira con su familia, era el encargado de adulterar la identificación de los iPhone para luego ser vendidos por alias Step, cabecilla y propietario del local”, afirmó una fuente de la Sijín, quien indicó que el asiático era una especie de ‘freelance’.

El hombre llevaba trabajando para la red más de dos años y tenía a su servicio seis cajas de ‘flasheo’ para desbloquear y modificar el sistema de los celulares de alta gama. Después estos eran vendidos como si fueran nuevos.

Entre siete y diez celulares robados podían llegar a manos de la banda cada día. Las ganancias semanales eran de $30 millones.
Los delincuentes se movilizaban en taxis, motos e intimidaban con armas de fuego a sus víctimas.

Las cerca de 40 denuncias que las autoridades lograron vincular a la investigación entregaron pistas sobre el ‘modus operandi’ de la organización, la cual se caracterizaba por robar no solamente celulares de alta gama sino también de media y baja.

La banda, cuenta la fuente de la Sijín, tenía un organigrama claro que iba desde el delincuente que robaba el celular en el bus o la calle, hasta el líder que esperaba en el local comercial que llegaran los celulares para ‘limpiarlos’ y poder luego revenderlos.

Universidades privadas y públicas de la capital del Valle también eran frecuentadas por la red.

“El que más ‘tajada’ sacaba del negocio era el cabecilla, ‘Step’, quien pedía para él un 50 % del producido de la venta de un celular. Si pagaban un millón de pesos por un iPhone, a este hombre le correspondían quinientos mil pesos”, expresó el funcionario judicial.

En manos de expertos en informática de la Policía y el CTI quedaron los equipos incautados en la operación, junto a ocho computadores y seis discos duros, cuyo contenido no ha sido revelado.

Con el fin de no levantar mucha sospecha, la banda hacía la mayoría de ventas de teléfonos en Medellín y Bogotá, fuera del radio de las autoridades locales.

“No solo robaban celulares en Cali, también lo hacían en pueblos del Valle, pero en fechas de festividades o ferias. Ellos aprovechaban la aglomeración para cometer los atracos”, afirmó el investigador.
Más de 30 interceptaciones a líneas telefónicas hacen parte de las pruebas recopiladas por las autoridades contra esta organización.
Los detenidos deberán responder por los delitos de concierto para delinquir, hurto calificado y agravado y receptación.

Cifras del Observatorio de la Secretaría de Seguridad y Justicia reportan que hasta el 19 de julio pasado, en la capital del Valle, se habían instaurado 3529 denuncias por robo de celulares, 1056 más que 2016, lo que representa un incremento del 43 %.

Para denunciar:

La Policía tiene habilitado el correo fuentes.mecal@hotmail.com o el celular 3116253670.

También la línea 123 o 156 de la Red de Cooperantes.

Web ‘ADenunciar’ para requerimientos por hurto a personas, residencias y comercio; material con contenido de explotación sexual infantil; delitos informáticos y la extorsión.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad