Hoy:

    Solicitan extradición de 'cerebros' del asesinato de abogada colombo-española en Rozo

    Febrero 17, 2017 - 10:11 p.m. Por:
    redacción de el país
    Abogada asesinada Cali

    María Eugenia Hidalgo, reconocida abogada, que vivía en España, fue asesinada en una finca de Rozo. Al parecer, el crimen fue ordenado por su pareja.

    Foto: tomada de Facebook

    Este viernes la Fiscalía radicó la solicitud de extradición ante España contra los dos hombres señalados como los autores intelectuales del asesinato de la abogada colombo-española María Eugenia Hidalgo, cometido por su pareja para quedarse con una millonaria suma de dinero.

    Lea también: Así descubrieron a los asesinos de abogada colombo española.

    Horas antes, el Fiscal 20 Especializado les imputó cargos a los dos detenidos por este crimen, cometido en 2015. Jhon Henry y su primo
    Miguel Mauricio deben responder como coautores de los delitos de desaparición forzada en concurso heterogéneo con homicidio agravado.

    El Juez 24 Penal avaló la imputación de cargos y libró una orden de captura internacional en contra de los dos primos, con fines de extradición.

    La abogada y exdirectora jurídica de la Cámara de Comercio colombo-catalana María Eugenia Hidalgo Tovar visitaba Colombia por unos negocios familiares en Bogotá y fue convencida por su pareja para que asesorara a unos conocidos suyos que residían en el Valle del Cauca para tramitar unas visas.

    Cuando llegó al aeropuerto Alfonso Bonilla Aragón, de Palmira, el 30 de mayo del 2015, fue recogida por un taxista que supuestamente la llevaría a su destino. Sin embargo, desde ese momento, su familia no tuvo noticias de ella, por lo que denunció su desaparición.

    El cadáver de la abogada lo hallaron días después en una finca del corregimiento de Rozo, de Palmira. Uno de los cuidadores del lugar lo descubrió al notar extraño el terreno y hallar restos de cal. Los miembros de la Policía Judicial que desenterraron el cuerpo lo hallaron a un metro de profundidad y bañado con cal.

    Lea también: Abogada colombo-española fue traída a Cali con engaños, según investigaciones.

    Desde ese momento empezó una investigación, en la que personal del Gaula de la Policía, apoyados por la Policía española, empezaron a seguir las piezas de este crimen.

    Los primeros en ser capturados fueron el taxista que la recogió en el aeropuerto y otro hombre que giró $1 millón a María Eugenia por los viáticos para su traslado a Cali.

    Uno de esos detenidos colaboró con las autoridades para develar este crimen y señaló a una ‘oficina de cobro’ de la ciudad como la encargada de la muerte de la mujer.

    Meses después, en noviembre arrestaron en Barcelona a la expareja de la abogada y a un primo de este, quienes fueron los que planearon el crimen, según las autoridades.

    Jhon Henry y Miguel Mauricio se encuentran detenidos en el centro penitenciario Valdemoro de la capital española.

    De acuerdo con la investigación de la Fiscalía 20 Especializada de la capital vallecaucana, la abogada María Eugenia Hidalgo Tovar, administraba los bienes de un comerciante español, quien viajó a París, y requirió la suma de mil euros para que se los girara.

    Ella llamó a su novio, Miguel Mauricio, para que fuera al apartamento de su propiedad, sacara el dinero de la caja fuerte y se lo consignara al ciudadano español.

    Este hombre encontró en la caja fuerte 300.000 euros, sacó el dinero y lo giró a una cuenta de un banco europeo. Luego, según el ente investigador, llamó su primo, Jhon Henry.

    Este hombre había vivido en Cali y, de acuerdo con las autoridades, perteneció a una banda conocida como Los Españoles. Entonces, se contactó con una ‘oficina de cobro’ de la capital vallecaucana, quienes se encargaron de desaparecer a la abogada.

    La banda de sicarios es liderada por alias El Flaco, quien fue capturado junto con otros sicarios en noviembre pasado.

    Estos hombres, junto con otras personas, la esperaban ese 30 de mayo de 2015 en una finca del corregimiento de Rozo, zona rural de Palmira, que habían alquilado.

    Allí la drogaron con un tranquilizante para caballos y la asesinaron asfixiándola. En la noche, la enterraron en un cañaduzal, cerca de allí.

    Las autoridades colombianas contactaron con la ayuda de sus pares en España, quienes empezaron unos seguimientos a los primos. También entrevistaron al comerciante cliente de María Eugenia, quien le aseguró que nunca recibió el dinero.

    Además, descubrieron que uno de los sicarios había recibido una encomienda desde España de Jhon Henry.

    CONTINÚA LEYENDO
    Publicidad
    VER COMENTARIOS
    Publicidad