Temor en Pradera tras bomba en la Fiscalía

default: Temor en Pradera tras bomba en la Fiscalía

Un 'costal bomba' fue detonado al frente de la sede del ente investigador, ubicada en el segundo piso de la edificación de la Calle 7 entre carreras 13 y 14, punto de encuentro de los barrios Antonio Ricaurte y San José.

Temor en Pradera tras bomba en la Fiscalía

Abril 29, 2011 - 12:00 a.m. Por:
elpais.com.co

Un 'costal bomba' fue detonado al frente de la sede del ente investigador, ubicada en el segundo piso de la edificación de la Calle 7 entre carreras 13 y 14, punto de encuentro de los barrios Antonio Ricaurte y San José.

La explosión de un costal bomba la noche del jueves en pleno centro de Pradera, que destruyó las instalaciones de la Fiscalía Seccional y causó daños a otros quince inmuebles, hace parte de una escalada de atentados que se vienen registrando desde finales de marzo en el municipio. Así lo sostuvo ayer el fiscal de la localidad, Jaime Vargas, quien afirmó que “esta ola terrorista no tendría como blanco sólo la sede de la Fiscalía, sino todos los entes estatales”.Según el funcionario, existen rumores sobre la circulación de un panfleto, en el cual se estaría amenazando a instituciones. “Aunque yo no lo he visto aún”. La tensión se empezó a vivir en Pradera desde el pasado 31 de marzo, cuando se halló una granada debajo de un vehículo en que se movilizaba un grupo de la policía, encargado de reforzar la seguridad en la población. Tan sólo diez días después de este incidente, unidades de antiexplosivos de la Sijín lograron desactivar un paquete bomba que fue abandonado en las gradas del edificio de la Alcaldía.“Nos sentimos inseguros”Tras el atentado de la noche del jueves, los habitantes se han declarado preocupados por la ola de violencia que se ha desatado en la localidad. “El pueblo está muy inseguro, la situación es muy crítica. Hemos escuchado muchos comentarios acerca de panfletos amenazantes. Y los robos y las extorsiones son pan de cada día”, declaró un vendedor del parque. Las autoridades ofrecieron $20 millones de recompensa a quienes entreguen información de los autores materiales e intelectuales del costal bomba que fue abandonado frente a las instalaciones del ente investigador, ubicado en la Calle 7 entre carreras 13 y 14.“Fue algo aterrador, el parque vibró y se levantó una nube de polvo que cubrió casi todo el centro de la población”. relató un ciudadano de Pradera.El estallido causó lesiones a catorce personas, que fueron trasladadas al hospital de San Roque. Todos fueron dados de alta la noche del jueves.Luis Fernando Meza Toro, propietario de la discoteca Sandunga, ubicada enseguida de la Fiscalía, relató que en septiembre del año pasado había invertido $80 millones en este lugar, pero la explosión acabó con todo.“Se dañó el sonido, las luces, las puertas, los ventiladores y la estantería. Las pérdidas son cuantiosas. No sé qué voy a hacer”, expresó.De otro lado, el alcalde Henry Devia Prado, al término de un consejo de seguridad que se realizó en la mañana de ayer, sostuvo que las primeras investigaciones apuntan a que los responsables del costal bomba serían integrantes de las Farc. “En pocos días se conocerían resultados contundentes sobre la investigación”.Durante la reunión de seguridad la Alcaldía decidió restringir el tránsito de motocicletas después de las 11:00 p.m.. “También vamos a solicitar a la Brigada el permiso para restringir el porte legal de armas y pagaremos recompensas por información sobre personas que oculten explosivos para cometer atentados terroristas”, declaró el Alcalde. Según el funcionario, los supuestos panfletos han sido distribuidos por personas que buscan alterar la tranquilidad y generar zozobra en la población.Por su parte, el coronel Carlos Antonio Gutiérrez, subcomandante de la Policía Valle, recordó que Pradera “es una zona donde hay una influencia grande de la subversión. Por eso la Policía y el Ejército están adelantando acciones frente a esta situación”. Asediados por ‘vacunas’ Los comerciantes de Pradera denunciaron que están siendo extorsionados por delincuentes que les exigen desde $2.000 hasta $5.000 diarios. Incluso hasta vendedores de arepas han recibido amenazas. El concejal Didier Zapata confirmó que en la población se vienen presentando una cantidad de situaciones anómalas. “Hemos enviado oficios a la Policía Valle y Policía Nacional sobre la urgencia de aumentar el pie de fuerza en Pradera, donde el número de uniformados es irrisorio, pero hasta la fecha no hemos recibido respuesta”, manifestó el edil, quien reiteró que la delincuencia es la autora de estas extorsiones.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad