Santos acepta petición de baja del general Rubén Darío Alzate

Diciembre 01, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Colprensa
Santos acepta petición de baja del general Rubén Darío Alzate

Rubén Darío Alzate, general del Ejército Nacional secuestrado y liderado por las Farc en el Chocó.

El Comandante de la Fuerza de Tarea Titán en el Chocó informó el pedido de la baja en una rueda de prensa en la tarde de este lunes.

El presidente de la República, Juan Manuel Santos, confirmó que aceptaba la baja del general Rubén Darío Alzate, luego que el oficial pidiera el retiro del servicio activo durante una declaración a la opinión pública en la tarde de este lunes. El jefe de Estado respondió con un “sí”, al ser preguntado en Caracol Radio si aceptaba la baja del General, a lo que agregó que “salió como un buen militar, con honor militar”. El Comandante de la Fuerza de Tarea Titán en el Chocó, había pedido minutos antes al Gobierno Nacional el retiro del servicio activo, luego de ser liberado por las Farc el pasado fin de semana y de reconocer su error al no cumplir con las medidas de seguridad el día del secuestro. “Por mi honor militar, como primera virtud del soldado que he respetado sirviendo por más de 33 años de entrega a nuestra patria, y por el amor y respeto a nuestra institución militar, que por este hecho se ha visto afectada, he solicitado al Gobierno Nacional el retiro de mi servicio activo”, dijo. Frente al tema de la seguridad, el oficial reconoció que su “afán de servicio y amor por el pueblo chocoano”, lo llevaron a “no aplicar los procedimientos que en materia de seguridad debía adoptar en mis desplazamiento como General de la República y como Comandante de la Fuerza de Tarea Titán”. El general Alzate calificó las fotos y los videos que se tomaron el día de su liberación como un “show mediático” al que fue “forzado a hacer parte”, además de los malos tratos de los que fueron víctimas durante los 14 días de secuestro por parte de las Farc. “Fui esposado y posteriormente amarrado durante las noches, al igual que el cabo Rodríguez. Fuimos forzados por estos terroristas a realizar marchas de más de ocho horas diarias a través de la selva, además de recibir amenazas de muerte por si decidíamos optar por un escape”, señaló Alzate. El General explicó que iba de civil “para fortalecer la confianza con una comunidad que merece nuestra atención y acercamiento y compromiso”. Además, agregó que entre las medidas para esta visita estaban la “desinformación de mi ruta y el destino final, el no acompañamiento de mi anillo de seguridad y el manejo de un bajo perfil”. Esta estrategia se venía desarrollando debido a que habían encontrado “diferentes obstáculos” de la comunidad, por lo que visitó el corregimiento de Las Mercedes, después de “once mese de recorrer el departamento y buscando ese acercamiento”. Según Alzate, en este lugar se busca desarrollar un proyecto de energía alternativa, acogido por la Gobernación, mediante la instalación de turbinas en el río Atrato, como piloto para beneficiar en su implementación a más de 230 comunidades. Así fue el secuestro El General narró en su declaración que el 16 de noviembre, antes de su viaje al corregimiento de Las Mercedes, hubo una “reunión operacional” con el comandante de la Brigada 15 y las secciones de inteligencia de las Fuerzas, donde le informaron de la situación y de “inteligencia del aérea”. “Procedí a visitar el corregimiento de Las Mercedes, adoptando unas medidas de seguridad que incluían: desinformación de mi ruta y destino final, no acompañamiento de mi anillo de seguridad y manejo del más bajo perfil, razón por la que iba vestido de civil y sin armamento”, explicó Alzate. “Luego de un recorrido de aproximadamente 15 minutos en bote desde Quibdó, y cuando estábamos desembarcando en Las Mercedes en compañía del Cabo Primero Jorge Rodríguez y la doctora Gloria Urrego, el perro que nos acompañaba saltó del bote y asustó a un grupo de niños que se encontraban adelante del muelle, razón por la que llevamos el perro de regreso al bote”, narró el general. Acto seguido, manifestó que caminaron nuevamente hacia la comunidad y cuando habían avanzado unos pocos metros, “sorpresivamente fuimos abordados por cuatro hombres armados de fusil, entre quienes se encontraba alias ‘Chaverra’ del Frente 34 del grupo terrorista Farc, quienes nos secuestraron en total estado de indefensión”. Alzate indicó que “este hecho constituye una flagrante violación a los Derechos Humanos y por consiguiente se configura como una infracción al Derecho Internacional Humanitario”. El general Rubén Darío Alzate estuvo acompañado por su esposa y sus dos hijos, a quienes agradeció por “su amor, entrega, sacrificio y permanente apoyo durante toda mi carrera militar, como también su soporte durante estas horas difíciles”. “Patria, honor, lealtad -Dios en todas nuestras actuaciones -Fe en la Causa”, fueron las últimas palabras que mencionó el general Alzate en su comunicado a la opinión pública, y fue enfático en que el “honor es la primera virtud militar”.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad