Sin esclarecer asesinato de dos agricultores en Tuluá

Enero 05, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País Tuluá

Una de las víctimas purgaba una condena en la Cárcel del Circuito Judicial de Tuluá y disfrutaba de un permiso de 72 horas.

Para las autoridades sigue siendo un misterio el asesinato de dos personas en hechos ocurridos en la zona rural montañosa de Tuluá. Este miércoles se practicaron las necropsias a los dos hombres, que fueron brutalmente asesinados, al parecer por miembros de la Columna Víctor Saavedra de las Farc. Lo que se pudo establecer, es que a una de las víctimas, identificada como Valdimiro Chacón Caviativa, de 51 años, natural de Silvania, Cundinamarca, le propinaron cuatro disparos en diferentes partes del cuerpo. Este hombre purgaba una condena en la Cárcel del Circuito Judicial de Tuluá y en el momento de su muerte disfrutaba de un permiso de 72 horas. Una de sus hijas, que vive en Palmira, fue alertada por un habitante del corregimiento de Venus, en donde le decía que habían matado a su padre en zona rural de la Villa de Céspedes. Según sus familiares, Valdimiro se había desplazado a esa zona para tratar de vender un predio que tenía en ese corregimiento. Casi simultáneamente y en otro lugar de la zona montañosa de Tuluá, en la vereda San Agustín, fue avistado el cuerpo sin vida de otro hombre que luego fue identificado por sus familiares como Luis Albertino Huérfano Flores, de 63 años, quien también fue asesinado por los subversivos. A este sexagenario lo mataron amarrándole una soga alrededor del cuello. Este cadáver, que ya registraba señales de descomposición, se hallaba amarrado de pies y manos y al parecer había sido torturado por los homicidas pues tenía rastros de tierra en la cara.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad