Se recuperan los niños heridos por balas perdidas en Palmira

Abril 11, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

La Policía detuvo a dos hombres y tres mujeres señalados de haber ocasionado las lesiones a los menores. de dos y cuatro años.

Mientras el niño de dos años y tres meses de nacido continúa hospitalizado en la clínica Valle del Lili, luego que una bala perdida le causara heridas en el brazo izquierdo y el tórax y le afectara el intestino, otra niña, de 4 años, que también resultó lesionada por un impacto de arma de fuego en su pierna izquierda, se recuperaba ayer en su casa, en el barrio Caimitos de Palmira. 

Los dos casos se presentaron el miércoles pasado en ese municipio, en hechos aislados registrados casi de manera simultánea en las comunas uno y dos. 

Según se conoció, el pequeño fue alcanzado por un proyectil hacia las 5:15 de la tarde cuando regresaba del jardín a su casa, en el barrio Juan Pablo II, en la comuna dos.

Ximena, madre del menor, precisó que el niño fue conducido al hospital donde lo intervinieron, pero debido a que no tenían cupo en la Unidad de Cuidados Intensivos, UCI, lo remitieron con anotación de urgencia vital al Hospital Universitario del Valle, HUV, donde tampoco lo atendieron por la misma razón, situación que se repitió en la Clínica Amiga.

Tras hora y media de estar de un lado para el otro con el pequeño que perdía mucha sangre, por fin lo atendieron en la Fundación Valle del Lili.

"Tenía el corazón en la mano, pensando en mi niño, porque estaba perdiendo mucha sangre y tenía respirador artificial. Fueron momentos de pánico, de angustia, en los que a uno le provoca morirse en ese instante, pero gracias a Dios ya está estable", sostuvo Ximena quien agregó que el pequeño fue alcanzado por la bala en la espalda cuando se encontraba a solo dos casas de su vivienda.

De otro lado, casi a la misma hora, pero en el sector de Caimitos, en la comuna uno, en un hecho de intolerancia resultó lesionada en su pierna izquierda por otra bala perdida, la niña de 4 años, cuando se encontraba en el andén de su casa.

La menor fue conducida a un centro asistencial donde después de hacerle los exámenes respectivos se determinó que el proyectil no comprometió el hueso y fue dada de alta.

No obstante, su madre, Elys Johana Rivas, manifestó que la pequeña se queja de mucho dolor y aún no puede apoyar el pie.

"No sé qué pasó, la niña estaba en la calle porque nosotros tenemos un negocio y cuando abrieron la puerta ella salió, fue en ese momento que recibió el disparo", comentó la mujer.

Por su parte, el comandante de la Policía Valle, coronel Fernando Murillo, reveló que en el primer caso está involucrado un joven de 25 años, vecino de la familia del niño, quien tiene antecedentes por consumo de drogas y al parecer, sin ninguna razón aparente, se puso a hacer disparos al aire, impactando al pequeño.

El joven quien ya fue capturado fue dejado a disposición de la Fiscalía por los presuntos delitos de lesiones personales y fabricación y porte de armas de fuego o municiones.

Respecto al caso de Caimitos, el oficial confirmo que se trata de un caso de intolerancia pues, según dijo, una persona porque la iban a atracar decidió llevar a "un grupo de delincuentes" que disparó contra una residencia causándole la lesión a la menor.

Anotó que con la colaboración de la comunidad se logró capturara a las personas involucradas en el hecho, a quienes  se les encontró droga y armas de fuego. Los capturados fueron dejados a disposición de la Fiscalía por tentativa de homicidio.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad