“Tuvimos el semestre más bajo en homicidios en seis años”: Carlos José Holguín

Julio 09, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Andrés Felipe Becerra I. | Reportero de El País
“Tuvimos el semestre más bajo en homicidios en seis años”: Carlos José Holguín

Carlos José Holguín, secretario de Gobierno de Cali.

Carlos José Holguín, quien se va de la Secretaría de Gobierno, pide que el Plan Desarme sea en toda Cali.

Carlos José Holguín, quien el lunes pasado renunció a su cargo como secretario de Gobierno de Cali, dice que se va tranquilo porque cumplió con lo que se había propuesto y que le deja a su sucesor la tarea de terminar los pendientes que están en proceso.Holguín resalta, por ejemplo, la disminución en los homicidios en los últimos meses en la ciudad y reconoce que hizo el esfuerzo para que medidas como el Plan Desarme se implementara en toda Cali, sin lograrlo. “Pero hay la esperanza de que el Ejército contemple aún esa posibilidad”, dice. Anunció su renuncia el mismo día que entregó el balance de homicidios. ¿Una estrategia política?Era un momento oportuno. Cuando uno toma la decisión de retirarse de un cargo público debe contar un poco qué fue lo que se hizo y qué balances hay. Además siempre que terminamos un semestre damos información sobre cada uno de los delitos que ocurren.¿Cómo se dio lo de su renuncia?La semana pasada hablé con el alcalde de Cali, Rodrigo Guerrero, y le dije que era importante que contáramos a los medios cómo fue el comportamiento de homicidios en este semestre, pues fue positivo. El semestre más bajo de los últimos seis años, con una reducción del 27 %. Pero también aproveché para hablar de que a partir de este mes presentaría mi renuncia, porque no quiero incurrir en una inhabilidad ya que hay la intención de aspirar a la Alcaldía. ¿Por qué fue tan difícil convencer al Ejército de implementar un Plan Desarme en toda la ciudad?Fue difícil, es algo que depende de otros aspectos que no manejamos nosotros. Pero logramos, al menos, que el Ejército decretara el desarme primero en 13 comunas y luego en 16 por unos buenos meses. El Ejército quiere que vayamos tomando esta medida de manera escalonada y vamos midiendo, como se está haciendo. Espero que a medida que se vaya demostrando que el Plan Desarme contribuye, aunque no es la panacea, se podrá llegar a pensar en aplicarlo en toda la ciudad.Varios analistas y líderes comunales coinciden en que en Cali hacen falta programas de prevención. Si hablamos, por ejemplo, de prevenir la delincuencia juvenil, pues tenemos unos programas llamados Colectivos, que atienden a unos 700 jóvenes de la ciudad y que son en asocio con instituciones no gubernamentales y grupos que trabajan en las comunas intervenidas como la 6, 13, 14, 15, 16, 18, 20. Son programas de prevención, que dan resultados a largo plazo. Pero hay otros programas de prevención para evitar hechos violentos como la prohibición a la circulación de motos y la Ley Seca, que cuando se aplican a varia gente le molesta y luego preguntan dónde está la parte preventiva. Son cosas que no se entienden. Usted estuvo dos años y medio a cargo de la Secretaria de Gobierno de Cali, ¿cuál es el balance que puede entregar a la comunidad?Los balances de seguridad y convivencia los entrego a partir de estadísticas. Hay un sistema de recolección de información que está montado en la ciudad hace muchos años y que se encarga de dar la cifras de homicidio, especialmente: este primer semestre hubo una reducción del 27 % en los asesinatos, como expuse. Uno quisiera que la reducción fuera del 50 %, pero estamos avanzando. En materia de delitos como atracos, hurtos a automotores, a residencias, celulares también hay buenos registros: en el tema de hurto a vehículos, por ejemplo, Cali dejó de ocupar el primer lugar en el país, gracias a las estrategias aplicadas. Las últimas encuestas de victimización también han mostrado que la percepción de seguridad que tienen los ciudadanos han mejorado de alguna u otra manera. Si las estadísticas las entrega un sistema que hay en la ciudad, ¿por qué hay entidades como la Personería y el Observatorio de la Arquidiócesis que dan otras cifras?No sé. No tengo idea cuáles son las fuentes de ellos y no quiero entrar en polémicas. Las cifras que manejamos son de un comité que se reune todos los martes y en el cual está la misma Personería, Medicina Legal, Fiscalía, CTI, Sijín de la Policía y Secretaría de Gobierno.En el primer semestre del 2013 los homicidios estaban disparados y luego de la masacre de la barra La 44 empezaron a bajar ¿En qué cambió la estrategia? Una de las cosas que más me preocupó cuando yo entré fue encontrar que la ciudad estaba reclamando a gritos más seguridad y menos homicidios, pero teníamos, por ejemplo, una Policía que estaba con un número muy bajo de hombres, un parque automotor reducido y en mal estado, y además que no se estaba invirtiendo en proyectos con el Gobierno Nacional. Entonces, empezamos una gestión y logramos traer más de 800 policías, ampliamos los cuadrantes a 330, actualizamos el parque automotor con más de 650 motos y 50 vehículos y con ayuda del Gobierno Nacional se pudo intervenir la ciudad con el grupo de la Unipol, el Ejército, una unidad de la Fiscalía contra las bacrim que antes no existía y ya hemos conseguido unos 30 mil millones de pesos para la Policía y elementos como las cámaras de seguridad. ¿Cuál es el problema en Cali que no permite erradicar del todo la criminalidad y la inseguridad?Estos temas, en especial el de criminalidad, están determinados por el narcotráfico. Cali sigue siendo víctima del narcotráfico y esa situación que vivimos el año pasado, donde tuvimos un primer semestre violento y luego una masacre en una discoteca es claramente por el enfrentamiento de bandas criminales como ‘Urabeños’ y ‘Rastrojos’ y personas que se han sumado a la una y a la otra. Estos temas requieren una atención especial y eso es lo que hemos intentado realizar con ayuda del Gobierno, pero lamentablemente mientras Cali siga siendo escenario de disputas por droga, estaremos condenados a padecer este flagelo.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad