Situación de hacinamiento de la cárcel de Villahermosa parece no tener fin

Noviembre 01, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País.

Aunque el Tribunal Superior de Cali ordenó el traslado de internos, el Inpec asegura que no se pueden realizar porque en toda la regional hay hacinamiento.

Pese a los constantes anuncios de medidas y a la emergencia carcelaria decretada en mayo pasado en el país, la situación de hacinamiento en la cárcel de Villahermosa de Cali parece no tener fin. Los últimos reportes de las autoridades hablan de un aumento de los detenidos, que pasaron de 5.971 a 6.179, lo que representa un hacinamiento del 270,7 %.Y aunque el Tribunal Superior de Cali ratificó el pasado miércoles en segunda instancia una tutela interpuesta por la Personería Municipal, que ordena el traslado de internos para acabar con las condiciones infrahumanas en las que se encuentran los presos, el Inpec asegura que será difícil realizar los traslados porque en toda la regional Valle hay hacinamiento.Por ejemplo, en la cárcel de Jamundí, que es de las más cercanas a la de Cali, hay un hacinamiento del 11,6 %, con 4.808 internos, mientras que en la de Palmira el hacinamiento es del 90,9 %, con 2.400 reclusos.Una fuente del Inpec regional explicó que las medidas que se tomarán en Villahermosa, ante la dificultad de trasladar a los presos a otras cárceles, será seguir insistiendo a los jueces de garantías para que aprueben las solicitudes de libertad que se están pidiendo. “Hasta el momento en el Valle del Cauca se han tramitado 215 solicitudes de libertad, de ellas 36 corresponden a internos de la cárcel de Villahermosa, las cuales no han tenido respuesta por parte de los jueces”, dijo la fuente.La orden del traslado de los reclusos también compromete a la Alcaldía, a la Gobernación y al Inpec a “definir en un plazo de dos meses si el centro penitenciario debe ser reubicado”, ante los problemas de infraestructura y salubridad que presenta el penal de la ciudad. Ante esto, la fuente del Inpec regional explicó que no se ha contemplado la opción de reubicar Villahermosa, aunque ya se han estado haciendo adecuaciones sanitarias y reparaciones en tuberías, entre otros trabajos. “Cambiar las instalaciones implica tener un terreno y eso podría tardar mucho. Por lo tanto, se está trabajando dentro del mismo Villahermosa con recursos de las autoridades correspondientes”, aseguró Vargas.Comisión de seguimientoLa personera auxiliar de Cali, Carmen Elvira Ospina, informó que para hacerle seguimiento al cumplimiento a la orden judicial sobre la situación de la cárcel de Villahermosa, se creará una comisión para estar atento de que todo se cumpla en los plazos establecidos, en un término de cuatro meses y sin exceder dos años. “Lo que queremos es que se protejan los derechos humanos de los internos de Villahermosa. La situación de la cárcel es lamentable: hacinamiento, internos enfermos, infraestructura muy débil y con riesgo de colapsar”, explicó Ospina. La funcionaria dijo que tiene que haber una solución al problema de Villahermosa, una solución que obviamente no se puede dar de la noche a la mañana, pero que para eso un juez está dando un tiempo para planear y actuar.Flavio Córdoba, presidente del Tribunal Superior de Cali, expresó que lo que se hizo en esta segunda instancia fue ratificar la tutela interpuesta por la Personería y que espera que se pueda llegar a una solución que beneficie tanto al sistema carcelario como a los internos afectados por las malas condiciones del penal. Esto no es solo un problema de la ciudad, es del país, así como tampoco es un problema solo del Inpec, es también del Ministerio de Justicia y del Estado.“En estos casos lo que se recomienda es aprovechar el plazo que se da para sacar el exceso de cupo de internos: hay que evaluar los procesos de presos que podrían salir porque hayan cumplido las dos terceras partes de la condena, que sean cabeza de familia o por vencimiento de términos. Esto ayudaría a descongestionar el sistema, si es que no hay para dónde trasladarlos”, expresó Córdoba.Entre tanto, para el abogado y exfiscal Elmer Montaña se necesita que los encargados de los procesos se den cuenta de la situación que se vive en la cárcel y empiecen a colaborar a solucionar la problemática.“Los jueces no son capaces de tomar decisiones como las de dar libertades a personas que puedan tener ese derecho y cuando lo hacen ponen multas muy altas que no pueden pagar, entonces los presos prefieren terminar toda la condena en una cárcel antes de cancelar alguna sanción”, dijo Montaña.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad