Trasladan a Bogotá caso de niños asesinados en Arauca

Abril 12, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Agencia EFE

El proceso era llevado por la jueza Gloria Gaona que hace tres semanas fue asesinada en Arauca.

La Corte Suprema de Justicia de Colombia (CSJ) autorizó el traslado a Bogotá del proceso contra un militar sindicado de la violación de una niña y su muerte junto a dos de sus hermanos menores, caso que era seguido por la jueza Gloria Constanza Gaona, asesinada hace tres semanas en Arauca. El cambio de radicación de este expediente fue aceptado por la Sala de Casación Penal de la CSJ, que también accedió al traslado de otras ocho causas que llevaba la misma funcionaria, según informaron hoy en Bogotá fuentes del alto tribunal.La Sala Penal adoptó la decisión el pasado 8 de abril, en respuesta a peticiones del ministro del Interior y de Justicia, Germán Vargas Lleras, y de la jurista Olga Lilia Silva, apoderada de la familia de los niños asesinados.El ministro y la abogada presentaron sus solicitudes por separado tras el atentado contra la jueza Gaona, tiroteada por un sicario el pasado 22 de marzo, cuando se dirigía a su oficina en el centro de Saravena, en Arauca.La funcionaria era titular del Juzgado Penal del Circuito de Saravena, trasladado a Arauca tras el crimen, y llevaba 285 procesos, entre ellos 71 por homicidio y rebelión.La causa de mayor envergadura que instruía Gaona era el de la violación de una niña campesina y su asesinato junto a dos de sus cuatro hermanos, también menores de edad, en un paraje rural de Tame, población vecina a la de Saravena, el pasado octubre.Las víctimas eran Yenni, de 14 años; Yimmy, de 9 años, y Yefferson Torres, de 6, quienes aparecieron degolladas y con signos de tortura en una fosa común a unos cien metros del lugar en el que habÍan acampado unas tropas militares.Por los hechos fue detenido semanas después Raúl Muñoz Linares, subteniente del ejército que aceptó ante la jueza haber abusado de Yenni, pero no el asesinato de los tres niños.En su petición a la CSJ, la apoderada de la familia Torres alegó que, mientras la jueza vivía, en Saravena no estuvieron aseguradas las garantías procesales para el caso.Asimismo, ratificó su denuncia de que en el proceso se presentaban irregularidades atribuidas a la defensa del militar tales como "maniobras dilatorias, desleales, irrespetuosas y temerarias con los sujetos procesales e intervinientes".Entre los hechos denunciados por ella está una visita de apoderados del oficial al lugar del crimen de los niños. Los letrados, del grupo civil Defensoría Militar (Demil), viajaron en un helicóptero del ejército y se presentaron como funcionarios de la Defensoría del Pueblo.Además de la causa de los niños, la CSJ accedió a la solicitud del ministro del Interior y de Justicia de que fueran trasladados a Bogotá ese expediente y otros ocho, cuatro de ellos por rebelión y otros cuatro por homicidio.El ministro Vargas también había pedido el cambio de radicación de 62 procesos más (40 por rebelión y 22 por homicidio), pero el Supremo no lo aceptó, por cuanto se trata de causas que se gestionan mediante una ley de 2000 que no le permite a este funcionario "impetrar el cambio de radicación".El proceso contra el militar, que comparece por "triple homicidio y acceso carnal violento", así como los otros ocho, serán asumidos por los juzgados penales de Bogotá.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad