Sembrar el terror, el arma preferida de ‘Los Zetas’

Sembrar el terror, el arma preferida de ‘Los Zetas’

Septiembre 03, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Ana María Saavedra S I Editora de Orden
Sembrar el terror, el arma preferida de  ‘Los  Zetas’

Este letrero apareció en el 2008 en Nuevo Laredo, en el norte de México, donde ‘Los Zetas’ habían iniciado una guerra contra el Cartel del Golfo.

Así son los autores de la masacre que conmovió a México. Empezaron como escoltas de un capo y ya son un cartel.

Le decían ‘El Z1’ y se llamaba Arturo Guzmán Decena. Lo asesinaron, cuenta un corrido, cuando visitaba a una mujer. Lo sorprendieron el 21 de noviembre del 2002, algo borracho y drogado, en un restaurante de la calle Herrera y Nueve en Matamoros, Tamaulipas.‘Z1’, jerga militar para llamar al comandante de un ejército, murió de cuatro tiros y abandonado por sus hombres. El teniente Guzmán Decena era un antiguo miembro del Gafe (Grupo Aeromóvil de Fuerzas Especiales del ejército mexicano creadas para enfrentar a la guerrilla zapatista y al Ejército Popular Revolucionario), que se retiró en 1997 para dirigir a los escoltas de Osiel Cárdenas, jefe del Cartel del Golfo.El equipo de seguridad de Cárdenas estaba integrado por ex militares vestidos de negro, que conducían carros blindados y disparan con fusiles de asalto, lanzagranadas, metralladoras de 50 milímetros y misiles tierra-aire. ‘Z1’ en realidad dirigía el brazo armado del Cartel del Golfo. No eran más de 40 hombres que operaban en Tamaulipas.Ahora, casi nueve años después, no hay una cifra exacta de su número. La última vez que las autoridades mexicanas hablaron de un número aproximado la cifra era de 400 miembros, distribuidos en diez estados. La muerte de ‘Z1’ no los acabó, al contrario, los multiplicó.Pelean por el control del tráfico de drogas, de inmigrantes, el secuestro, la ‘piratería’. “Están metidos en casi todos los delitos”, dice un miembro de la Policía Federal mexicana. Sus luchas son con sus antiguos jefes: El Golfo, y con carteles rivales como Sinaloa y Juárez tienen a México sumido en el terror.Y es que el terror ha sido el alimento que ha hecho fuerte a este grupo, señalado de cometer las masacres más atroces de este país. En la última, el 25 de agosto pasado, prendieron fuego al Casino Royal y asesinaron a 52 personas. Los cinco capturados reconocieron que querían asustar a los dueños del lugar.El propio presidente Felipe Calderón los calificó como “verdaderos terroristas que han rebasado todos los límites”, un término que en los casi cinco años de la llamada Lucha contra el Narco nunca había usado para referirse a un ataque del crimen organizado.Ya en julio el presidente Barack Obama los había situado, junto con otros tres carteles del narcotráfico en el mundo, como prioridad de su gobierno.Desde Tamaulipas hasta GuatemalaMás de 80 personas fueron asesinadas el año pasado por el narcotráfico en un mes, en el estado de Tamaulipas al norte de México. De ellos, 72 eran migrantes de Brasil, Guatemala, Salvador, Honduras y Ecuador, asesinados porque no les alcanzó el dinero para pagar su traslado a los Estados Unidos.La violencia en los estados de Tamaulipas, Durango y Nuevo León -cuya capital es Monterrey- se debe a una guerra entre ‘Los Zetas’ y ‘El Golfo’, que se extiende hasta Guerrero, Tabasco, Quintana Roo y el sur de Chiapas, por donde ingresa la droga.En octubre del año pasado, Luis Fredy Lala, un migrante ecuatoriano avisó a las autoridades de un lugar donde estaban asesinados muchos latinoamericanos. Lala afirmó haber escuchado como masacraban a sus compañeros extranjeros. Narró que escuchó gritos, súplicas y disparos, y al ver que los asesinos se retiraban del lugar, huyó herido del rancho donde los mantenían secuestrados, y pidió auxilio a una unidad de la Marina que patrullaba la zona.Fue un crimen cometido por ‘Los Zetas’, que manejaban el negocio del tráfico de indocumentados hacia Estados Unidos, en un recorrido que va desde Quintana Roo hasta Tamaulipas. Según la Comisión de Derechos Humanos de México, este negocio ilegal genera anualmente US$25.000 millones.“Cobran por el paso, les quitan el dinero a sus ‘clientes’ y en ocasiones los secuestran para cobrarles a sus familiares hasta US$10.000 a cambio de no matarlos”, cuenta un periodista mexicano.“Lo que busca esta agrupación -dice un policía colombiano especializado en las relaciones entre los carteles de ambos países- es controlar todo el mundo delictivo de la zona en la que actúan. ‘Los Zetas’ nunca han tenido un concepto de organización estratégica para el narcotráfico sino que han tenido siempre un accionar militar, de una forma sanguinaria. Su meta es controlar todo el mundo delictivo. Por eso incursionaron en el tráfico de indocumentados, en las extorsiones, en los secuestros”.Su relación con los narcos colombianos no es igual a la de los otros carteles, entonces necesitan financiarse de cualquier forma. Por eso hacen de todo, hasta robar cargamentos de droga”.Las autoridades revelan que desde diciembre pasado actúan en Guatemala. Y en mayo cometieron una de las masacres más atroces de este país. En Petén, una célula de este grupo, conformada por ‘kaibiles’, decapitó a 27 campesinos.Perfil del ‘Lazca’Heriberto Lazcano Lazcano, alias El Lazca o El Verdugo, asumió el mando de ‘Los Zetas’ tras las muertes de Arturo Guzmán Decena, ‘Z1’ y Jesús Enrique Rejón Águila, ‘Z2’.También es un ex militar entrenado en grupos especiales por el que Estados Unidos ofrecen US$5 millones de dólares. En México la recompensa es de US$2 millones. Llegó a ser cabo de infantería hasta que en 1998 pidió su retiro al ser reclutado por Guzmán Decena.Lazcano, también apodado Z3, es, según un perfil criminal realizado por la Procuraduría mexicana, violento y traicionero. Entre los crímenes que le atribuyen está el del periodista Francisco Ortiz Franco, coeditor del semanario Zeta. En el 2003, cuando Osiel Cárdenas fue detenido ‘Los Zetas’ se separaron de su cartel. Luego, se asociaron con los Beltrán Leyva hasta que conformaron su propio grupo. Lazcano es reconocido por su violencia en sus asesinatos y por haber encontrado en el internet el modo de generar más terror en el nombre de ‘Los Zetas, al subir los videos de sus torturas. “Ellos fueron los que empezaron a arrojar cabezas en sitios y mostrar las torturas en internet”, dijo un periodista mexicano.Del ‘Lasca’, el cual fue dado por muerto en el 2007 pero era falso, se ha dicho que tiene un rancho con leones y tigres a los que suele arrojar algunas de sus víctimas, sobre todo agentes federales.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad