“Sin un pronunciamiento de las Farc no puede haber mediación”: Baltasar Garzón

Julio 16, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co
“Sin un pronunciamiento de las Farc no puede haber mediación”: Baltasar Garzón

Encuentro. Baltasar Garzón, exmagistrado de la Audiencia Nacional en España, se reunió el 15 de julio del 2012 durante una hora con seis líderes indígenas en el municipio de Miranda, Cauca.

El exjuez español llegó hasta el cabildo indígena de Miranda, Cauca, para atender la invitación de esa comunidad y escuchar sus denuncias sobre los enfrentamientos entre Fuerza Pública y Farc.

Baltasar Garzón, exmagistrado de la Audiencia Nacional en España, afirmó que mientras no exista un pronunciamiento oficial de las Farc no es posible iniciar una mediación frente al conflicto armado que mantiene en vilo al departamento del Cauca.El actual asesor del Tribunal Penal Internacional de La Haya sostuvo ayer una reunión con seis lideres indígenas en el municipio de Miranda, en la cual escuchó las denuncias que tiene la comunidad por la difícil situación que enfrentan a diario debido a los enfrentamientos entre la Fuerza Pública y la guerrilla.“No existe ningún tipo de mediación diferente a que la invitación ha sido hecha por la guardia indígena, en virtud de hacer las cartas que nos han remitido y por eso hemos venido. Para que haya una mediación tiene que haber dos interlocutores y hasta ahora eso no se ha dado, y hasta que eso no se produzca solo vamos a escucharlos, pero las desiciones deben tomarlas ellos”, sentenció Garzón.Agregó que “según lo que me han comentado hoy (domingo), parece que las autoridades presenten tienen voluntad de solucionar pacíficamente este conflicto, pero aún hace falta una declaración de las Farc”.El exjuez español fue enfático al afirmar que no es un interlocutor del Gobierno Nacional y que su visita al Cauca fue una decisión personal. “Yo vine hoy (domingo) aquí para aceptar una invitación que me hizo la comunidad indígena, pero no estoy de parte de un ente en especial, sólo quise escuchar las quejas de los habitantes”. Asimismo, Baltasar Garzón dejó claro que está dispuesto a colaborar en una posible mediación, cuando los actores involucrados manifiesten su voluntad de dialogar. El encuentro entre el exmagistrado de la Audiencia Nacional de España y los líderes indígenas, que se llevó a cabo en las instalaciones del cabildo de Miranda, inició este domingo a las 7:30 p.m. y se extendió durante una hora. A pesar de que la situación de seguridad era compleja, pues la mayoría de los miembros de la Guardia Indígena se encontraba por fuera del casco urbano, Garzón insistió en reunirse con la comunidad.Al parecer, los indígenas no quedaron muy satisfechos con el encuentro, pues esperaban tomar decisiones puntuales frente a la guerra que los azota a diario.“Sólo fue una reunión para exponer los problemas que tenemos, pero no llegamos a ningún acuerdo. Sin embargo, él (Garzón) dijo que está dispuesto a ayudarnos”, expresó uno de los líderes que estuvieron presentes en la visita de Garzón. “Hoy deben desalojar”Entre tanto, este domingo en la tarde la Guardia Indígena emitió un comunicado en el que le dio un ultimatum a las Fuerzas Armadas para que desalojen el territorio Alto de la Torre de Berlín, ubicado en el municipio de Toribío (Cauca), donde actualmente está asentado el Ejército. De acuerdo con Feliciano Valencia, consejero de la Asociación de Cabildos Indígenas del Cauca, Acin, hasta la medianoche de hoy los militares tienen plazo para desalojar esa zona.“Si no lo hacen, a primera hora del martes la Guardia Indígena entrará a retirarlos, aunque aclaramos que todo lo haremos de forma pacífica”, expresó Valencia. El líder informó que unos 3.000 hombres de la guardia estarían listos para desalojar a los uniformados, que -según la comunidad indígena- ponen en riesgo a la población, debido a que por su presencia la guerrilla ataca a los habitantes. El sábado en la tarde miembros de la Guardia Indígena desarmaron las trincheras que tenían como refugio los militares en la vereda Monte Redondo, en zona rural del municipio de Miranda. Sin embargo, los uniformados siguieron en el lugar. Entre tanto, José Ignacio Campo, gobernador del Cabildo de Miranda, manifestó que el único objetivo de los líderes es proteger a la población. “Como no hacemos parte del conflicto armado, ni la Fuerza Pública ni las Farc pueden estar aquí”, indicó.Asimismo, desde las 8:00 a.m. de este lunes se iniciará una minga con el objetivo de entrar en una conciliación pacífica con la Fuerza Pública y la guerrilla. “Necesitamos que ambos grupos se alejen del sector donde reposan alrededor de 60 familias indígenas”, comentó Campo. De otro lado, la Guardia Indígena afirmó que el comunicado también se le envió a alias Timochenko, máximo jefe de las Farc, para hacerle un llamado al cese de la violencia en el Cauca.Por su parte, el comandante de la Fuerza de Tarea Apolo del Ejército, general Jorge Humberto Jeréz, insistió en que sus tropas no abandonarán el territorio del Cauca, al tiempo que criticó la difícil situación que enfrentan sus hombres en esa zona. “Ellos son humillados, los escupen, les piden que se vayan, pero aun así seguirán protegiendo a la población”, manifestó el alto oficial. Sin embargo, los líderes indígenas insistieron en que no han actuado con la fuerza y que sólo buscan una solución pacífica al conflicto.Indígenas tienen la caja negra del SupertucanoEste domingo se confirmó que la comunidad indígena tiene en su poder la caja negra del avión supertucano que cayó en el municipio de Jambaló, Cauca. Las Fuerzas Militares exigieron la entrega inmediata de este aparato, para iniciar las investigaciones que determinen la razón de la caída de la aeronave, aunque la Fuerza Aérea Colombiana confirmó que el avión no fue derribado por las Farc. Por su parte, los indígenas afirmaron que entregarán la caja negra a un organismo internacional.Farc asesinan a soldado en Argelia, CaucaPresuntos subversivos de las Farc asesinaron a un soldado adscrito a la Brigada 29 del Ejército que opera en el municipio de Argelia, en el sur del Cauca, en lo que se cree es un 'plan pistola' de esta guerrilla en esa zona del departamento. El uniformado fue identificado como Olinto Pérez Martínez, quien recibió un balazo de un supuesto miliciano del Frente 60, cuando transportaba alimentos para sus compañeros que se encuentran en una base en las afueras de la población, según dijo el alcalde de esa localidad, Elio Gentil Adrada.El funcionario agregó que a raíz del crimen hay una gran tensión entre los 20.000 habitantes de Argelia, que temen una toma de la guerrilla a su municipio. Por esta razón, muchas personas han salido desplazadas hacia otros lugares del departamento. Según versiones extraoficiales, las Farc han dicho que pagan $800.000 por cada policía o militar que asesinen en Argelia.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad