Testigo declara en juicio contra ex presidente del Congreso Carlos García

Julio 15, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Colprensa

Hernando Díaz Carvajal dijo que desde La Picota intentaron comprar testigos.

El dirigente social y empresarial Hernando Díaz Carvajal, oriundo de Fresno, Tolima, fue uno de los testigos que llegó este jueves a la audiencia de juicio que se sigue en contra del ex presidente del Congreso Carlos García Orjuela, señalado de haber incurrido en el delito de concierto para delinquir, por supuestos nexos con el Bloque Tolima de las Autodefensas Unidas de Colombia.Durante el interrogatorio, Díaz hizo una radiografía de la manera como se desarrolló el conflicto en la región y cuestionó la manera como procedían los grupos paramilitares de la zona. En ese sentido, el testigo explicó cómo operó el Frente Omar Isaza (FOI) al que describió como “sanguinario”. La descripción la hizo por la manera como asesinaban a niños y a mujeres, y la alimentó con un relato detallado acerca de cómo los integrantes del FOI, cuando llegaron a Fresno, amarraban a campesinos a las camionetas para arrastrarlos y que luego de ser asesinados eran dejados en la puerta del cementerio o en las calles del municipio. “Los paramilitares andaban de civil y las autoridades lo sabían”.Danilo Gutiérrez y otros alcaldes de la región velaban por los intereses del FOI, dijo el testigo. De la misma manera hizo referencia a Luis Carlos Salgado (también ex Alcalde de Fresno), de quien dijo que si bien no le consta que hiciera parte del grupo armado ilegal, sí señaló que no hizo nada por evitar el crecimiento de este tipo de delincuencia.Según Díaz, la candidatura del Mario Castaño Herrera, otro ex Alcalde de Fresno, estuvo respaldado por sectores del paramilitarismo. Detrás de todo esto, dijo, estuvo Javier Sandoval, quien debía su ascendencia al poder económico que tenía. “Él logró ubicar a Mario Castaño Herrera en la Alcaldía gracias a los recursos económicos. Su tercer mandato lo logró gracias al apoyo paramilitar”, señaló el testigo, quien añadió que el FOI fue financiado con extorsiones y secuestros.El testigo también mencionó a Jaime Arango Pedraza, un hombre a quien identificó como ex integrante de la Comisión de Acusaciones de la Cámara de Representantes para la época en que se juzgó al Presidente Samper. De Arango Pedraza dijo el testigo que “montaba a caballo con el comandante del FOI” y en seguida se preguntó: “¿Cómo no decir que estaba vinculado con los paramilitares?”.El conocimiento que Díaz Carvajal tenía de la zona y la manera detallada y franca como dijo que siempre se ha referido a los procedimientos de los grupos armados ilegales y a los nexos de los paramilitares, fueron las razones por las cuales, manifiesta, ha sido perseguido por grupos ilegales: “Todo se debe a no haber hacho parte de los partidos tradicionales; inclusive, mis hijos fueron secuestrados”.De la misma manera, Díaz Carvajal manifestó que “el partido Conservador estaba contaminado de delincuencia. Como ya se había tomado la Alcaldía, miraron hacia el Congreso”, señaló al considerar que para el 2002 muchos fueron los que se marginaron de la contienda política por que vieron que la idea del FOI era desplegar su poder desde el municipio, pasando por la Asamblea, para llegar al Congreso.La campaña de Luis Humberto Gómez Gallo estuvo impulsada por el FOI, y el sector del Alcalde, pues ya tenían una estructura política. Es tan aberrante que la contratación del municipio estaba amarrada a los grupos armados ilegales y sus ordenes”, señaló tajantemente Díaz Carvajal.Frente a la pregunta acerca de si se podía o no hacer política en Fresno después de 2002, debido a la presencia paramilitar el testigo contestó con un contundente “no”, pero aclaró que su negativa no cobija a los candidatos que llegaban esporádicamente a la zona, en una camioneta blindada y tras dar un corto discurso, salían de Fresno.“La presencia en Fresno del paramilitarismo era tan terrible que creíamos que nos iba a tocar convivir con ellos de por vida. La connivencia de la Fuerza Pública con esos grupos era cruel; yo soy víctima y testigo del conflicto, no vengo por una prebenda”."Desde la Picota se ha querido comprar testigos"Según Díaz Carvajal, desde la cárcel La Picota ha salido la orden de ofrecer grandes sumas de dinero para comprar testigos, favoreciendo a algunos implicados y afectando a otros. El testigo hizo referencia a Javier Sandoval, miembro del Partido Conservador de quien dijo “él me ofreció plata y me dijo que me quedara callado”.Esos hechos, explicó, “ya los tengo denunciados”. Aunque manifestó que él desearía que se lograra la detención de los implicados, señaló que eso es casi imposible, porque “los expedientes de acá de la Corte ya están por todo el Tolima, eso es pan de cada día”.Lo que se quiso desde la Picota, señaló el testigo, fue afectar el nombre de la Corte. “Se quería que los testigos manifestáramos que desde la Corte nos estaban ofreciendo prebendas para declarar en contra de políticos. Lo que querían era que se sembraran dudas sobre de la Corte”.Insistió en que desde la cárcel se están comprando conciencias. Sin embargo, terció a favor de la persona en juicio en esta audiencia: “No estoy sindicando al doctor García de ese acto”, y añadió que, según le han dicho, las propuestas de enlodar a la Corte “eran Luis Humberto Gómez Gallo y Javier Ramiro Devia”.“A mí me han ofrecido varias veces plata, mucha plata, pero no he querido aceptar porque más vale mi conciencia”, dijo Díaz Carvajal, quien precisó que por enlodar a la Corte le “llegó un maletín en el que me daban 15 millones de pesos como un pago inicial” y agregó que “la transacción iba a terminar en Bogotá; me iban a dar 5 millones de pesos más porque tocaba ir a la Fiscalía”.En este sentido, el testigo señaló que, incluso, la idea no era no declarar, sino cambiar la versión que yo pudiera dar en acerca del FOI. Finalmente, lo que se quería era que “yo saliera hacia Ecuador o Venezuela. Yo denuncie las cosas para que se cogiera la plata y a la persona”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad