Robos en semáforos reviven debate sobre necesidad de un 'Plan Desarme' en toda la ciudad

Robos en semáforos reviven debate sobre necesidad de un 'Plan Desarme' en toda la ciudad

Mayo 06, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co
Robos en semáforos reviven debate sobre necesidad de un 'Plan Desarme' en toda la ciudad

El pasado jueves, en la Carrera 70 con calle 16, se presentó un tiroteo luego de que un hombre en una moto intentara robar a un concejal de Jamundí que se movilizaba en su vehículo.

Los últimos casos registrados en menos de una semana, que dejaron una persona muerta y otra gravemente herida, abren de nuevo la discusión sobre la medida. Hablan los ciudadanos y las autoridades.

Dos tiroteos en Cali en menos de una semana y en medio de robos en cruces de semáforos vuelven a dar fuerza a la discusión sobre la necesidad de extender el 'Plan Desarme' a toda la ciudad. El primer caso tuvo lugar el pasado miércoles en la tarde, luego de que un hombre a bordo de una motocicleta intentara hurtar el celular de un concejal de Jamundí y que resultó herido al recibir varios disparos por parte del guardaespaldas del edil. Lea aquí: Intento de robo a concejal de Jamundí desencadena tiroteo en el sur de CaliEl otro hecho tiene que ver con la muerte de una mujer que recibió varios disparos el pasado sábado al mediodía en el cruce de la Carrera 56 con Calle 5, cuando dos hombres a bordo de una motocicleta le hurtaron un bolso en el que llevaba cinco millones de pesos. Lea aquí: Murió mujer que fue herida el sábado en un fleteo en el sur de CaliDe acuerdo con las versiones de algunos testigos del hecho, la mujer recibió los disparos luego de que otros hombres armados, al parecer vigilantes que estaban cerca a la zona, dispararan contra los agresores y se formara un enfrentamiento. Los hechos se presentaron en medio de las peticiones hechas por el secretario de Gobierno de Cali, Carlos José Holguín, a la Tercera Brigada, para extender el 'Plan Desarme' que actualmente se aplica en las comunas con mayor inseguridad a toda la ciudad, con el argumento de que en los meses en los que se ha venido aplicando la iniciativa los índices de inseguridad han disminuido. Sin embargo, a pesar de los resultados mostrados por la Alcaldía Municipal y en medio de la sensación de inseguridad que hechos como los registrados la semana pasada causan, muchos caleños parecen estar en contra de la iniciativa de un 'Plan Desarme' general. Así lo corroboran varios usuarios de Elpais.com.co, manifestando que la iniciativa permite que sean los delincuentes quienes vayan armados, dejando sin posibilidad de defensa a las posibles víctimas. "En esta ciudad la Policía no actúa y el Alcalde no se pronuncia, estamos solos a merced de los bandidos que se amparan en armas y motos que ellos si pueden utilizar, mientras que los ciudadanos de bien estamos en plan desarme", afirma Óscar Rivas, lector de Elpais.com.co. Otro de los lectores de este diario, identificado como Raumir Castro, opina que medidas como el 'Plan Desarme' "solo aplican para los buenos, para los que tienen los papeles al día, los malos cuando necesitan armas las alquilan y no les importan las restricciones". No obstante, analistas y políticos insisten en que situaciones como las de la semana pasada, por el contrario, refuerzan la necesidad de aplicar el 'Plan Desarme' para toda la ciudad. Tal es el caso de Jesús Darío González Bolaños, director del Observatorio de Realidades Sociales de la Arquidiócesis de Cali, quien afirma que la inseguridad en las calles de la ciudad se debe fundamentalmente a dos situaciones concretas. "Por un lado, falta solidaridad ciudadana entre los caleños. Pero solidaridad no significa enfrentarse a tiros con los delincuentes, sino empezar a entender que hay una autoridad y que es necesario informar constantemente a esa autoridad sobre todas las situaciones extrañas que sucedan en nuestros entornos, como movimientos poco habituales, o presencia de personas ajenas al ambiente común de las zonas, etc.", dice González. Por otro lado, continúa, hay un componente que tiene que ver con los dispositivos operativos realizados en la ciudad que favorecen a los delincuentes. "Los parques están mal iluminados, hay muchas zonas oscuras, y la presencia policial a veces no se nota. Entonces es necesario plantearse desde las autoridades competentes esas situaciones". De acuerdo con González, una presencia más notoria de la autoridad en las calles de la ciudad, a su vez debe derivar en el hecho de que sea precisamente el Estado la única entidad que controle las armas. "Deben ser las autoridades las únicas personas que porten armas. A pesar de que la gente crea que para defenderse debe tener una pistola, lo que hay que cambiar aquí es ese tipo de pensamiento y trabajar más de la mano entre la comunidad y las autoridades, a la vez que se mejore la estrategia de la Policía". Para el comandante de la Policía de Cali, corone Hoover Penilla, la medida del desarme es necesaria, en tanto ya se ha demostrado su eficacia, pero más allá de eso, Penilla hizo un llamado a la comunidad para que denuncie, pues la denuncia le permite a la Policía tener una mayor capacidad operativa. "Uno de los problemas con los hurtos y la inseguridad, es que la gente no está denunciando, y por lo tanto no tenemos manera de actuar. Tenemos que empezar a confiar más en las instituciones y no solo denunciar los robos, sino cualquier manifestación de inseguridad", afirmó Penilla. La necesidad de denunciar se hace más urgente en cuanto que, de acuerdo con cifras del Observatorio de Realidades Sociales de la Arquidiócesis de Cali, de 10 personas que han sido víctimas de algún delito, se calcula que solo dos acuden a denunciarlo ante las autoridades. De acuerdo con las cifras entregadas por la Sijín de la Policía de Cali, durante los primeros cuatro meses de este año, se han presentado 168 casos de denuncia por fleteos en la ciudad, representando la cifra una disminución de 52 casos respecto al mismo período del año pasado. Una disminución que, dice el secretario de Gobierno de Cali, Carlos José Holguín, viene de la mano con las disminuciones en general de los índices de criminalidad en la ciudad y que hacen insistir en la necesidad de la extensión del 'Plan Desarme'. "Hemos disminuido los asesinatos y los hurtos en todas sus modalidades. Esto gracias al 'Plan Desarme' y a la acción de la Policía. Tenemos que continuar por ese camino y dejar de creer que la justicia hay que tomársela por la propia mano", indicó Holguín. En eso concuerda el personero de la ciudad, Andrés Santamaría, al afirmar que "gracias al desarme se han tenido disminuciones de homicidios en toda la ciudad". Sin embargo, Santamaría ha sido claro también al afirmar que el debate también toca fibras sociales teniendo que ver con la situación de desigualdad que vive la ciudad.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad