Se enciende el debate sobre la seguridad en Cali, ante altos índices de violencia

Se enciende el debate sobre la seguridad en Cali, ante altos índices de violencia

Abril 05, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

Este 7 de abril se llevará a cabo un consejo de seguridad con el alto consejero para la Seguridad y Convivencia, Francisco José Lloreda, y el ministro de Defensa, Rodrigo Rivera. Piden declarar el toque de queda y retiran base militar en Aguablanca.

Ante los altos índices de violencia que se registran en la ciudad y de cara al consejo de seguridad que se realizará este jueves 7 de abril, concejales de Cali enviaron al Alcalde una comunicación en la que piden se adopte el toque de queda en la capital del Valle del Cauca. La misiva fue propuesta por la concejala Julie del Pilar Reina, quien afirmó que tal determinación esta planteada en el artículo 91 de la ley 136 de 1994. A esa reunión asistirían el alto consejero para la Seguridad y Convivencia, Francisco José Lloreda; el ministro de Defensa, Rodrigo Rivera, algunos representantes del Inpec y otras personalidades nacionales.“El mencionar una alerta naranja en Cali no debe quedarse solo en un anuncio por parte de las autoridades, cuando las cifras de violencia tienen sitiada a la ciudad", dijo la concejala Julie del Pilar Reina Díaz, pues 1.825 homicidios se registraron en la capital del Valle del Cauca, según el informe presentado el pasado lunes por Medicina Legal y que revela que el suroccidente es la región más violenta de Colombia.Por ello, Reina instó al Alcalde Ospina y a la Secretaria de Gobierno, Eliana Salamanca, para que brinden la protección a los caleños y caleñas en las vías y en sus viviendas. “Hoy se da incluso extorsiones a los contratistas de las megaobras so pena de no dejarles iniciar labores. Lo que se da acá es una guerra interna a la que nadie le quiere llamar por su nombre y que es protagonizada por el narcotráfico, que genera enfrentamientos por el microtráfico”, aseveró la cabildante Reina quien pidió que el Alcalde decrete el toque de queda, que cese las figuras pedagógicas y llame al Ejército a patrullar los puntos críticos de la ciudad. “Como concejala lo exijo porque considero que los caleños están atemorizados por ello no hay otra salida más que tomar acciones a favor de la comunidad”, dijo la cabildante. De manera inmediata, el presidente del Concejo, Jaime Gasca Cuéllar, ordenó la comunicación al alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina, al pedir una sesión reservada para tratar el tema.Por su parte, la Bancada Parlamentaria del Valle del Cauca anunció que llevará el tema a Bogotá para buscar recursos, según lo comentó Orlando Chicango Angulo.Igualmente, el Bloque Regional y Parlamentario del Valle gestionará recursos para que el sistema judicial de Cali y del departamento vuelva a funcionar normalmente y para que se concluya la reconstrucción del Palacio de Justicia, cuyas obras cuestan unos $25.000 millones.Distrito de Aguablanca se queda sin base militar por falta de recursos económicos Por otra parte, la Tercera Brigada del Ejército anunció que la base militar que opera en el Distrito de Aguablanca fue retirada por falta de apoyo económico.Al respecto, el Presidente del Concejo Municipal, Jaime Adolfo Gasca, manifestó que por no entregar 40 motos al Batallón de Policía Militar que patrulla el Distrito de Aguablanca, la base se trasladó de nuevo al cantón de Nápoles.“Eso no puede ocurrir en Cali, porque la seguridad de los caleños es una prioridad”, sostuvo Gasca.El Presidente del Concejo señaló que los 200 millones de pesos que entrega el gobierno caleño para la manutención de la base del Distrito de Aguablanca y de la ladera de Cali, son insuficientes para cumplir con la misión estratégica de acabar o reducir considerablemente la violencia en estas zonas. Para el alcalde encargado de Cali, Juan Carlos Botero Salazar, es muy grave que la base militar asentada en el distrito de Aguablanca, ya no esté en la zona, pues, ese lugar necesita la presencia de la fuerza pública. "En estos momentos la administración está buscando recursos económicos adicionales para entregarlos al Comando de la Tercera Brigada del Ejército, y así, colaborar con las fuerza pública", explicó el mandatario.Sin embargo, el secretario de Gobierno de Cali (e), Fortunato García Wallis, manifestó que el retiro de las bases militares obedece a que eran eminentemente provisionales.“El tema de la vigilancia, la garantía de los derechos humanos y de la convivencia pacífica le corresponde es a la Policía Nacional”, precisó el funcionario quien indicó que desde el comienzo de la presente administración se ha venido trabajando articuladamente con el Batallón de Policía Militar y se han aportado unos recursos utilizados en vehículos, combustible y reparación de los mismos.“Consideramos que ellos pueden reflexionar esa decisión y vamos a tener un acercamiento directo con el comandante del Batallón de Policía Militar para determinar que nos apoyen en patrullajes, teniendo en cuenta que el tema de la contratación de las motocicletas que habían priorizado con recursos nuestros está en camino”, precisó García Wallis.Igualmente, advirtió que no se puede utilizar como disculpa la ausencia de presupuesto para negarse a proteger a la comunidad.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad