Temor en galería de Pueblo Nuevo, Buenaventura, por nuevo caso de homicidio

Enero 19, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País, Buenaventura
Temor en galería de Pueblo Nuevo, Buenaventura, por nuevo caso de homicidio

Leonardo Gamboa Garcés, de 49 años y vendedor de mariscos y pescado, es la más reciente víctima de homicidio que se presenta en este sector del Puerto.

La nueva víctima fue un vendedor de pescado de 49 años, identificado como Leonardo Gamboa Garcés, el cual fue atacado el pasado sábado a las 10:00 a.m.

El temor de los vendedores y habitantes del sector de la galería de Pueblo Nuevo en Buenaventura crece cada día más, esta vez la víctima fue un vendedor de pescado de 49 años.El hombre identificado como Leonardo Gamboa Garcés fue víctima de un ataque a bala por parte de desconocidos el sábado a las 10:00 a.m.Aunque la Policía lo trasladó rápidamente a un centro asistencial, horas más tarde falleció producto de los tres impactos de bala que recibió en el ataque de los homicidas.Para la comunidad ir a comprar mariscos en la galería es toda un odisea, la violencia en la zona es una de las causas por las cuales las ventas han disminuido al menos en un 60%.Leonardo, era natural del corregimiento de Puerto Merizalde, pero desde hace muchos años había llegado a la zona urbana de Buenaventura, residía en el barrio San Buenaventura, conocido como AR9 y tenía tres hijos.Su familia aún no entiende porqué lo asesinaron. Cuentan que en el día vendía mariscos y en horas de la noche cuidaba un apartamento en el centro de la ciudad.Temor en la galeríaEl temor invade a compradores y vendedores de la galería José Hilario López, ubicada en el barrio Pueblo Nuevo, el año anterior, en los últimos dos meses, se registraron cinco asesinatos cerca al sitio, en lo que va corrido de 2014, ya van dos.Vendedores como doña María, aseguran que “es muy difícil trabajar así, a uno le da mucho miedo”. Muchos como ella, ha optado por sacar a sus platones a las afueras de la galería para poder vender.Llama la atención que en la zona hay presencia permanente de unidades de la Armada y la Policía, sin embargo se están registrando estos crímenes.Precisamente, a la misma hora del asesinato, el comando de la Policía realizaba una olla comunitaria con entrega de regalos, en el barrio Viento Libre, a pocas cuadras del lugar de los hechos.El miedo en la zona es evidente, y los más perjudicados siguen siendo los vendedores y moradores del sector, quienes aseguran vivir en medio de la zozobra.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad