Sin acuerdo sobre reinicio de diálogos termina reunión entre De la Calle e Iván Márquez

Diciembre 02, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | AFP
Sin acuerdo sobre reinicio de diálogos termina reunión entre De la Calle e Iván Márquez

Humberto de la Calle, jefe de la delegación del Gobierno para el proceso de paz con las Farc.

Durante más de dos horas ambos negociadores discutieron sobre las condiciones para el reinicio del proceso. Las Farc insisten en un cese bilateral.

Las delegaciones del gobierno y la guerrilla, encabezadas por Humberto de la Calle e Iván Márquez, conversaron durante más de cuatro horas sobre las condiciones para retomar el proceso de paz, que durante dos años avanzó a paso firme -aunque lento- hasta que las Farc capturaron al general Rubén Alzate y sus dos acompañantes, el 16 de noviembre, a los que liberaron hace dos días. "No hay decisiones de fondo ni resoluciones" al término de esta sesión a puertas cerradas, que se desarrolló "de manera muy normal y respetuosa", dijo una fuente del equipo del gobierno a la AFP. Esta reunión, la primera entre ambas delegaciones en un mes, se efectuó un día después de que el general Alzate pidiera su baja del Ejército y admitiera que se equivocó al aventurarse sin escolta en una remota zona selvática controlada por la guerrilla. Para retomar las negociaciones el presidente Juan Manuel Santos exigía la liberación del general, la abogada Gloria Urrego y el cabo Jorge Rodríguez, lo que ocurrió el domingo cuando los rebeldes los entregaron a delegados del Comité Internacional de la Cruz Roja y de los garantes del proceso de paz, Cuba y Noruega. Cinco días antes las Farc habían liberado a otros dos soldados capturados en otra zona. "No creo que el caso del general haya dejado gravemente herida la mesa de negociaciones", afirmó Santos en una entrevista con la radio RCN este martes. Alzate es el militar de mayor rango caído en poder de la guerrilla en medio siglo de conflicto armado. Sin embargo, ambas partes retomaron los contactos con recriminaciones mutuas. "El gobierno rompió el puente de confianza", dijo a la AFP Iván Márquez, quien propuso "blindar" el proceso de paz pactando un "armisticio", al reiterar una vieja demanda que lanzó la guerrilla al partir las negociaciones de La Habana, el 19 de noviembre de 2012. Santos ha rechazado suspender las hostilidades mientras se desarrollan las negociaciones, que buscan acabar el más antiguo conflicto armado en el continente, que ha dejado 220.000 muertos y 5,3 millones de desplazados. "Etapa de letargo" Al interrumpirse las negociaciones las partes debatían sobre reparación de las víctimas, tras haber consensuado tres de los seis puntos de la agenda: reforma rural (mayo de 2013), participación política (noviembre de 2013) y drogas ilícitas (mayo de 2014). "Creo que el proceso de paz entra en una etapa de letargo, no solamente por las fiestas de Navidad y Fin de Año, sino de manera particular porque las Farc van a sacar partido de la liberación humanitaria buscando un espacio para negociar un cese al fuego bilateral o un armisticio parcial", declaró a la AFP el académico Jairo Libreros, de la Universidad Externado de Colombia. "La agenda que se venía discutiendo pasa a un segundo plano, y el tema del armisticio pasa a ser un tema central", añadió. Un diplomático que sigue el proceso de paz dijo que la captura de Alzate significó un "doble" golpe para el Ejército colombiano: "le toman prisionero a un general y más encima (...) no lo pudieron rescatar, debiendo acudir a 'la buena voluntad' de la guerrilla" . "Como lo he escuchado varias veces, 'si la guerrilla no pierde, gana; si el Ejército no gana, pierde'. Estados Unidos se declaró "optimista" el lunes de que ambas partes sellarán la paz en 2015, pero la liberación del general no terminó con las complicaciones, pues unas imágenes de Alzate abrazado con el comandante guerrillero Pastor Alape al momento de su liberación molestaron al gobierno. Las negociaciones fueron suspendidas cuando ambas partes se aprestaban a formar una "subcomisión" -integrada por jefes militares de ambos bandos- para avanzar en el siguiente punto de la agenda, el desarme. Aparte de los puntos sobre víctimas y desarme, queda por consensuar el mecanismo de refrendación de un eventual acuerdo de paz.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad