Sospechoso de matanza en Colorado podría enfrentarse a pena de muerte

Julio 24, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Resumen de agencias

El estudiante de un programa de doctorado, quien sería el responsable de asesinar a doce personas y herir a 58 más en un cine de Aurora, ha "guardado silencio legal", según indicó la Policía.

Con la mirada ausente, a ratos somnoliento y el pelo anaranjado, James Holmes, supuesto autor de la matanza de doce personas en un cine de la ciudad de Aurora, se mostró ajeno a lo que sucedía en la sala del tribunal de Centennial (Colorado), donde compareció por primera vez ante el juez, desde su detención. El sospechoso compareció luego de que las autoridades revelaron que se niega a cooperar y que podrían pasar meses para saber las causas de ese ataque que dejó 58 heridos. El juez William Sylvester leyó las condiciones de detención de Holmes, que permanece en aislamiento. Los cargos formales se presentarán el próximo 30 de julio. Está detenido sin derecho a fianza y enfrenta cargos como homicidio premeditado, ataque agravado y violación a la ley de armas. Holmes, de 24 años, esposado y sin afeitar, permaneció sentado con un uniforme marrón mientras el juez le informaba del caso. En determinado momento cerró los ojos mientras hablaba el juez. La fiscalía dijo posteriormente que desconocía si Holmes había tomado medicamentos. Sus abogados, defensores públicos, respondieron las preguntas del juez de si entendía sus derechos. Algunos familiares de las víctimas estuvieron presentes en la vista y pudieron ver al detenido, mientras que varios guardias, visiblemente tensos, controlaban las entradas del tribunal. Una mujer se puso a llorar durante la comparecencia. La Policía dijo que Holmes, pertrechado con máscara de gas y chaleco antibalas, disparó un fusil, una escopeta y varias pistolas en la proyección de medianoche del estreno El caballero de la noche, de la saga de Batman. El jefe de la Policía de Aurora, Daniel Oates, ha indicado que el también ex estudiante de doctorado ha “guardado silencio legal” desde que fue detenido. El domingo, las autoridades del recinto médico Anschutz de la Universidad de Colorado averiguaron si el universitario había utilizado su posición en un programa educativo para conseguir materiales peligrosos, pero los funcionarios escolares se limitaron a decir que el sospechoso era un estudiante muy dedicado.La fiscal Carol Chambers indicó que se estudia pedir la pena de muerte y consultará la petición con las familias de las víctimas.Chambers no espera que esa petición se materialice en meses y considera que el juicio se demorará hasta un año.Según expertos consultados por medios locales, aún queda por determinar si Holmes está mentalmente capacitado para afrontar un proceso judicial en su contra, aunque según la policía de Aurora Holmes planeó cuidadosamente su ataque y es un hombre “muy inteligente”.Compró munición por internetJames Holmes pasó meses abasteciéndose por internet de municiones y equipo blindado de pies a cabeza, sin despertar sospecha alguna entre las autoridades. Internet está inundado de sitios que permiten adquirir algunos de los instrumentos de la guerra moderna como si fueran artículos de un guardarropa. BulkAmmo.com es uno de esos portales.“Somos diferentes de otras culturas”, aventuró Dudley Brown, director ejecutivo de Rocky Mountain Gun Owners, quien defiende los derechos de los propietarios de armas de fuego. “Nosotros permitimos a los estadounidenses poseer el equipo que suelen usar las Fuerzas Armadas”. Chad Weinman dirige TacticalGear.com. El 2 de julio, Holmes hizo en ese sitio un pedido de US$306 por un chaleco de combate, portacargadores y una navaja. También pagó una tarifa adicional para agilizar en dos días el envío a su apartamento en la ciudad de Aurora.Weinman afirmó que el 99,9% de quienes desean comprar armas son “ciudadanos respetuosos de la ley”, pero dijo que le “enferma” saber que Holmes haya comprado armas. Las autoridades han aclarado que todas las compras de armas que hizo Holmes fueron legales y no existe un sistema oficial para detectar si la gente acumula grandes cantidades de poder de fuego. En Estados Unidos no hay restricciones a la venta de municiones, salvo para las balas que perforan blindajes. (AP)

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad