Se agitó el debate por comisión de víctimas que viajó a La Habana

Agosto 16, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País Bogotá y Colprensa
Se agitó el debate por comisión de víctimas que viajó a La Habana

En Cali, donde se realizó hace dos semanas el Foro Nacional de Víctimas, los familiares de los afectados por las acciones de las Farc reclamaron la verdad.

El presidente Juan Manuel Santos salió al paso de las críticas y dijo que no se puede segmentar a las víctimas. “Todas deben ser escuchadas”, anotó.

Una dura controversia generó la integración de la delegación de los doce representantes de las víctimas que viajó el viernes a La Habana (Cuba) para hablar con los negociadores de las Farc y del Gobierno, en un cara a cara que se cumplirá este sábado.Diferentes voces criticaron la forma cómo la oficina de Naciones Unidas, la Universidad Nacional y la Iglesia hicieron la escogencia de los representantes; además existen reservas por la vinculación de personas afectadas con los denominados ‘falsos positivos’.De hecho, la crítica ha sido tan fuerte que el propio presidente Juan Manuel Santos salió al paso de las mismas y defendió el proceso que se adelantó a través de los foros en todo el país.En este sentido, el Jefe de Estado dijo que “si queremos paz en este país no podemos comenzar a segmentar, solamente estas víctimas, o estas víctimas no. El conflicto es uno y la solución al conflicto es una. Y por eso se debe escuchar a todas las víctimas”. El Mandatario explicó que la escogencia del primer grupo de víctimas se hizo teniendo en cuenta los diferentes actores del conflicto, por ello sólo cinco fueron víctimas de las Farc. Tras la polémica por la escogencia de las víctimas, Fabrizio Hoschsild, coordinador de la Naciones Unidas en Colombia, aclaró que el listado recoge todo el universo de víctimas tal y como lo señalaron las partes negociadoras desde La Habana.Por su parte, el jefe de la delegación del Gobierno, Humberto de la Calle, también defendió el proceso y, a través de un comunicado, aseguró que “la selección de las víctimas ha sido hecha por organizadores independientes a la Mesa. Ni el Gobierno, ni las Farc, han escogido víctimas. Han sido escogidas por la ONU en Colombia y por el Centro de Pensamiento de la Universidad Nacional, atendiendo rigurosamente a criterios escogidos y acordados para garantizar el equilibrio, el pluralismo”.Enfatizó que “la delegación que llega no agota el escenario de las personas que van a participar en estas reuniones. Con esto quiero transmitir que esta discusión no es numérica”.Sin embargo, las voces inconformes no se hicieron esperar. Durante un foro sobre víctimas en el Congreso, algunos de los secuestrados por las Farc se refirieron al grupo que viajó a La Habana. El general (r) Luis Mendieta, quien estuvo secuestrado por las Farc, hizo un llamado al reconocimiento de las personas que han sufrido flagelos como el secuestro y reafirmó que en la lista de las víctimas que fueron a La Habana no se sienten representados. Mientras tanto, el gobernador del Meta, Alan Jara, también plagiado por esa guerrilla, hizo una reflexión sobre el tratamiento especial que debe tener cada una de las víctimas, a las que no se les puede mencionar en términos generales.Sobre el tema, el exministro Camilo González Posso dijo que “es muy difícil que 12 personas representen el universo de las víctimas, eso es muy complejo, pero es el primer paso para que las Farc y el mismo Gobierno comiencen a escuchar a los afectados por la violencia”.El analista Ancízar Marroquín aseguró que en este tipo de representaciónes “nunca van a estar los que son”, para lo cual manifestó que “a pesar del esfuerzo de la ONU y la Universidad Nacional, el trabajo no fue suficiente, porque hasta hoy no se ha creado el mecanismo para determinar quiénes son las víctimas, ni tampoco existe el criterio para considerarse víctima”.Por esta razón, Marroquín anota que “en últimas los que quedaron son un revuelto de todo, pero esto apenas comienza”. Los ‘falsos positivos’Otro eje de la polémica es la presencia de víctimas de los denominados ‘falsos positivos’. Sobre este aspecto, el exviceministro de Defensa Rafael Guarín dijo que “me parece que esa composición tiene un elemento grave y es que se aceptaron las víctimas de los paramilitares y de la Fuerza Pública”.Esto, a juicio de Guarín, “hace que la presencia de esas personas termine por identificar al Estado con las Autodefensas, es decir, reconoce el vínculo del Estado con los paramilitares y se muestra como si se tratara de una política de Estado”.Muy contrario a esto se mostró el analista Marroquín, quien dijo que “con la presencia de estas víctimas lo que se hace es reconocer que las partes, Gobierno y Farc, cometieron faltas. Entonces, los actores tienen que reconocer sus culpas en medio de la guerra para emprender el trabajo de reparación”.A esto, Guarín respondió que “lo que pasa es que el fondo de esta decisión es reconocer al Estado como una de las partes del conflicto que violó Derechos Humanos con agentes estatales y las autodefensas”. Para Christian Voelkel, del centro de análisis International Crisis Group, este era un debate inevitable. “La crítica es un discurso político que era inevitable en Colombia, pero es importante que las víctimas no se dejen juzgar”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad