Secuestros de extranjeros por parte del ELN serían con fines extorsivos

Secuestros de extranjeros por parte del ELN serían con fines extorsivos

Febrero 18, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co | Colprensa
Secuestros de extranjeros por parte del ELN serían con fines extorsivos

Aunque fue secuestrado con otros cinco contratistas de la petrolera Geo Explorer, el ciudadano canadiense Jernoc Wobert es el único que no fue liberado por el ELN.

Analistas consideran que los secuestros de un ciudadano canadiense y dos alemanes por parte del ELN tendrían como objetivo obtener recursos a cambio de su libertad. Entre tanto, el Gobierno no descarta una operación de rescate.

Más allá de presionar unos diálogos de paz, varios analistas consideran que el secuestro de un ciudadano canadiense y dos alemanes por parte del ELN tendría como objetivo obtener recursos a cambio de su libertad. Por su parte, el Gobierno no descarta una operación de rescate, aunque no es la primera alternativa a usar ante los riesgos que ello implica. Hace un mes, el ciudadano canadiense Jernoc Wobert, trabajador de la empresa minera Geo Explorer, fue secuestrado por la guerrilla del ELN. A pesar de que esta organización dejó en libertad a los tres colombianos y dos peruanos con los que fue plagiado, Wobert todavía continúa en manos de esta organización ilegal. Incluso, en la mañana del lunes el grupo insurgente publicó un comunicado en su página web en donde acepta que todavía lo tiene en su poder en la Serranía de San Lucas (entre Antioquia y Bolívar). En su mensaje, el ELN critica la presencia de la empresa para la que trabaja el canadiense, a la que acusa de haberse quedado con los títulos mineros concedidos a las comunidades de esa región. A este plagio hay que sumarle el de los alemanes Uwe Breuer y Günther Breuer, dos ancianos a los que la guerrilla acusa de ser espías. El país conoció este hecho a finales de enero, aunque las autoridades establecieron que el secuestro se produjo el 3 de noviembre del año pasado. ¿Presión política o extorsión?El analista Alfredo Rangel, director del Centro Seguridad y Democracia de la Universidad Sergio Arboleda, considera que "en la lógica absurda del ELN” no se puede descartar que el incremento de la violencia tenga como finalidad obtener “réditos políticos”, como la apertura de un proceso de paz. Sin embargo, Rangel cree que en el caso de esta organización armada el secuestro de estos ciudadanos extranjeros tendría como fin que los Gobiernos de sus países paguen dinero para obtener su libertad. "Muchos de los secuestros que realiza el ELN son de carácter extorsivo. Lo ha hecho a lo largo de toda su carrera delictiva", señaló. Además, añadió que no cree que el Estado alemán y el canadiense se aventuren a pagar por la libertad de sus ciudadanos, pues desde que se conocieron los secuestros han condenado esta situación y han sido reiterativos en que no se involucrarán. Por su parte, León Valencia, director de la Corporación Nuevo Arco Iris, calificó como un “gran error” por parte del ELN estos secuestros. “Lo que piensa el Gobierno y lo que exige la sociedad es que sean abolidos todos los secuestros, como un gesto para empezar a abrir una mesa de negociación”, manifestó. Agregó que existe una presión muy fuerte de parte de la opinión pública, pues ya no se distingue si la persona plagiada es un civil o un militar y se está pidiendo que se elimine totalmente esta práctica. "Lo que está logrando es tensionar las situaciones y poner talanqueras a la posiblidad de una negociación", considera Valencia. El analista añadió que no cree que los gobiernos extranjeros vayan a pagar por la liberación de sus ciudadanos, pues el ambiente “es muy negativo y hay una crítica no solo a los que secuestran, sino también a cualquier negociación”. El profesor Jorge Restrepo, director del Centro de Recursos para el Análisis de Conflictos, dijo que ante la poca información que hay, es muy difícil saber con cuáles fines se realizaron estos plagios. Aunque dijo que es “preocupante” que todavía tengan a estos secuestrados. ¿Rescate?El Gobierno Nacional ha dicho que conoce el paradero del canadiense, declaración que también anunció en su momento cuando todavía estaban plagiados los tres colombianos y los dos peruanos. William Batista, uno de los nacionales liberados el viernes, dijo que “el Ejército siempre estuvo cerca, sobretodo en los primeros días”. Juan Carlos Pinzón, ministro de Defensa, anunció el lunes que las operaciones militares continúan para dar con el lugar exacto del plagio y manifestó que el ELN “como siempre está buscando dinero”.Por su parte el general Juan Pablo Amaya, comandante de la Segunda División del Ejército, explicó que los operativos se están realizando en la Serranía de San Lucias y en la ribera del río Magdalena e, incluso, se podrían extender hasta el Catatumbo, cerca a la frontera con Venezuela. No obstante, el Gobierno se ha abstenido de realizar un rescate por los riesgos que ello implica, y ha optado por mantener una presión prudente sobre los guerrilleros. Sin embargo, es una opción que no se descarta. Rangel cree que esta alternativa no se va a usar, pues dice que el Gobierno tiene “todas sus apuestas políticas en los diálogos de paz” y un eventual fracaso en un rescate podría dar al traste con esta posibilidad. En el mismo sentido se pronunció Valencia, quien dijo que “una acción militar puede generar una desgracia”. El director de la Corporación Nuevo Arco Iris cree que la presión de la opinión pública forzará las liberaciones de los extranjeros y, por ello, considera que se podrían dar en un mes. No obstante, Rangel, dijo que esto “no es predecible”, pues “la historia demuestra que pueden ser muchos años”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad