Sigue racha de muertes violentas en Tuluá

Sigue racha de muertes violentas en Tuluá

Mayo 23, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País Tuluá

Preocupa la ola de inseguridad en el centro del Valle del Cauca.

Tres días después de que asesinaran en la Carrera 30 a un mecánico de motos, más conocido como “El Costeño”, desconocidos le quitaron la vida al dueño del taller y jefe de la víctima. Se trata de Mauricio José Jiménez Largo, de 35 años. El hecho se registró en la Carrera 27 o Avenida Simón Bolívar con Calle 13, en el barrio La Graciela, en Tuluá. El atentado criminal ocurrió cuando la víctima regresaba a su casa ubicada en el barrio Siete de Agosto. La víctima, se movilizaba por ese sector a bordo de en una motocicleta Honda C-70 de placa TXN-24 cuando fue sorprendida por los sicarios que le propinaron varios disparos en diferentes partes del cuerpo. Mauricio Jiménez, a quien conocían como “El Chómpiras”, era el dueño del taller de motocicletas en donde trabajaba como ayudante, Luis Dalmero Sánchez, de 20 años, oriundo de Ciénaga Magdalena y a quien sicarios motorizados asesinaron el pasado miércoles en la Carrera 30 con Calle 23, en un taller ubicado frente a la Registraduría del Estado Nacional de Estado Civil. Mónica Pineda, esposa de Mauricio José Jiménez, dijo que hasta el momento todo es muy extraño, pues su marido lo único que le había dicho la semana pasada, después de la muerte de “El Costeño”, era que él iba a seguir abriendo el taller, que no tenía nada que temer, pues al parecer el problema no era con él. Sin embargo, la Policía en Tuluá cree que los dos homicidios sí están relacionados, por lo que se está investigando los móviles y los autores materiales de estos hechos de sangre. Mauricio José Jiménez, deja huérfana a una niña de siete años.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad