Tras relativa calma, asesinan a dos personas en Buenaventura

Mayo 23, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País Buenaventura

Se trata de dos casos aislados que se registraron en la zona rural del municipio. Una de las víctimas es un infante de la Marina.

Después de 19 días sin el registro de homicidios en Buenaventura, dos nuevos hechos de sangre, en casos aislados, volvieron a interrumpir la relativa calma que se respiraba por las calles y barrios del puerto.En esta ocasión, los crímenes se presentaron en la zona rural de Buenaventura. El primero de ellos fue el de Senén Angulo Delgado, de 36 años, quien fue asesinado en la vereda Citronela, por desconocidos que emprendieron la huida.El hombre, que estaba vinculado al transporte de materiales de río en una volqueta, había ido a visitar a su madre residente en la zona. Él vivía en el barrio Antonio Nariño, zona continental de Buenaventura.Según testigos, dos hombres se le acercaron y le dispararon. La víctima fue trasladada a un centro hospitalario, donde falleció poco después.El otro hecho se presentó en la antigua vía al mar, en la que arrojaron desde un vehículo a un soldado profesional de la Infantería de Marina que se encontraba de permiso. El militar fue identificado como Wilfrido Estupiñan Padilla. El cuerpo sin vida del Infante de Marina fue hallado abandonado en la vía que conduce al aeropuerto de Buenaventura. Era oriundo de Santa Bárbara de Iscuandé, Nariño, tenía 37 años de edad y llevaba 13 años de servicio en la Armada Nacional. Estupiñán trabajaba en la parte de enfermería, encargado de entregar las citas médicas a sus compañeros.Según información preliminar, estaba viendo un partido de fútbol por la televisión y salió con unas personas, sin conocerse su destino. "Sobre estos hechos tenemos varios indiciados y algunas pesquisas que nos pueda ayudar a atrapar los responsables", dijo el coronel Miguel Correa, comandante de la Policía en el puerto.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad