Subteniente del Ejército aceptó haber tenido sexo con menor de edad

Agosto 07, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co | Colprensa

La niña de 14 años fue hallada en una fosa común junto a sus hermanitos de seis y nueve años en Tame, Arauca.

El subteniente (r) del Ejército Raúl Muñoz Linares aceptó ante la juez 27 de conocimiento de Bogotá que sostuvo relaciones sexuales con una niña de 14 años el día que la conoció, y que luego reconoció su cadáver cuando fue hallado en una fosa común en Tame, Arauca, en octubre de 2010, junto con los cuerpos de los hermanos de la niña, de nueve y seis años de edad.“Sostuvimos relaciones (sexuales). Me dijo dónde vivía, qué hacía, que si tenía novio, me habló de la familia. Era delgada, medía 1.60 (metros de estatura), cabello liso. Tenía varios aretes. Estaba maquillada. Tenía un tatuaje en el glúteo derecho, el cual vi cuando se estaba vistiendo. Tenía unos 16 años. Nunca me imaginé que iba a tener la edad que hoy dice la Fiscalía (14 años). Sí utilicé preservativo. Inicialmente no lo use, pero luego me acordé y busqué en mi billetera” , indicó el militar al relatar la manera en que conoció a la niña que posteriormente fue hallada asesinada junto con sus hermanos y por los cuales el militar está en juicio.El primer encuentroMuñoz Linares señaló que ese primer encuentro se dio el 2 de octubre de 2010 y que el 10 del mismo mes se volvieron a encontrar, pero que el acercamiento duró poco, pues el padre de la niña estaba cerca y la menor le pidió que se fuera, ya que a su progenitor no le iba a gustar que ella estuviera con él.Asegura el militar que el 14 de octubre –día en que también desaparecieron los tres niños– se presentó un tercer encuentro. Para ello, él se evadió del pelotón con su fusil, un rollo de papel higiénico y un machete de un sargento.“El 14 (de octubre) llegamos con el pelotón y a eso de las 12:30 del día me ausenté a verme con una muchacha hasta las 3:00 de la tarde. A las 3:30 p.m. era el programa con el comandante de la brigada y yo tenía que estar ahí (…). Regresé mojado porque había empezado a llover. Era una distancia considerable. Nadie me vio llegar, me cambié y me puse un camuflado seco. Puse el otro uniforme a secar y le devolví el machete a un sargento y luego inicié el programa. Al finalizar, mi mayor me hizo un llamado de atención por ausentarme” , indicó el oficial.Se enteró de la muerteMuñoz Linares comentó en sus declaraciones –para las cuales usó la ayuda de mapas–que luego de esto, el 15 de octubre, se movieron hasta otra zona y que hasta allí llegaron el presidente de la junta de acción comunal de la vereda y el presidente de la asociación de lecheros.“Nos movimos de la vía que va de La Holanda hacia Flor Amarillo. Ahí llegó el presidente de la junta y el presidente de la asociación de lecheros. Llegaron preguntando por el pelotón B2 del batallón 45 de la móvil 5. Me dijeron que había tres niños desaparecidos. Que si teníamos conocimiento. Dijeron que habían aparecido (los menores) en una fosa común. Que se veía una chancla y una manito. Le dijimos que no podíamos participar, que lo tenía que hacer el CTI de la Fiscalía” .Y prosiguió su relato: “Nos manifestaron que la iba a hacer la Cruz Roja. Pero no lo hicieron finalmente porque no podía andar con organismos armados” , indicó. Comenta el oficial retirado que una vez localizaron la fosa pudo identificar a la niña con la que él había tenido el encuentro intimo.“El 18 (de octubre) llegamos al lugar de los hechos. Estaba gente del DAS, del CTI y de la Sijín. Comenzaron a preguntar. Fuimos hasta el sitio de la fosa. Ahí fue donde caí en cuenta que era la muchacha con la que yo me había visto. La comisión se fue como a las 5 de la tarde, nos dirigimos hacia donde habíamos dejado el equipo. El sargento Torrijos nos dijo que se le había perdido el machete con el que yo salí el día 14 cuando me fui con la muchacha, pero cuando volví se lo regresé. No se lo pedí prestado, pero lo tomé. Era el sargento más antiguo y con más experiencia” , indicó el militar.Los sacan de la zonaFinalmente, asegura Muñoz Linares que debido a lo sucedido, los dos pelotones que estaba en la zona fueron retirados y llevados a Arauca, Arauca, donde se desató una controversia porque había desaparecido el machete del sargento que él había usado días atrás. Allí también le dijo a una asesora jurídica los encuentros que sostuvo con la menor. Entonces la funcionaria le señaló que le comentara todo al general encargado.“Le comenté a la asesora jurídica que yo había estado con la pelada y me dijo que le dijera a mi general Vargas. Me preguntó que si le había dicho a mi mayor. Le indiqué que no, porque sabía que eso me iba a traer problemas militares” , dijo.Los cargosEs de recordar que el subteniente Muñoz Linares es señalado del acceso carnal a una niña de 13 años y a otra de 14, el 2 y el 14 de octubre de 2010, respectivamente, y el homicidio de una de ellas, junto con sus los hermanos de 6 y 9 años, en Caño Temblador, zona rural de Tame, Arauca.El exmilitar es acusado de los delitos de doble acceso carnal violento con menor de 14 años y triple homicidio agravado.Los tres menores encontrados sepultados en una fosa tenían, de acuerdo con la investigación, múltiples heridas con arma blanca y los dos mayores muestras de abuso sexual.“No me consta porque no vi. Lo único que me consta es que el día 14 yo me vi con la muchacha de 12.30 del medio día a 3:00 de la tarde. Después de eso es que supe qué fue lo que pasó con ella” , dijo Muñoz Linares.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad