Trata de personas, un delito invisible y silencioso en el Valle del Cauca

Abril 25, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Trata de personas, un delito invisible y silencioso en el Valle del Cauca

Funcionarios de la Cancillería realizaron una jornada pedagógica en Cali para enseñarle a estudiantes de décimo y undécimo a evitar las redes de tratas de personas.

De 158 personas rescatadas por la Cancillería desde 2012, 49 casos corresponden a vallecaucanos. Mujeres las más victimizadas.

Con 49 casos de un total de 158 personas rescatadas de la trata de personas por el Ministerio de Relaciones Internacionales desde 2012, el Valle del Cauca se configura como el departamento con el mayor número de víctimas de ese delito en el país.   

La cifra fue revelada por  la jefe de esa cartera, María Ángela Holguín, en un evento realizado en Cali que tenía como propósito llamar la atención a un grupo de estudiantes de bachillerato sobre  las formas en las cuales las redes de tráfico de personas “reclutan” a sus víctimas.

El evento se llevó a cabo en el colegio de la Fundación Rey de Reyes en el barrio Ciudad Córdoba,  oriente de Cali, y consistió en un experimento en el cual un funcionario de la Cancillería se hizo pasar por un agente de viajes de una multinacional que requería personas para trabajar en el exterior. 

Con el experimento se pudo evidenciar que un gran número de los casos del delito que se presentan en Colombia se debe al desconocimiento que tienen las personas de los mecanismos utilizados por los responsables de la trata.    

“Los delincuentes actúan ofreciendo viajes fáciles al exterior, ofreciendo diligenciar todos los documentos como visas y pasaportes y prometiendo trabajos con grandes salarios en Europa, sur de América o Asia. Tenemos que entender estos factores para evitar caer en manos de las redes de trata”, indicó la ministra María Ángela Holguín.

De acuerdo con la Organización Internacional de Migración (OIM), las principales actividades en las que son usadas las víctimas de la trata de personas son la esclavitud sexual, el matrimonio servil y los trabajos forzados. 

“Hemos visto que la mayoría de los casos tienen que ver con mujeres, lo que no significa que no  haya hombres víctimas del delito. Los países hacia donde son llevadas estas personas suelen ser Argentina, México, Ecuador, Paraguay, Perú, Costa Rica, Indonesia, China, Corea, Trinidad y Tobago y Brasil”, indicó Fernando Calado, director de programas de la OIM.

Según datos de Naciones Unidas, solo en 2014 el estado colombiano coordinó la atención a 46 personas, de las cuales 35 eran  mujeres y 11 hombres, víctimas de trata de personas. Las finalidades de explotación identificadas fueron explotación sexual (17 casos), trabajos o servicios forzados (26 casos) y matrimonio servil (3 casos).

A pesar de que en las cifras de los últimos tres años el departamento del Valle del Cauca es la región más afectada, en 2014 el mayor número de casos se presentaron en Antioquia (15 casos), seguido por Cundinamarca (10 casos) y Valle del Cauca (7 casos).

Además de los casos en los cuales las víctimas son sacadas del país, la Cancillería también ha tenido conocimiento de trata de personas al interior de Colombia con fines de explotación sexual y laboral. En 2014, según cifras de la Cancillería,  fueron rescatadas 4 personas que habían sido  explotadas en los departamentos de Huila, Cundinamarca, Tolima y Nariño.

Los departamentos más afectados por la trata interna de personas son Risaralda, Valle del Cauca y Cauca. 

Otro de los delitos a los cuales se refirio Fernando Calado, director de programas de la OIM, es el de tráfico de migrantes que, según explicó, ha tenido un considerable incremento en los últimos años en Colombia. 

Según Calado regiones como Nariño, Valle del Cauca y la Costa Atlántico se han convertido en zonas de paso para migrantes que llegan desde Asia y África con el fin de pasar a Norteamérica. “Sabemos que hay redes intercontinentales que operan desde países como Bangladesh, China, Nepal y países africanos, que cobran sumas de hasta 10 mil dólares para transportar personas hasta Ecuador o Colombia, por el Pacífico, con el fin de que llevarlos hasta EE. UU.”.

Calado afirmó que actualmente la OIM trabaja con la Policía con el fin de desarticular las redes dedicadas al tráfico de migrantes en el suroccidente de Colombia. “Por ahora hemos podido establecer que las rutas suelen ser las mismas usadas en el tráfico de drogas y de armas. Estamos recopilando más información al respecto”, aclaró el funcionario.

De acuerdo con la Policía de Nariño, la carretera Panamericana que une a Cali con Cauca y Nariño, es una de las rutas más utilizados por los traficantes para llevar a los migrantes hasta la costa Pacífica con el fin de trasladarlos hasta Panamá, luego a Centro América y posteriormente a EE. UU. Según  las cifras de la Policía Nacional, en 2014 fueron deportados 532 migrantes hallados en el suroccidente colombiano mientras intentaban llegar hasta la costa Pacífica. 

En lo que va de este año, las autoridades han detenido a 180 migrantes de los cuales, 80 son de origen cubano, sin embargo, los casos de capturas de los traficantes son muy pocos.

Operaciones contra el delitoEl Gobierno Nacional a través de la Cancillería  ha firmado memorandos de entendimiento para la cooperación e intercambio de información sobre el delito de trata de personas con Chile, Ecuador, Argentina, Costa Rica y Paraguay desde 2012. La Dirección de Investigación Criminal e Interpol,  ha adelantado 4 operaciones a través de las cuales han sido desarticuladas redes dedicadas a la trata  que reclutaban sus víctimas en ciudades como Pereira, para ser explotadas en Panamá y Bahamas. En 2014 las autoridades realizaron 23 capturas  por trata de personas en los departamentos de Cesar, Caldas, Cundinamarca, Cauca y Meta principalmente.
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad