Salida de tropas divide las opiniones en Iraq

Salida de tropas divide las opiniones en Iraq

Agosto 20, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Resumen de agencias

Estados Unidos concluyó ayer la retirada de las tropas de combate de Iraq y prepara un nuevo capítulo con la operación Nuevo Amanecer. El fin de siete años y cinco meses de ofensiva militar en este país llega en medio de opiniones divididas.

Estados Unidos concluyó ayer la retirada de las tropas de combate de Iraq y prepara un nuevo capítulo con la operación Nuevo Amanecer. El fin de siete años y cinco meses de ofensiva militar en este país llega en medio de opiniones divididas.En el último año la violencia en Iraq se ha recrudecido. La retirada de la última brigada militar se produjo antes del 31 de agosto, que era plazo fijado por el presidente Barack Obama para poner punto final a las operaciones de combate en el país árabe.El repliegue militar, en realidad, comenzó unos días antes pero, por razones de seguridad, las autoridades castrenses esperaron hasta la salida de la última brigada para anunciarlo.El último convoy de la Cuarta Brigada Stryker de la Segunda División de Infantería comenzó su cruce hacia Kuwait en la madrugada del jueves sin ningún incidente, pese a temores de que hubiesen minas sembradas en las carreteras.El portavoz del Pentágono, Bryan Whitman, dijo que sería un error “decir que la misión de combate ha llegado a su fin debido a la retirada de esta brigada porque todavía queda trabajo por hacer”.La idea de Washington sigue siendo que las tropas de EE.UU. ayuden a las fuerzas iraquíes a asumir sus propias tareas de seguridad.Desde Bagdad, el portavoz de las tropas estadounidenses en Iraq, el mayor general Stephen Lanza, dijo que las fuerzas de seguridad iraquíes están listas para resguardar la seguridad una vez que salgan todas las tropas estadounidenses.En el país permanecerán 50.000 soldados estadounidenses que participarán en tareas de estabilidad, asesoramiento, formación y apoyo a las fuerzas de seguridad iraquíes hasta abandonar completamente a finales de 2011 el país.Pero los iraquíes tienen la incertidumbre por la salida de las últimas tropas de combate, debido al aumento de la violencia ha aumentado en las últimas semanas.Esta semana se presentó el peor atentado de este año en Bagdad cuando un terrorista se inmoló frente a un centro de reclutamiento del ejército iraquí, en el ataque murieron 61 personas.¿Y ahora qué?Es lo que se preguntan muchos ciudadanos iraquíes. El taxista iraquí Chamel Abdalá, de 43 años, expresó sus reservas sobre la marcha de los estadounidenses porque teme por la seguridad del país.“El Ejército iraquí no es fuerte para afrontar la seguridad”, señaló Abdalá, quien consideró que les espera un futuro incierto dada la ausencia de un consenso político.Para disipar estos temores, el Gobierno iraquí insistió ayer que las fuerzas de seguridad nacionales son capaces de asumir todas las misiones.El portavoz del Ejecutivos, Alí Al Dabag, explicó que el repliegue estadounidense se llevó a cabo con la planificación de ambos gobiernos y subrayó que los preparativos de los cuerpos de seguridad de Iraq son suficientes para afrontar los desafíos futuros.“Hemos optado por asumir la misión de mantener la seguridad del país nosotros solos, sin la necesidad de ayuda de tropas extranjeras”, subrayó el portavoz.Sin embargo, el pasado 11 de agosto, el jefe del Estado Mayor iraquí, general Babakar Zibari, reconoció que el Ejército no estaba preparado para asumir todas las misiones y que no estaría consolidado hasta el 2020.Para el experto en grupos armados Nazem Al Yaburi, las Fuerzas Armadas iraquÍes están mal equipadas porque una gran parte del dinero que el Ejército recibió para gastar en armamento se perdió por culpa de “la corrupción financiera y administrativa”.Duplicarán agentes de seguridad privadaEl Departamento de Estado prevé duplicar el número de agentes de seguridad privada en Iraq tras la retirada de las tropas de ese país, y apoyarse así con 6.000 ó 7.000 subcontratistas, informó el New York Times.En la medida en que EE.UU. se prepara para retirar completamente todas sus tropas de Iraq a finales de 2011, el Gobierno está impulsando un importante esfuerzo civil, para el que dependerá, sin embargo, de un pequeño Ejército de subcontratistas para llenar el vacío que habrá dejado el Ejército.El Departamento de Estado asumirá en octubre del próximo año la responsabilidad de entrenar a la Policía iraquí, una labor que será ejecutada principalmente por subcontratistas.Sin la presencia de soldados que puedan reducir las tensiones sectarias en el norte de Iraq, serán los diplomáticos estadounidenses destinados en dos nuevos consulados y dos oficinas temporales dependientes de la embajada, los que tendrán que prevenir potenciales confrontaciones, indicó el periódico.EE.UU. abrirá un consulado en la provincia de Basora, en el sur, y otro en Ebril, en el Kurdistán iraquí, en el norte, mientras que las dos oficinas temporales de la embajada se ubicarán en la ciudad petrolera de Kirkuk, en el norte del país, y en Mosul, capital de la provincia de Nínive, también el norte.Para proteger a los civiles en un país que sigue siendo hogar de insurgentes y milicias respaldadas por Al Qaeda e Irán, Washington prevé más que duplicar el número de guardias de seguridad privada.Su principal función será garantizar la seguridad de los cinco complejos diplomáticos de EE.UU. en Irak, previniendo ataques mediante el uso de radares, detectar artefactos explosivos, realizar vuelos de reconocimiento con aviones no tripulados e incluso formar equipos de reacción rápida para ayudar a civiles en peligro.La Casa Blanca ha expresado su confianza en que la transferencia de las tropas a personal civil -entorno a 2.400 personas trabajarían en la embajada de Bagdad y en otros puestos diplomáticos- se llevará a cabo acorde al calendario previsto, señaló el diario.HistoriaEn marzo del 2003, EE.UU. invadió Iraq, con el argumento de que el Gobierno de Sadam Hussein poseía armas de destrucción masiva.En julio de ese año, una vez consumada la caída de Bagdad, el contingente estadounidense queda establecido en 143.000 soldados.En diciembre del 2008, Washington y Bagdad firman un pacto por el que EE.UU. retirará sus tropas de las ciudades a partir del 30 de junio de 2009.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad