Sexto adolescente sentenciado en NY por asesinato de ecuatoriano

Septiembre 01, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | AP

Kevin Shea, de 18 años de edad, es el sexto de siete adolescentes de una pandilla que atacaba físicamente a hispanos y que han sido condenados por el crimen de tintes raciales.

Un adolescente de Nueva York condenado por participar en la muerte a puñaladas de un inmigrante ecuatoriano en 2008 fue sentenciado el miércoles a ocho años de prisión. Kevin Shea, de 18 años de edad, es el sexto de siete adolescentes de una pandilla que atacaba físicamente a hispanos y que han sido condenados por el crimen de tintes raciales. En febrero, Shea se declaró culpable de asalto en pandilla, asociación delictuosa y otros cargos en la muerte de Marcelo Lucero el 8 de noviembre de 2008. Los jóvenes atacaron a Lucero mientras caminaba cerca de la estación de tren de Patchogue, a unos 80 kilómetros al este de Nueva York, en Long Island. Los fiscales dicen que la pandilla salió a la calle para atacar a hispanos. En mayo, Jeffrey Conroy fue condenado a 25 años de prisión tras ser declarado culpable de homicidio no intencional agravado por el odio racial. Las autoridades dicen que Conroy fue quien realmente apuñaló a Lucero. Lucero, de 37 años, caminaba con un amigo cuando fueron molestados por la pandilla de adolescentes. Los fiscales dicen que el grupo caminaba por la ciudad en busca de víctimas y comenzó a gritarle insultos étnicos a Lucero y un amigo. Uno de los jóvenes golpeó a Lucero en la cara. Lucero y su amigo usaron sus cinturones para defenderse. Lucero golpeó a Conroy en la cabeza con el cinturón y el adolescente perdió el control y le hundió una navaja a Lucero en el pecho. Los adolescentes huyeron tras el apuñalamiento, pero fueron detenidos en cuestión de minutos, a pocas cuadras de donde ocurrió el crimen. La nueva sentencia ocurre una semana después que otros tres adolescentes neoyorquinos que confesaron pertenecer a la pandilla fueron sentenciados a siete años de prisión por su papel en el asesinato. Un cuarto adolescente que se había encontrado con los otros tres la noche del crimen fue sentenciado a seis años. El asesinato llamó la atención nacional e internacional sobre los padecimientos de los hispanos en el condado neoyorquino de Suffolk, que conoció recientemente una oleada de inmigrantes centro y sudamericanos. El caso condujo a una investigación en curso del Departamento de Justicia sobre la manera como la Policía de Long Island respondió a los crímenes por intolerancia.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad