Tras ocho rondas de diálogos, proceso de paz no pasa del primer punto

Mayo 21, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co I Colprensa
Tras ocho rondas de diálogos, proceso de paz no  pasa del primer punto

Negociaciones. Los delegados del Gobierno Nacional, en cabeza de Humberto de la Calle Lombana, y de las Farc, liderados por ‘Iván Márquez’, iniciaron los diálogos para la finalización del conflicto armado el pasado 19 de noviembre en La Habana.

Analistas creen que el acuerdo sobre el punto uno de la agenda debe anunciarse cuanto antes.

Seis meses después de que se iniciaran los diálogos de paz en La Habana entre el Gobierno y las Farc para poner fin al conflicto armado, el país sigue a la espera de que las partes logren tras ocho rondas de negociaciones pasar al segundo punto de la agenda.Sin embargo, el anuncio realizado ayer por las Farc, asegurando que es falso que estén a punto de cerrar la discusión del primer tema, el del agro, y que el proceso debe tomar el tiempo suficiente para “construir un buen tratado de paz”, según el jefe negociador ‘Iván Márquez’, genera desconfianza en algunos sectores.“Es imposible que (los diálogos) se den como el Giro de Italia... Si andamos a ese ritmo nos reventamos”, dijo ‘Márquez’, quien aclaró que “el grupo guerrillero no está trabajando bajo la presión de los tiempos electorales ni legislativos”. Entre tanto ‘Jesús Santrich’, también negociador por parte de las Farc, dijo mediante un comunicado que “cualquier entendimiento sobre restitución, formalización y distribución de tierras, deberá tener en cuenta las cien propuestas mínimas para el desarrollo agrario” que las Farc han entregado a la delegación del Gobierno Nacional.No obstante, el propio presidente Juan Manuel Santos y el jefe negociador del Gobierno, Humberto de la Calle Lombana, habían cerrado la octava ronda pidiendo celeridad en los resultados al grupo guerrillero, a fin de cerrar un acuerdo antes de noviembre próximo.El alto comisionado para la Paz, Sergio Jaramillo, aseguró al respecto que: “El Gobierno no está interesado en hablar con las Farc en La Habana eternamente, el Gobierno no quiere hablar con las Farc más de este año”.Esa diferencia en los mensajes de una y otra parte, dicen los analistas, le manda una señal no muy buena a la opinión pública, teniendo en cuenta que el presidente Santos, hace exactamente seis meses, al inicio de los diálogos, habló de un proceso de paz corto.Frente al anuncio de ayer de las Farc, el exnegociador en San Vicente del Caguán, Fabio Valencia Cossio, dijo que, “esto era previsible, (...) como en el Caguán la estrategia es dilatar. Por eso cuando el Presidente dijo que si en noviembre no había nada concreto, se tenía que levantar de la mesa y se va a tener que levantar, porque no va a haber nada en esa fecha. Las Farc hablan con un gobierno y cuando se está terminando empiezan a dilatar para esperar al nuevo presidente”.¿El ritmo necesario?El director del Centro de Pensamiento y Seguimiento al Diálogo de Paz de la Universidad Nacional, Alejo Vargas, cree que el balance del proceso de paz es positivo, teniendo en cuenta que “este es un conflicto armado de mucho tiempo, son más de 50 años, y estamos hablando de la construcción de acuerdos”.Contrario se manifestó el politólogo Alfredo Rangel, quien cree que los resultados de la negociación de paz, lo que se conoce a este punto, es “supremamente pobre y precario; ha ocasionado la incredulidad en la gente sobre el éxito del proceso”.“Adicional, está el llamado Marco Jurídico para la Paz, que la inmensa mayoría rechaza por la impunidad, y en contra de la opinión pública es grave llegar a un acuerdo”, dijo Alfredo Rangel.Sin embargo, diversos organismos nacionales e internacionales han celebrado que en Colombia se decida empezar a hablar de paz en el marco de un conflicto armado que aún no termina y se muestran dispuestos a apoyar un marco de justicia transicional en el que no haya impunidad total, pero sí unas penas graduales que permitan a Colombia alcanzar la paz.El exalto comisionado para la Paz del gobierno de Andrés Pastrana, Víctor G. Ricardo, reconoce que en un proceso de paz es necesario mantener reserva y discreción, pero advierte que tratar de hacerlo “de espaldas al país es un error”. “Es necesario que se vayan conociendo resultados. Aunque las partes han venido anunciando que han avanzado en el primer punto y ha habido acercamientos de acuerdo, eso no es suficiente. Sería muy importante que se diera la buena noticia, para dar tranquilidad a la gente”, dijo Ricardo.El representante a la Cámara Iván Cepeda dijo, por su parte, que de anunciarse el acuerdo en el primer punto de la agenda, se le dará “mayor valoración al proceso de paz”. “Sería un anuncio muy alentador para un tiempo, que yo considero, breve. Y es que un semestre es poco tiempo para llegar a conclusiones. A este proceso hay que darle todos los tiempos y toda la flexibilidad. Confío en que al final de este ciclo tendremos un resultado muy favorable”, indicó Cepeda.Aunque Alejo Vargas considera que es positivo que se conozcan los avances, también argumentó que de conocerse podrían ser usados “por los que han estado en contra del proceso para criticarlo. Sería una controversia, se empezarían a exigir detalles”. Vienen decisionesPese a que varios sectores apuestan al fracaso de los diálogos, hay muchos otros que creen que la paz en Colombia nunca ha estado tan cerca de lograrse.El exministro de Agricultura Juan Camilo Restrepo, quien ha estado al tanto de las negociaciones sobre el campo en La Habana, cree que el tema del agro quedará concretado al finalizar el noveno ciclo de diálogos, en una semana.El presidente Santos ha reiterado que los acuerdos a los que se llegue se revelarán cuando estén completos, y en ese momento habrá una refrendación popular que “no implicará una asamblea nacional constituyente”, como lo solicitan las Farc, sino que se hará por otros mecanismos que aún se están estudiando. La premisa del acuerdo es que “nada está acordado hasta que todo esté acordado”.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad