Se prenden alarmas por seguridad en universidades

Se prenden alarmas por seguridad en universidades

Agosto 03, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

Según las autoridades, la mayoría de los incidentes son problemas que se presentan por el consumo de alucinógenos y peleas que no llegan a los golpes. Las alarmas se encendieron luego del asesinato del Decano de Economía de la USC.

El asesinato de Ebert Mosquera, decano de Ciencias Económicas de la Universidad Santiago de Cali, en plena alma máter, prendió las alarmas por la seguridad de los centros educativos de Cali.Fuentes de varias de las universidades de la ciudad aseguraron que este hecho, en el que un menor de edad logró entrar armado a la cafetería de la Santiago de Cali y disparó contra Mosquera, hizo que estuvieran más atentos en los controles.Incluso, el viernes pasado el Consejo Superior de la Santiago de Cali realizó una reunión para hablar de este aspecto. En un comunicado se aseguró que “se creará una nueva política institucional de seguridad, con el respaldo de la Policía”.Consumo de drogaAunque, según las autoridades de Cali, son muy pocos los incidentes de seguridad que ocurren en las universidades, la mayoría de los que se presentan son problemas de consumo de alucinógenos y discusiones que no llegan a los golpes.Sin embargo, algunos estudiantes de la Universidad Santiago de Cali indicaron que dentro de la institución se han presentado casos como el de un estudiante que hirió a otro por no darle copia en un parcial el semestre pasado o el de un estudiante involucrado en un asesinato hace tres años en uno de los establecimientos nocturnos a las afueras de la universidad.Según Andrea, una estudiante, en algunos de estos problemas los autores son personas que ni siquiera pertenecen a la institución, como lo que ocurrió cuando Juan Manuel Santos era candidato a la Presidencia y fue saboteado en su visita a la universidad.Por su parte, estudiantes de la Universidad Autónoma aseguran que anteriormente se presentaron problemas con un lote que había detrás de la sede, ya que en ocasiones alumnos saltaban la cerca para ir a consumir drogas allí. Las autoridades de la Comuna 22, a la que pertenecen cinco universidades de Cali, indicaron que esa situación se controló con la universidad y ya se acabó.Las autoridades también indicaron que en la zona de Pance se han presentado robos en callejones oscuros, donde la Policía ha efectuado requisas y control de consumo de alucinógenos.Precisamente, funcionarios de la San Buenaventura indicaron que hace varios meses atracaban los buses que llegaban a la universidad, pero con la llegada del MÍO los robos se acabaron.Otra de las problemáticas que mencionan las autoridades de la zona son los vehículos en las estaciones de gasolina, donde los estudiantes consumen licor después de clases.Medidas de seguridadDirectivos de las universidades de la Comuna 22 indicaron que para velar por su seguridad conformaron la red de apoyo de la Policía, Corpopance, a la que pertenecen junto con colegios, conjuntos residenciales y empresas del sector. El director de Recursos Físicos de la Universidad San Buenaventura, Carlos Villegas, dijo que cada dos horas se reportan con la Policía, hay permanentes recorridos y ocho veces al día los uniformados ingresan a la institución.A su vez, el jefe de Protección y Control de la Universidad Autónoma de Occidente, Jorge Peláez, indicó que la vigilancia privada está soportada por cámaras de circuito cerrado de televisión, sistemas de alarma, detectores de armas y movimiento, elementos que buscan minimizar que un hecho de delincuencia o violencia se presente en la institución. “A pesar de estos elementos no se puede garantizar que un hecho de violencia no ocurra”, agregó. Entre tanto, el comandante del tercer distrito de Policía, coronel Jairo Gutiérrez, indicó que la Policía se ha reunido en varias oportunidades con los directivos, estudiantes y la comunidad de los alrededores de la Universidad Santiago.En las reuniones se ha evidenciado que la problemática que se da son riñas en los establecimientos públicos o hurtos a las afueras de la institución. Para solucionar el problema se ha creado unos planes de seguridad con la colaboración de la Policía.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad