Suplantación, la modalidad más usada por los 'apartamenteros' en Cali

Mayo 30, 2017 - 11:40 p.m. Por:
Redacción de El País
Capturan apartamenteros en el centro de Cali 4

El viernes pasado, un grupo de hombres armados, con uniformes de policía, intentaron ingresar en una unidad residencial del barrio Normandía, en el oeste de Cali. El vigilante no les permitió la entrada, pues le parecieron sospechosos, y llamó al 123.

Los delincuentes, que se desplazaban en una camioneta y motocicletas, huyeron. Este hecho prendió las alarmas de los habitantes del Oeste, quienes le pidieron a las autoridades mayores controles.

Precisamente, esta zona, junto con los barrios del norte como La Flora, Prados del Norte y Vipasa, están entre los más afectados por los hurtos a viviendas.

Este año se han presentado 363 casos, un 3 % más que en el mismo lapso del 2016 cuando ocurrieron 354.

De acuerdo con cifras de la Policía Metropolitana de Cali, las zonas más afectadas por el hurto a viviendas en Cali son las comunas 19 (barrios El Lido y San Fernando) y 17 (Valle del Lili y Limonar), en el sur, y la Comuna 2 en el norte, que abarca desde Santa Teresita y Santa Rita, en el oeste hasta Arroyohondo, en el norte.

Otra de las zonas afectadas es la Comuna 22 (Ciudad Jardín y Pance). Sin embargo, en este sector del sur los casos han disminuido, pasando de 33, en 2016, a 22 este año, un 33 % menos.

Un investigador de la Fiscalía explicó que la modalidad más usada por los delincuentes sigue siendo la suplantación de autoridades o de empleados de servicios públicos.

Precisamente, las autoridades investigan por qué los delincuentes que intentaron irrumpir en el Oeste estaban vestidos de policías.
En otras ocasiones, se disfrazan con chalecos de la Sijín o el CTI y aseguran estar realizando un allanamiento.


El comandante de la Policía Metropolitana, general Hugo Casas, aseguró que ya se han presentado varios casos de robos con suplantación de autoridad.

Tras estos hechos, recomendó que “ante la llegada de una unidad de policías a un edificio o conjunto, los vigilantes de la portería deben pedir que el uniformado se retire el casco y deje ver su cara ante la cámara instalada allí. Además, debe mostrar su identificación a la cámara. El policía tiene que estar identificado en su chaleco verde y con el nombre legible”.

“En casos que corresponden a allanamientos, el policía debe identificarse con el carné y mostrarlo al vigilante y en cámara”, agregó.
Las autoridades también han investigado la participación de policías activos, detenidos por la misma institución, por su presunta participación en robos.

Entre los asaltos registrados este año en la Comuna 2 se encuentra el caso de seis hombres armados que saltaron el muro de una vivienda de un comerciante en el barrio Menga Residencial, noroeste de Cali.

Los ladrones intimidaron a los residentes y los amordazaron para cometer el hurto, se llevaron dos armas de fuego (un revólver y una pistola que tenían salvoconducto), así como seis computadores portátiles, dos llaves de vehículos propiedad de la familia afectada, cuatro celulares, un computador de escritorio, dos televisores, un Xbox; un Play Station, tres relojes, una colección de botellas de Vodka, dos billeteras con documentos y tarjetas de crédito, dos maletas y tres cámaras fotográficas.

Justo en esta zona, hace quince días se presentó otro intento de robo en una unidad residencial del barrio La Flora. En esta ocasión usaron el ‘modus operandi’ de oportunidad. Los jóvenes acudieron a la Portería preguntando por una habitante del conjunto. Cuando el portero se descuidó buscando en el libro el número de apartamento, aprovecharon que la segunda puerta de ingreso estaba dañada y pasaron.

Ante el descuido del vigilante, irrumpieron hasta un apartamento del lugar, abrieron la chapa a la fuerza. Justo en ese momento llegó el propietario.


Los jóvenes fueron detenidos por la misma comunidad cuando intentaban huir.

Apartamenteros en Cali
Recomendaciones

No pueden divulgar información de bienes, pertenencias o viajes en frente de cualquier persona que pudiera utilizar esta información con fines negativos.

Que los domicilios, en el caso de los conjuntos cerrados, no lleguen hasta la puerta de la vivienda.

Evitar, a través de las redes sociales, compartir información personal con personas que no conoce y dar detalles si va a salir de viaje o de sus desplazamientos.

El guarda debe asistir al menos una vez al año a capacitación en una academia autorizada. Durante esta preparación aprenderá sobre los ‘modus operandi’ de los delincuentes que no siempre son iguales y son cambiantes.

Asegure siempre puertas y ventanas, además mantenga las llaves de su casa lejos de puertas y ventanas.

En caso de detectar conductas sospechosas en su cuadra o barrio, avise a las autoridades.

Es recomendable instalar una chapa de cadena para hablar con la persona sin tener que abrir completamente la puerta.

Es recomendable instalar un visor en la puerta para identificar a la persona antes de abrir la puerta.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad