Tras largo recorrido, restos mortales de futbolista Ferley Reyes llegaron a Chocó

Tras largo recorrido, restos mortales de futbolista Ferley Reyes llegaron a Chocó

Enero 19, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co | AP

El jugador del Unión Magdalena, asesinado en Santa Marta, fue enterrado en el pueblo de Balboa, en la frontera con Panamá.

El féretro con el cuerpo del futbolista Ferley Reyes, asesinado de un tiro en la cabeza esta semana, llegó el sábado a una localidad del Chocó en la frontera con Panamá, luego de un largo viaje desde la costa del Caribe. Figueredo Reyes Agámez y Andrea Rivas, los padres del delantero de 22 años, optaron por trasladarlo de Santa Marta a Balboa, en el departamento de Chocó, donde reside la familia.El recorrido Santa Marta-Medellín-Apartadó fue en avión, a lo que siguió un traslado a Turbó por tierra, otro por lancha a Titumate, en el Golfo de Urabá y finalmente el trayecto a Balboa en un carro mortuorio, explicó a The Associated Press Cristian Chaverra Mosquera, licenciado en educación física que conocía a Reyes. Reyes acababa de vincularse con el Unión Magdalena de Santa Marta, de la segunda división nacional. El ariete fue baleado el miércoles por la noche junto con su compañero de equipo Luis Díaz Asprilla, quien recibió impactos en el tórax, una pierna y un brazo. Díaz Asprilla, de 26 años, fue intervenido quirúrgicamente y se encontraba en condición estable, según el médico del Magdalena, Edgar Sánchez Comas. Reyes y Díaz Asprilla fueron agredidos mientras estaban con sus compañeros de equipo Julio Murillo y Carlos Angulo en una peluquería informal en una calle del sector El Rodadero de Santa Marta, a 750 kilómetros al norte de Bogotá. El ataque fue atribuido a un hombre que bajó de una motocicleta que conducía otro sujeto. Ambos escaparon. "Ferney era excelente persona y futbolista, iba en camino de convertirse en estrella... Jugó en Balboa con sus amigos el 23 y el 30 de diciembre", señaló Chaverra Mosquera en una entrevista telefónica. Los habitantes de Balboa, Unguía y otras poblaciones de pescadores, agricultores y pequeños ganaderos, llegaron al cementerio el sábado en camiones, motocicletas, bicicletas y unos pocos en automóvil, según Chaverra Mosquera. "Todos querían a Ferney y acudieron masivamente a su sepelio", señaló. El comandante de la Policía de Santa Marta, coronel Fredy Tibaduiza, anunció el sábado que los homicidas no han sido capturados y las autoridades tratan de establecer el motivo del asesinato.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad