Tensión e incertidumbre por hostigamientos de las Farc en zona rural de Toribío

Tensión e incertidumbre por hostigamientos de las Farc en zona rural de Toribío

Marzo 26, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co
Tensión e incertidumbre por hostigamientos de las Farc en zona rural de Toribío

El martes 25 de marzo, la Fuerza Pública evitó una supuesta toma de la guerrilla al casco urbano de Toribío.

Aunque los hostigamientos al casco urbano del municipio cesaron, las autoridades mantienen la suspensión de las clases para evitar riesgos de los estudiantes.

La incertidumbre por posibles hostigamientos de las Farc, esta vez en la zona rural de Toribío, mantienen en alerta a los habitantes de esta población, cuyo casco urbano fue blanco de un ataque guerrillero el pasado martes. El alcalde de Toribío, Ezequiel Vitonás, explicó que la tensión entre el Ejército y las Farc se trasladó a la vereda Chimicueto, por lo que las clases en la escuela de este caserío fueron suspendidas para evitar que los estudiantes sean expuestos a enfrentamientos. Además, los habitantes de esta parte de la zona rural salieron de sus casas y se concentraron en un solo lugar para resguardarse de las confrontaciones. El general Wilson Cabra, comandante de la Fuerza de Tarea Apolo del Ejército, explicó que por el momento no se han registrado combates en la zona, pero que sí se tiene información de que un grupo de guerrilleros pretende tomarse el casco urbano del corregimiento de Tacueyó. "Le están diciendo a la gente que no salga de sus casas y que no manden a sus hijos a estudiar, porque se van a tomar el corregimiento. Pero ellos no tienen la capacidad", dijo el oficial. Agregó que en la madrugada de este miércoles otra estructura guerrillera lanzó dos tatucos en el corregimiento de El Palo, en Caloto, sin que se registraran víctimas. Sobre los hostigamientos que el martes sembraron pánico en el casco urbano de Toribío, el alcalde Vitonás informó que ya no se presentan, por lo que las entidades públicas reiniciaron actividades. Sin embargo, las clases en las dos instituciones educativas del municipio siguen suspendidas, a la espera de que pase el peligro por completo. Vitonás agregó que las cerca de 138 personas que se habían desplazado de la vereda La Mina, por temor a quedar en medio del fuego cruzado, ya están retornando a sus hogares. "Hasta el momento no hay víctimas civiles, pues nos ha servido la orientación de que las personas salgan cuando hay combates y se dirijan a los sitios de asamblea", dijo el Alcalde y agregó que, no obstante, sí hay cultivos afectados por los explosivos.Por su parte, Esneyder Gómez, gobernador del cabildo de Toribío, afirmó que se está haciendo una reunión para decidir en qué momento son reiniciadas las actividades académicas en esta localidad.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad