Tumaco clama por cese de atentados de las Farc

default: Tumaco clama por cese de atentados de las Farc

El municipio lleva más de dos días sin energía. Panfletos de las Farc, el ELN y grupos paramilitares aterrorizan a los habitantes.

Tumaco clama por cese de atentados de las Farc

Junio 04, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

El municipio lleva más de dos días sin energía. Panfletos de las Farc, el ELN y grupos paramilitares aterrorizan a los habitantes.

“Lo que estamos viviendo en Tumaco es completamente inhumano”, dice Diego Pizarro, habitante de ese municipio. Diego sostiene que allá todos tienen miedo. Durante los dos días que han pasado sin energía por la voladura de dos torres  en el sector de Sabaletas, zona rural, han aparecido varios panfletos amenazantes de grupos guerrilleros y paramilitares.  Durante ese mismo tiempo, además, la población ha sido víctima de al menos cuatro atentados con explosivos y han tenido que evacuar la Alcaldía, el colegio femenino La Misional y el Aeropuerto por amenazas de bomba.   “Tenemos mucho miedo, porque en medio de todo este conflicto, los que siempre ponemos los muertos, los que más sufrimos, somos la población civil”, repite Diego al otro lado del teléfono.  De acuerdo con las autoridades, desde el levantamiento de la tregua unilateral por parte de las Farc Tumaco ha vivido ocho ataques con explosivos en la zona urbana, convirtiéndose en el municipio más afectado del país por el conflicto en 2015.  Según el coronel Juan Carlos Rodríguez, subcomandante de la Policía de Nariño, los responsables de los atentados son milicianos de las Farc y actualmente tanto la Armada como el Ejército y la Policía trabajan en la desarticulación de las redes de milicias que operan en el municipio. De hecho, indicó Rodríguez, desde el pasado 22 de mayo 12 presuntos milicianos han sido capturados, además de 5 menores de edad entre los 13 y 16 años.  “Son menores usados por las Farc para la ejecución de estos atentados. Es un hecho muy delicado que estos grupos estén utilizando a adolescentes para sus actos terroristas”, dijo Rodríguez.  Diego, que vive en Tumaco, repite: “lo que estamos viviendo es completamente inhumano”.  La Arquidiócesis del municipio, por su parte, denunció que la comunidad es la que está sufriendo las mayores consecuencias por cuenta del repunte de atentados de las Farc, como consecuencia de que las bases militares y de Policía se encuentren en el casco urbano de la población.  La cercanía de la base de la Policía y Ejército a zonas residenciales es un “riesgo gravísimo para la población civil. Por lo tanto solicito verbalmente que, para proteger a los civiles, las bases de Militares y Policía salgan del lugar actual”, dijo el Obispo de Tumaco, Monseñor Gustavo Girón Higuita. Una de las zonas más afectadas por los ataques, de hecho, es el barrio Panamá en donde se encuentra ubicada una estación de Policía que ha sido blanco de los explosivos en varias ocasiones.  No obstante, a pesar de los atentados, no se han presentado civiles heridos ni muertos hasta ahora, de acuerdo con los registros de la Policía.  Las consecuencias, dice Diego Pizarro, son otras.    Con la  falta de energía por la voladura de las dos torres los tumaqueños han tenido que recurrir al uso de velas para pasar las noches, lo que ha causado varios incendios, teniendo en cuenta que gran parte de las casas de esa población son de madera.  Según informaron las entidades de emergencia, la noche del miércoles se presentaron dos incendios que afectaron siete casas en el barrio Padilla.   “Uno no sabe qué es peor en estas circunstancias, si el hecho de que las Farc se ensañen con el pueblo, o el hecho de que ni la Personería, ni la Defensoría ni el Gobierno Nacional hayan hecho presencia para tratar de resolver u ofrecer soluciones a la población”, afirma Diego Pizarro, habitante de Tumaco.  Según la Policía, el retorno de la energía al municipio tardaría al menos  dos días más, pues en la zona en que se registró el ataque el Ejército halló un campo minado y aún no se ha autorizado el ingreso de los técnicos.  En el pueblo, que de acuerdo con el Dane tienen un índice de pobreza que es el doble del de todo el país, los pocos comerciantes registran pérdidas millonarias a diario, pues las plantas de abastecimiento de energía  solo generan 7.500 kilovatios y el municipio requiere 24 mil, por lo cual la energía se entrega  zonificada y por periodos de menos de cinco horas. 

“Lo que estamos viviendo en Tumaco es completamente inhumano”.ridad de los civiles. 

De acuerdo con las autoridades del pueblo, hasta ahora se han presentado dos alarmas de evacuación por amenazas de bomba, una en un colegio femenino y otra en la Alcaldía en la mañana de este jueves. 

Otro de los graves hechos que se presentó en la población fue el ataque en la noche del miércoles contra una ambulancia en la que se movilizaban dos heridos. 

 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad